DeclaracionesEleccionesÉtica y MoralPolítica

La clase magistral de Alberto Fernández en Madrid

El favorito para suceder a Macri ofreció en la universidad de la tesis de Sánchez una lección reciclada en la que puso a Chávez y Evo Morales como ejemplos de cómo ser efectivo en campaña

El aniversario del descubrimiento del plagio de la tesis de Pedro Sánchez prácticamente coincidió con la visita de Alberto Fernández a Madrid. Ironías del destino, la universidad que le dio cum laude al trabajo copiado por el presidente en funciones, es la misma que abrió sus puertas al candidato argentino que se presenta a las elecciones de la mano de Cristina Fernández de Kirchner y se perfila como favorito para suceder a Mauricio Macri en la Presidencia. Fernández, que dio una versión en modo «relato» kirchnerista de su estancia en Madrid, se supone que, además, pronunció una clase magistral en la Universidad Camilo José Cela pero, una vez más, la realidad enderezó los renglones retorcidos de su historia.

El ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y de su viuda sorprendió con un gesto didáctico a los estudiantes (una veintena) y al puñado de invitados de la facultad (no más de diez). El profesor Fernández, advertido del auditorio, pidió identificar a los que no eran alumnos (técnicos, exuniversitarios, etc) y les dio el siguiente mensaje: Prohibido pedir la palabra, prohibido grabar, prohibido tomar imágenes, prohibido reproducir contenidos, prohibido comentar y casi, casi, prohibido mirar.

Tras ese arranque, Fernández, el más votado en las Primarias con un resultado que, si se confirma en la primera vuelta, le dejaría en el umbral de la Casa Rosada, desplegó sus conocimientos en campañas políticas y desarrolló esa clase «genuina» para la que estaba convocado. El caso es que el profesor debía estar inquieto por la expectación levantada (desde lo del plagio de Sánchez, todo lo de esta universidad se mira con lupa) y «por las dudas» de que se le viniera la noche, confesó que había estado muy ocupado y que la clase nueva, en realidad, era una vieja del 2012 brindada en Salamanca. Los alumnos se miraban incrédulos y los otros, los que tenían prohibido hasta pronunciar su nombre, se quedaron mudos de verdad. Así las cosas, el «docente» y candidato del Frente de Todos, avanzó en el tema y para ilustrar mejor cómo ser efectivo en campaña, ofreció de ejemplo las de Hugo Chávez, Evo Morales y su compañera Cristina Kirchner. Éxitos, que diría la ministra de Justicia, garantizados.

 

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar