CorrupciónDerechos humanosPolítica

EE.UU. denuncia que Maduro ha aprovechado la pandemia para perpetuarse

El informe diplomático sobre Derechos Humanos reitera que las elecciones de diciembre en Venezuela fueron fraudulentas

El informe anual sobre los Derechos Humanos de la diplomacia norteamericana afirma que, durante las excepcionales circunstancias de una pandemia mundial, el régimen chavista de Venezuela ha aprovechado para afianzarse en el poder, aumentando su corrupción y represión con la ayuda de sus socios cubanos. De hecho, en su listado de prioridades, este informe, relativo a 2020, asegura que «la corrupción de Nicolás Maduro agravó la terrible crisis humanitaria del pueblo venezolano», algo que lo pone al nivel solo de la guerra en Yemen, el acoso a los opositores de Vladímir Putin en Rusia, los crímenes contra la humanidad en Siria y la persecución de las minorías étnicas y religiosas en China.

Según el informe, «el régimen ilegítimo de Maduro amenazó, acosó y arrestó a periodistas, políticos de la oposición y trabajadores de la salud por informar sobre el Covid-19 y la respuesta a la pandemia. [La organización] Espacio Público documentó al menos 59 arrestos hasta septiembre por cobertura de Covid-19». Este documento, hecho público este martes, denuncia que Maduro renovó tres veces un estado de alarma emitido el 13 de marzo, alegando como motivo la pandemia de Covid-19, «y se otorgó el poder de restringir los derechos previstos en la constitución».

«El decreto de emergencia de 60 días, que por ley es renovable una sola vez y requiere un aval para ser efectivo, permite al presidente bloquear cualquier acción que considere que podría «socavar la seguridad nacional» u «obstruir la continuidad de la implementación de medidas económicas para la reactivación urgente de la economía nacional»». El informe recoge las muchas denuncias de asesinatos extrajudiciales, secuestro y tortura por parte del régimen con ayuda de los servicios de inteligencia y seguridad cubanos.

Este informe también recoge que el 6 de diciembre, «el régimen ilegítimo de Maduro organizó elecciones parlamentarias amañadas a favor del régimen, y casi 60 países y organismos internacionales declararon públicamente que las elecciones no fueron ni libres ni justas».

La diplomacia estadounidense recoge además el listado de abusos del chavismo, que es largo: «ejecuciones ilegales o arbitrarias, incluidas ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad del régimen ilegítimo de Maduro y los colectivos; desapariciones forzosas; tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte de las fuerzas de seguridad; condiciones carcelarias duras y posiblemente mortales; detención arbitraria por parte de las fuerzas de seguridad; presos políticos; graves problemas con la independencia del poder judicial; e interferencia ilegal con el derecho a la intimidad».

El informe se elabora desde 1977 y en él se analiza la situación de los Derechos Humanos en todo el planeta. Para elaborarlo, la división encargada de asuntos relativos a la democracia, los Derechos Humanos y el trabajo del departamento de Estado utiliza informes de las embajadas de EE.UU., gobiernos extranjeros y organizaciones no gubernamentales. Cada año, este detallado análisis se envía al Capitolio para que conste en el registro de las cámaras legislativas y sirva de guía para la aprobación de leyes que afecten a las relaciones exteriores del país.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba