DictaduraPolíticaRelaciones internacionales

El canciller español, en Cuba para ‘dinamizar’ las relaciones y preparar una visita de alto nivel

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Alfonso Dastis, llegó este martes a Cuba en viaje oficial para «dinamizar» las relaciones bilaterales y preparar una visita a la Isla del rey Felipe VI o del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en respuesta a la invitación de Raúl Castro, reporta EFE.

«Cuba y España son dos países muy cercanos, sus pueblos son prácticamente hermanos, nuestra presencia aquí tiene una honda raíz y queremos esa presencia a todos los niveles reforzarla desde el punto de vista institucional», dijo el ministro a los medios a su llegada al aeropuerto de La Habana.

Fuentes diplomáticas citadas por EFE dijeron que las relación entre Madrid y La Habana vive un momento de «acercamiento» y «dinamización» al que responde el número de visitas oficiales entre los dos países, la última de ellas, la del canciller cubano, Bruno Rodríguez, a España el pasado abril, cuando invitó formalmente a Rajoy y el rey a la Isla.

Sobre las posibilidades de ese viaje de Estado a Cuba, Dastis dijo confiar en que los resultados de su visita «sean muy positivos», aunque descartó que se pueda lograr una fecha definitiva.

Dastis se refirió al nuevo contexto de relaciones después de la firma del Acuerdo de Diálogo y Cooperación de La Habana con la Unión Europea (UE), un escenario que —dijo— proporciona a España «un nuevo pie para fortalecer esa relación«.

El acuerdo puso fin a la denominada «Posición Común» de la UE, que desde 1996 exigía al Gobierno cubano avances en derechos humanos y transformaciones democráticas, una política que el régimen consideraba una intromisión en sus asuntos internos.

El canciller español llegó a Cuba tras reunirse en Madrid con el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, opositor al Gobierno de Nicolás Maduro, principal aliado del régimen cubano.

A Borges, Mariano Rajoy le prometió que seguirá promoviendo en la UE medidas «restrictivas, individuales y selectivas» contra los responsables de la «represión» en Venezuela.

Tras su llegada a La Habana, Dastis se reunió con la colonia de españoles residentes en Cuba en el Gran Teatro de La Habana, sede del Centro Gallego de Cuba, un edificio «imponente y de incomparable belleza que refleja las hondas raíces de la unión entre Cuba y España», dijo.

El ministro agradeció a los representantes de la Federación de Asociaciones Españolas en Cuba y al Consejo de Residentes Españoles en Cuba «sus esfuerzos para mantener unida a esa comunidad», que ya asciende a 200.000 personas con pasaporte español.

Cuando se terminen de tramitar todas las solicitudes para aplicar la Ley de Memoria Histórica —que otorga pasaporte español a hijos y nietos de emigrantes— la cifra de españoles en Cuba superará los 300.000, lo que será la segunda comunidad más grande de Latinoamérica después de la argentina.

Para atender a todas estas personas, el Consulado español se encuentra en negociaciones con las autoridades cubanas para que faciliten un nuevo edificio en La Habana que permita concentrar en un solo espacio las dependencias consulares ahora dispersas en cinco lugares.

Además, ya está aprobada la apertura de un segundo Consulado en Santiago de Cuba, que atienda a la comunidad que vive en la mitad oriental de la Isla, recordó el ministro, quien también se reunió con el cardenal Jaime Ortega.

Este miércoles, el ministro se reunirá con la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, la única de ese tipo legal en la Isla y que alberga a casi 300 firmas, ya que fortalecer los vínculos económicos es otro de los objetivos de su visita.

España es el país con más empresas mixtas en Cuba, es el primer socio comercial de La Habana en Europa y el tercero a nivel global, además del principal inversor europeo, aunque quiere ampliar su papel en sectores como la construcción, la energía y los servicios financieros, según fuentes diplomáticas.

En los últimos años, Madrid ha vaciado su discurso de críticas al régimen castrista sin ocultar su interés en fortalecer la posición de las empresas españolas en la Isla.

Dastis se reunirá con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, visitará el Centro Histórico de la capital e impondrá la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al historiador de La Habana, Eusebio Leal.

El canciller español también sostendrá encuentros con el titular cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, y con el vicepresidente y ministro de Economía, Ricardo Cabrisas.

Por el momento, no figura en la agenda una reunión con Raúl Castro, quien recibió al exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo en su visita de mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar