Democracia y Política

El silencio de Michelle Bachelet en la peor crisis del Partido Socialista

La ex Mandataria se ha mantenido al margen del conflicto que se desató en el PS, tras las elecciones del pasado 26 de mayo. Distinta actitud que tuvo en ocasiones anteriores cuando envió mensajes a través de cartas o videos que se transmitieron en diversas instancias del partido. Incluso, durante su periodo en ONU Mujeres hizo llegar una misiva a la colectividad, definiendo los desafíos de la oposición. Ayer, el conflicto socialista estuvo lejos de terminar luego de que el comité central reeligiera a Álvaro Elizalde en la presidencia.

Ayer el comité central del Partido Socialista estuvo lejos de despejar la crisis que enfrente la colectividad. La instancia partidaria reeligió a Álvaro Elizalde en la presidencia y a Andrés Santander en la secretaría general. El encuentro socialista terminó por «atomizar» aun más el ánimo de la disidencia. A pocos minutos de que comenzara la cita en el ex Congreso, el ex ministro Germán Correa impulsó una moción para generar una mesa unitaria. Alternativa que fue descartada por la lista ganadora.

Lo anterior motivó que la disidencia se retirara del comité central y de participar en la directiva. Sin embargo, la mesa liderada por Elizalde dejó libre las dos vicepresidencias que le correspondían a la nómina de la diputada Maya Fernández. La decisión del comité central se dio tras 41 días de divergencias entre los distintos sectores del PS: acusaciones de clientelismo y de narcopolítica.

De hecho, tanta fue la molestia contra la conducción de la colectividad que, incluso, volvieron a la esfera política figuras emblemáticas como los ex ministros José Antonio Viera-Gallo, Germán Correa y el ex subsecretario Mahmud Aleuy. Pero hubo un nombre que durante esta crisis se mantuvo al margen, el de la ex Presidenta Michelle Bachelet.

En el PS explican que uno de los últimos contactos que se tuvo con la Alta Comisionada de Derechos Humanos fue en agosto pasado, pocos días antes de que partiera rumbo a Ginebra. Desde entonces, el contacto ha sido escaso.

Incluso, comentan, que la desconexión partidaria de la ex Mandataria ha sido tal que tampoco envió un emisario para “poner orden” en el conflicto marcado por el enfrentamiento de dos de sus ex voceros de gobierno: Elizalde y Marcelo Díaz. El actual escenario, incluso, fue calificado por el ex presidente del partido, Ricardo Núñez, como el «más difícil que ha vivido el PS desde el momento que recuperamos la democracia».

A pesar de su ausencia en la contingencia nacional, son varios los militantes del PS que recuerdan su participación en los eventos partidarios, incluso, en sus días en ONU Mujeres también tuvo palabras para el partido.

Se necesita más proyecto y menos ingeniería electoral. Se necesita más equipo y menos personalismo. Más relato y menos recetas”, dijo en 2011 Bachelet al PS.

Por esos días, Bachelet envió una carta -desde Nueva York- donde definió los desafíos de la oposición. La lectura de la misiva de cuatro carillas encendió una ovación en la inauguración del 29º Congreso socialista de mayo de 2011. En el texto, la ex Presidenta definió los desafíos de la oposición, su cercanía con el PS y definió el camino de la oposición tratar de recuperar el gobierno.

“Se necesita más proyecto y menos ingeniería electoral. Se necesita más equipo y menos personalismo. Más relato y menos recetas”, transmitió en esa ocasión Bachelet. Incluso, en el encuentro partidario estuvo presente Ángela Jeria, madre de la ex Mandataria.

En esos momentos las palabras de la hoy Alta Comisionada tomaban especial relevancia porque su nombre sonaba con fuerza para un segundo gobierno. De hecho, algunos parlamentarios como Isabel Allende, Marcelo Díaz y Juan Luis Castro presentaron un documento promoviendo la idea de un pronunciamiento en torno a la repostulación de Bachelet. A pesar del interés, la mesa del entonces presidente de partido Osvaldo Andrade optó por evitar la “bacheletización” del encuentro, especialmente, por su cargo en Naciones Unidas.

Quiero agradecer a mi partido por la lealtad con que siempre me han acompañado, anteponiendo los intereses del país por sobre los propios”, comentó en 2017 la ex Mandaria.

Cinco años después, también en un congreso ideológico, Bachelet se dirigió nuevamente a su partido. Eso sí, las palabras llegaron mientras cursaba su segundo mandato. A fines de enero de 2016, la ex Jefa de Estado se excusó de no asistir al encuentro socialista, pero envió un mensaje a través de un video grabado en La Moneda, donde agradeció la “lealtad” del PS con el programa de gobierno a pesar de “las complejidades” del proceso político.

«Si hacemos las cosas bien, la Nueva Mayoría seguirá siendo mayoría», dijo. Y en el acto, que contó con la presencia de su ex jefa de gabinete Ana Lya Uriarte, le pidió a su colectividad que no dejara ningún esfuerzo por hacer para que la coalición enfrentara con éxito los desafíos futuros.

En esos momentos la contingencia política para la gestión de Bachelet no era fácil, por esos días el Ministerio Público había formalizado a su nuera Natalia Compagnon por el caso Caval. De hecho, la ex Mandataria leyó una declaración de poco más de un minuto donde señaló que “desde el corazón quiero decir que han sido tiempos difíciles, para mí y para mi familia, muy dolorosos”.

Al año siguiente, en 2017, Bachelet tampoco se abstuvo de enviarle un mensaje de felicitaciones al Partido Socialista en su 84º aniversario. Ese 21 de de abril, le agradeció la “lealtad” a su colectividad a través de una carta de dos páginas. Incluso, saludó a la directiva de Elizalde que había asumido pocos días antes.

Vaya también mi saludo y felicitaciones a la nueva directiva del PS asumida hace unos pocos días atrás. Les deseo todo el éxito frente a los grandes desafíos que deberán asumir”, decía entonces en la misiva. Y agregaba: “Aquí está hoy el Partido Socialista, asumiendo sus tareas de Gobierno con la seriedad y responsabilidad que es su impronta. Yo quiero agradecer a mi partido por la lealtad con que siempre me han acompañado, anteponiendo los intereses del país por sobre los propios”.

Uno de los últimos gestos políticos de la ex Mandataria se produjo también en 2017, luego de que el comité central del PS optara por bajar la candidatura presidencial de Ricardo Lagos. Por esos días, Bachelet le envió una carta al ex Presidente.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar