Derechos humanosDictaduraGente y SociedadViolencia

Cuba prohíbe dejar el país a menores de edad que destacan como jugadores de béisbol

Las autoridades controlan la migración de deportistas con la misma medida que aplican para reprimir a opositores políticos, activistas y periodistas independientes.

A varios menores de edad con notables resultados como jugadores de béisbol se les ha impedido abandonar Cuba, a pesar de la voluntad de sus padres, reveló la revista digital El Estornudo la pasada semana.

Según el periodista Francys Romero, que aseguró haber accedido a familiares o personas enteradas de los incidentes, al menos cuatro adolescentes con destacada trayectoria deportiva poseen ahora mismo una «regulación migratoria», el término oficial para indicar que no se puede salir del país.

Dyan Yamel Jorge Hernández, uno de los afectados por la medida, apenas conoció su estatus en mayo pasado, cuando intentaba viajar con su padre desde el aeropuerto de Camagüey. El adolescente de 15 años participó en el Campeonato Mundial Sub-15 celebrado en Panamá durante el verano de 2018.

En ese torneo estuvieron también Frank David González Cuéllar y Eccel William Correa Viamonte, ambos «regulados».

El tunero Luis Antonio Pérez Hemminges, dos años mayor, tampoco puede dejar el país, según las fuentes consultadas por Romero.

El éxodo de beisbolistas, incluso menores de edad, es frecuente en la Isla. Los atletas salen motivados por la posibilidad de tener una carrera internacional. La decadencia del sistema deportivo cubano en materia de implementos, torneos y remuneración tampoco ayuda a mantenerse en el país.

El equipo de adolescentes cubanos que en 2016 se coronó campeón en Japón pronto se fragmentó. A un año y medio del torneo más de la mitad de los jugadores había dejado la Isla.

En abril pasado Estados Unidos bloqueó el reciente acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol y la Major League Baseball. John Bolton, el entonces asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, argumentó que «Cuba quiere usar a los jugadores de béisbol como peones económicos». Este escenario provocó que más atletas optaran por emigrar.

En una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizada este 23 de septiembre en Washington, varios participantes de Cuba se refirieron a las prohibiciones de viajar al extranjero como una de las principales estrategias del gobierno para reprimir a artistas, periodistas y activistas.

En el caso de los atletas, la «regulación migratoria» no está relacionada con circunstancias políticas sino económicas o simbólicas.

La Ley de Migración, entre las probables causas para impedir la salida del país, incluye argumentos nada específicos como «razones de interés público».

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar