Democracia y PolíticaRedes sociales

Los aprendizajes del Presidente Boric

 

 

 

En una sorpresiva declaración hecha en la presentación de un libro el jueves 17 de mayo, el Presidente Gabriel Boric reconoció haberse dedicado demasiado a estar “constantemente peleando y discutiendo a través de redes sociales”cuando era diputado. Boric dijo que, como Presidente, ha aprendido que esa no es una buena práctica. Sus dichos son un sabio consejo para muchos otros líderes políticos chilenos y latinoamericanos que le dedican demasiado tiempo a las peleas en redes sociales. Lamentablemente, el aprendizaje del Mandatario para evitar las peleas y polémicas innecesarias en redes sociales no se ha extendido a sus declaraciones en medios tradicionales y en actividades oficiales.

En sus poco más de dos años en el poder, el Presidente Boric nos ha sorprendido varias veces para bien. Algunas de sus responsables decisiones como Presidente contrastan profundamente con las irresponsables posiciones que tomó como diputado. Su rechazo a los retiros de los fondos de pensiones desde que llegó a La Moneda refleja un nivel de responsabilidad que Boric nunca tuvo cuando fue vociferante diputado de oposición. Mientras el Boric Presidente ha defendido recientemente a Carabineros, el Boric candidato hizo campaña prometiendo refundar a la institución policial. Mientras el Boric diputado se opuso tenazmente al acuerdo del TPP-11, el Boric Presidente terminó por actuar responsablemente y ratificar el tratado.

En algunas dimensiones, el Presidente ha demostrado un loable aprendizaje en el cargo. Es verdad que normalmente, uno no pensaría que La Moneda es un lugar para que la gente experimente importantes aprendizajes de vida. Pero ya que la gente lo escogió como Presidente, es mejor que Boric aprenda lecciones importantes que lo ayuden a tomar mejores decisiones y a guiar de mejor forma el timón de su gobierno.

Pero Boric también ha sorprendido para mal. Su decisión de indultar a criminales con amplio prontuario a fines de 2022, con la excusa de que eran luchadores sociales, dejará una marca indeleble en su legado como Mandatario. En el primer aniversario del estallido social, el Presidente volvió a acusar a Carabineros de violaciones sistemáticas a los derechos humanos durante el estallido social. En semanas recientes, Boric ha vuelto a sorprender con innecesarias polémicas declaraciones. Aseguró no haber festinado con el «perro matapacos» durante el estallido social, pero a las pocas horas apareció evidencia que demostraba lo contrario.

En una improvisada y desatinada crítica hace unas semanas, Boric también arremetió contra el empresario Andrónico Luksic, haciendo referencia a una supuesta mejor disposición de su hermano, Jean Paul Luksic, a trabajar con el gobierno. El Presidente tuvo el mal gusto de usar los distintos apellidos maternos de los hermanos para resaltar lo que considera una diferencia en la disponibilidad de ambos empresarios para trabajar en colaboración con el gobierno. Luego, en entrevista de radio hace unos días, demostrando poco conocimiento sobre cómo funciona el negocio de la banca, el Presidente acusó a los bancos de “coñetes” por, presumiblemente, no ayudar a reactivar la economía siendo más activos en el otorgamiento de créditos, especialmente al sector de la construcción.

Los dichos de Boric han sido acompañados por igualmente desafortunados dichos de algunos de sus ministros. El titular de Hacienda, Mario Marcel, hace un par de días acusó a las AFP de hacer demasiada publicidad y engañar a la gente. Varios de los ministros han acusado a la oposición de obstruccionista porque los legisladores de derecha no quieren votar a favor de proyectos que el gobierno quiere impulsar, pero que van contra los valores y principios de la derecha.

Es verdad que el Presidente Boric ha sido mucho más cauto con sus redes sociales ahora que es Presidente que cuando era diputado. Pero Boric ha sido mucho menos cuidadoso para evitar hacer declaraciones públicas que generan polémica y causan innecesarias confrontaciones con actores políticos con los que el gobierno necesita cooperar.

En las últimas semanas, Boric se enfrascó en innecesarias polémicas a través de sus declaraciones públicas reproducidas múltiples veces en medios tradicionales de comunicación. Da la impresión de que, al criticar a sus pares de la región que les dedican mucho tiempo a las polémicas en redes sociales, Boric olvidó que él ha cometido el mismo error de levantar innecesarias polémicas. Es de esperar que los aprendizajes de los que ha hablado el Presidente Boric le ayuden a evitar el uso innecesario de adjetivos calificativos negativos cuando use la privilegiada tribuna que tiene para poner temas en el debate público.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba