Ética y MoralOtros temasPeriodismoPolítica

La Moncloa acepta un sistema de videoconferencias para hacer preguntas en directo

Varios medios, entre ellos ABC, habían decidido no participar más en las ruedas de prensa si las preguntas seguían siendo filtradas por el secretario de Estado de Comunicación

Tan solo hizo falta unirse. La Moncloa rectificó y aceptó un nuevo sistema para sus ruedas de prensa después de que varios medios de comunicación, entre ellos ABC, decidieran no participar en las convocatorias si las preguntas seguían siendo filtradas previamente por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, lo que provocaba que éste conociera su contenido antes de ser respondidas por el Gobierno. Los periodistas preguntarán ahora mediante videoconferencia y en directo, como habían venido reivindicando.

El Gobierno tuvo que aceptarlo después de las críticas de los profesionales de la profesión, suscritas por las asociaciones mayoritarias, que ponían como ejemplo las ruedas de prensa realizadas en directo en otros países, así como las convocadas las últimas semanas por Partido Popular y Ciudadanos.

El nuevo método viene a aceptar prácticamente la propuesta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), que era muy similar a la realizada por los periodistas que cubren habitualmente información del Gobierno. La rectificación del Gobierno fue recibida «positivamente» por las asociaciones y los periodistas. Mediante una carta enviada a los medios, la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC) optó finalmente por un sistema en directo en el que los 79 medios con presencia habitual en las ruedas de prensa del Palacio de la Moncloa podrán «autogestionar sus turnos», mediante «grupos», según los criterios que ellos decidan previamente.

Asimismo, explicaron, será La Moncloa quien «ayude» a gestionar las intervenciones de los periodistas restantes. El nuevo sistema consiste en dividir en dos el grupo de Whatsapp creado para las convocatorias del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los ministros y el Comité Técnico que gestiona la crisis del coronavirus. Un grupo en el que participan 160 medios de comunicación y más de 250 personas. Por ello, Miguel Ángel Oliver asegura en su carta que el mecanismo de reparto será «aleatorio, público y verificable».

Pero, precisamente, el Gobierno rechazó el viernes una propuesta muy similar, enviada por las asociaciones y los periodistas habituales, porque consideró que «se quedaba muy corta». La «fórmula mixta», propuesta por APM y FAPE, también pretendía que los habituales pudieran preguntar en grupos de «cinco o seis» y el resto de medios fuesen filtrados por la SEC. No obstante, La Moncloa lo rechazó y durante el fin de semana las ruedas de prensa del Gobierno, incluida la del presidente este sábado, y la de los los técnicos, volvieron a hacerse mediante el filtrado previo de las preguntas.

Unidad del gremio

Fue con las resistencias de la SEC a rectificar, que trasladaba a los periodistas la responsabilidad de articular otro modelo, cuando la presión de la prensa se endureció. En la tarde del sábado se produjo el plante de importantes medios de comunicación. ABC asumió la decisión editorial de no participar en las ruedas de prensa a modo de protesta, al considerar que enviar preguntas supondría colaborar en una vulneración del derecho a la información, recogido en el artículo 20 de la Constitución Española.

La iniciativa la tomó este diario en conjunto con «El Mundo», y después se unieron más medios como la agencia «Colpisa», las cabeceras regionales del grupo Vocento, «La Razón», «Vozpopuli», «Ok Diario», «Libertad Digital» y «EsRadio».

Las asociaciones de prensa exhortaron al Gobierno a cambiar de método después de que se publicase el manifiesto «La libertad de preguntar», que ha sido firmado por más de 500 periodistas de todos los medios de comunicación de España, de líneas editoriales muy variadas. Para «garantizar que los medios de comunicación puedan realizar su función sin mordazas y sin dificultades añadidas», según defiende el texto.

La APM y la FAPE celebraron la propuesta de La Moncloa. «Valoramos positivamente este planteamiento y te instamos a su inmediata puesta en marcha», firmaron sus presidentes, Juan Caño y Nemesio Rodríguez, en respuesta a Oliver. Por su parte, la Red de Colegios Profesionales de Periodistas exigió que el sistema garantice la videoconferencia, que no se revele el contenido de la pregunta por anticipado y que se pueda repreguntar en «pluralidad» y «equidad».

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar