Derechos humanosDictaduraDiscursos y DocumentosPolítica

El Partido Demócrata Cristiano de Cuba llama a votar NO al referendo constitucional

El pasado 14 de noviembre el Partido Demócrata Cristiano de Cuba (con sede en Miami), junto a otras organizaciones, entregó a la Asamblea Nacional del Poder Popular una amplia propuesta de modificaciones al proyecto de Constitución. Como otros miles de cubanos, lo hicimos cumpliendo las formalidades y dentro del plazo exigido.

La Constitución aprobada el 22 de diciembre por la Asamblea Nacional del Poder Popular no orienta a Cuba hacia una sociedad justa, próspera y democrática. Tampoco ha contemplado aquellas propuestas presentadas por la población que desentonan con  la estrategia continuista del Gobierno.

El Partido Comunista y Miguel Díaz Canel no han tenido en cuenta las grandes necesidades de los cubanos y han optado por mantener a la población dentro de callejón sin salida que es el sistema marxista leninista. Ni siquiera les ha sensibilizado la actual crisis nacional de la alimentación y el transporte, ambas relacionadas con el fracasado sistema económico que, desde hace más de medio siglo, ha sembrado la miseria, la desesperanza y el éxodo en la familia cubana.

Esta Constitución sigue dando todo el poder al Partido Comunista, el único legal, no reconociendo la pluralidad política de la sociedad cubana; cierra las puertas a una reforma general y pacífica del régimen suplantando la libre voluntad del pueblo, que es en quien reside la soberanía;  el ejercicio de los derechos sigue condicionado a los fines de la sociedad socialista; mantiene al Estado como principal ente económico y el reconocimiento de algún derecho en este ámbito, tiene muy poco calado y pareciera obedecer a una estrategia para “legalizar” intereses patrimoniales de unos pocos y de sus nuevos herederos.

En lo que se refiere a la familia, el texto constitucional es muy pobre. El Estado mantiene el monopolio absoluto sobre el sistema educativo, lo cual le permite continuar la tradición de la completa ideologización y el adoctrinamiento de los niños incluso en contra de la voluntad de sus padres. En cuanto a la concepción del matrimonio, cuestión que ha generado un inusual y candente debate, el Partido Comunista ha optado por una fórmula en la que no se sabe ya ni en qué consiste dicha institución, y además dice que la someterá a referéndum.

Desde el punto de vista humanista cristiano, desde los valores de la libertad individual, y desde el propósito de la democracia y el progreso nacionales, es muy difícil respaldar esta constitución del Partido Comunista, pues no evidencia una solución para los más necesitados, no respeta los derechos humanos, no impulsa a Cuba hacia una sociedad próspera y solidaria, donde la dignidad humana y el respeto a la vida sean prioritarios.

Por ello, hacemos un llamado a los humanistas cristianos y a los cubanos de buena voluntad, a que voten NO en su boleta el próximo 24 de febrero de 2019.

Hacemos igualmente un llamado a la comunidad democrática internacional para que exijan que el proceso de referéndum se lleve a cabo con transparencia y con la posibilidad de que la opción del NO tenga las mismas garantías legales que tiene la opción del Partido Comunista.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Cerrar