Democracia y PolíticaÉtica y MoralJusticia

El exabogado de Trump lo hunde en el juicio al confirmar pagos a varias mujeres con las que tuvo relaciones

Michael Cohen, «solucionador» de Donald Trump durante la campaña electoral de 2016, afirmó que pagó por su silencio a la actriz porno Stormy Daniels y a la modelo de Playboy Karen McDougal, con las que el expresidente habría mantenido relaciones sexuales

Donald Trump y su exabogado y "solucionador", Michael Cohen

Donald Trump y su exabogado y «solucionador», Michael Cohen – AFP

 

 

Exabogado personal de Donald Trump, asesor de confianza del magnate y uno de los artífices de su victoria electoral en las presidenciales estadounidenses de 2016. Si una declaración en el juicio en Manhattan por los presuntos pagos a una actriz porno podría hacer daño a Trump, es la de Michael Cohen.

Cohen y Trump rompieron su amistad y su vínculo profesional, precisamente, después de la victoria electoral. ¿El motivo? Trump lo orillo en su equipo y no contó con él en la Casa Blanca.

Ahora, ha decidido tirar de la manta y ha empezado a ofrecer ante el jurado que juzga a Donald Trump todo lujo de detalles sobre los supuestos pagos a Stormy Daniels para evitar que la relación que mantuvieron en 2006 durante un torneo de golf en Lake Tahoe (California) saliera a la luz pocos días antes de la votación electoral.

Según confirmó el «solucionador» de Trump, él se encargó de efectuar el pago de 130.000 dólares a la actriz porno en 2017 y, además, realizó las maniobras para ocultar el pago y desvincularlo del nombre de Trump.

Afirmó que Trump le informó del asunto de Stormy Daniels y su primer pensamiento fue que sería catastrófica para la campaña electoral. Trump le habría pedido que postergara la trascendencia de la historia «tanto como pudiera, hasta después de las elecciones: ‘Si gano, seré presidente, y si pierdo, a nadie le va a importar’».

Cohen aseguró en su testimonio que el motivo por el que Trump quería enterrar la historia no era para no avergonzar a su esposa, Melania, sino para evitar que perjudicara a la campaña electoral.

Explicó que tras recibir la información de que Daniels estaba dispuesta a difundir la historia, acudió a la Torre Trump para pedir instrucciones.

El magnate y candidato republicano le exigió, muy enfadado, que se encargara del asunto.

El asunto Stormy Daniels no habría sido el único en el que intervino el abogado Cohen para proteger a Trump de sus propios deslices.

Afirmó también que creó una compañía fantasma para esconder el presunto pago de 150.000 dólares a la modelo de Playboy Karen McDougal por su silencio después de mantener, según la denuncia, relaciones sexuales con ella durante diez meses.

Cuando Cohen le preguntó a Trump qué quería hacer con la historia que McDougal amenazaba con difundir, le contestó: «Asegúrate de que no salga». Eso implicaba que «necesitábamos adquirir la historia».
Cohen presentó como prueba una grabación que hizo de una conversación con Donald Trump en la que el magnate le preguntaba a su solucionador cuánto costaría el silencio de McDougal, y entonces surgió la cifra de 150.000 dólares.

Pese al pago, la historia salió a la luz en 2018 cuando McDougal declaró ante los micrófonos de la CNN que mantuvo una relación extramatrimonial en Trump en 2006, entre otros sitios, en el mismo torneo de golf en Lake Tahoe donde también mantuvo relaciones con Daniels.

Pero el caso de los pagos a mujeres para silenciar relaciones extramatrimoniales podría crecer. Y es que el mismo Cohen declaró que Trump advirtió a su equipo de campaña, al inicio de su candidatura, que surgirían «muchas mujeres» reclamando dinero.

Como solucionador del futuro presidente, Cohen también habría tratado de «darle un giro» al escándalo causado por la conversación de Trump y el presentador Billy Bush durante la filmación del programa Access Hollywood.

En la grabación, cuando supuestamente los micros estaban cerrados,Trump realizó unas declaraciones irrespetuosas hacia las mujeres. La publicación del contenido en el Washington Post en la víspera del debate electoral con Hillary Clinton causó un terremoto en la campaña republicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba