DemocraciaGente y SociedadPolíticaRelaciones internacionales

La cifra de la semana: 0

Es difícil encontrar un número que ponga en evidencia las diferencias entre los mitos y las realidades acerca de una ciudad fronteriza. Este número lo logra.
¿Cuántos asesinatos ocurrieron en 2018 en McAllen, una ciudad fronteriza al sur de Texas, centro del sector más ajetreado de la Patrulla Fronteriza y del lugar donde se liberan a miles de solicitantes de asilo provenientes de Centroamérica?
Cero.
Es correcto: McAllen presentó cero homicidios en 2018, cifra que bajó de los siete registrados en 2017, tres en 2016 y dos en 2015.
¿Cómo sucedió esto?
Justo del otro lado de la frontera, en algunas partes de México, los cárteles del narcotráfico han desatado la violencia, pero esta no ha cruzado hacia McAllen. Los migrantes indocumentados y las drogas se contrabandean por McAllen, pero la ciudad es principalmente un punto de cruce, no un destino para ese flujo de gente y drogas.
La tasa de cero homicidios en 2018 es parte de un patrón generalizado de baja criminalidad en la ciudad texana, que tiene una población de 142.000 habitantes. En 1991, alrededor de 2150 automóviles fueron robados en McAllen. El año pasado esa cantidad cayó a solo 55.
En este momento tenemos el índice de criminalidad más bajo que se ha visto en McAllen en 34 años”, comentó el jefe de policía de la ciudad, Víctor Rodríguez. “La crisis no es en la frontera. La crisis se encuentra en los puntos de destino. Eso es lo que suele pasar inadvertido todo el tiempo”.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar