Derechos humanosDictaduraEconomíaHistoriaPolítica

Marcelino Miyares: Una Bitácora Cubana (CIII)

 

1Cristo ha resucitado! ¡Cuba también resucitará!

Hermosa frase de Dagoberto Valdés Hernández, en Convivencia, a raíz de celebrarse una vez más la resurrección de Jesucristo en todo el mundo, pero con clara referencia a la tragedia causada por el castrismo luego de más de seis décadas.

Bien dice Valdés que dicha resurrección es “el acontecimiento más trascendental de la historia humana”. Y destaca asimismo que “El cristianismo es la única religión en que Dios se baja del Cielo y se hace humano para que todos los humanos compartamos su condición divina como hijos de Dios”.

Ello no implica irrespetar otras religiones o convicciones. El mensaje cristiano es de esperanza, de buena nueva, no de exclusión o división. Es, como bien se llama la revista donde escribe Dagoberto, de “Convivencia”.

Sigamos con extractos de la nota:

En este lunes de resurrección de 2024 en Cuba, deseo compartir con ustedes, mi fe de que:

-Si la resurrección de Cristo es la fiesta de nuestra liberación del mal, de la muerte y de toda cadena, entonces para Cuba también habrá una mañana de libertad de toda opresión.

-Si la resurrección de Cristo es la justicia y el premio de todos los que a lo largo de la historia han sido injustamente condenados, encarcelados, torturados, ejecutados y desaparecidos, entonces en Cuba, nadie injustamente sancionado, oprimido, perseguido, maltratado, repudiado, fusilado, o desaparecido en el mar o en la selva, quedará sin justicia, sin memoria agradecida y sin premio eterno.

-Si la resurrección de Cristo es la mayor prueba de que Dios es Dios, el único Dios, el único Señor, el único Mesías, el único Salvador, entonces nada en Cuba es eterno. Nadie se puede constituir en Dios. Nadie es señor de nuestras vidas. Nada dura eternamente. Y los cubanos no debemos creer que esto será eterno. Ni debemos creer en ningún hombre, ni sistema, ni Estado, que intente ocupar el lugar de Dios. Fuera de Dios no hay más mesías, ni más redentor, ni nadie que pueda salvarnos, ni por su poder, ni por la fuerza. Creemos en un solo Dios. Todo lo demás pasará. Estoy absolutamente seguro. Solo Dios salva. Ningún hombre es Dios, ningún Estado tiene el poder de Dios. Todos pasarán. “Solo Dios basta”. Esta es la Buena Noticia de la Resurrección de Jesús.

-Si la resurrección de Cristo ha sido la luz para millones de personas de toda cultura, entonces la oscuridad de Cuba se acabará. Se terminarán las tinieblas del comunismo. Se terminará la noche de la muerte de este pueblo. Cuba verá pronto la luz. Y solo entonces comprenderemos la terrible profundidad de las tinieblas en que fuimos hundidos. Pero estoy seguro de que la Luz siempre triunfa sobre las tinieblas. (…)

-Si la resurrección de Cristo es el triunfo de la verdad, entonces Cuba pasará de agonizar en una vida en la mentira para resucitar a una vida en la verdad. Y la verdad nos hará libres (…).

-Si la resurrección de Cristo es el triunfo del verdadero hombre nuevo, entonces Cuba sanará el alma de la nación en la Isla y en la diáspora. Cuba podrá sanar el daño antropológico causado por el totalitarismo que ha convertido a los cubanos en “hombres viejos”, cansados, desilusionados, desarraigados, sin proyecto de vida. Creo que, así como podremos reconstruir económica, política y socialmente nuestra nación, también podremos alcanzar la sanación del daño antropológico, con tiempo, con una sistemática educación ética y cívica, con el cultivo del proyecto humanista de Varela y Martí, con la reconstrucción del tejido entrañable y fraterno de la nueva sociedad civil cubana.

Todo lo que ha sufrido Cuba terminará… y nuestra Patria se levantará de este sepulcro para resucitar a una vida nueva, próspera y feliz.

 

 

Protestas en Santiago de Cuba

 

2 Dagoberto Valdés: Lecciones del 17M, escenarios y propuestas

Ante las más recientes protestas en Cuba, el pasado 17 de marzo, Dagoberto Valdés tiene también importantes nociones que compartir. En tal sentido, en nota publicada en “Reporte Católico Laico”, identifica diversos posibles escenarios que se pudieran presentar ante esta grave crisis interna que no sólo se mantiene, sino que se incrementa, de la cual las protestas son manifestaciones externas, espontáneas y pacíficas de la misma.

Comenzaron en Santiago de Cuba y continuaron en Bayamo, El Cobre y otras zonas de la Isla, y como bien dice Dagoberto “no son solo un gesto de desesperación del pueblo cubano sino un nuevo grito de alerta para que todos nos demos cuenta de la grave crisis interna, del peligro que supone no atender a la voz del pueblo, y de la gravísima responsabilidad de los que ejercen el poder y de cada ciudadano cubano”.

Quedan callados quienes afirmaban que no se repetirían las voces de protesta del 11 de julio de 2021; como bien destaca Dagoberto “mientras no se resuelvan las causas seguiremos encontrándonos con las consecuencias”.

Con claridad, enfatiza el analista:

“Lo peor del 17M es que las autoridades intenten disminuir sus dimensiones, banalizar sus demandas, o colocar su origen fuera del país. Todos sabemos que la raíz de todas estas protestas es precisamente la crisis interna. Y esa crisis no tiene como su causa más profunda la falta de electricidad, o el hambre, o la falta de medicinas, o la inflación galopante, entre otras muchas. La causa profunda del colapso multiorgánico que sufrimos los cubanos es la falta de libertad, es la cerrazón al cambio sistémico.

Por ello, es por lo menos una falacia y una manipulación contraponer las demandas de los manifestantes que gritaban por la falta de corriente eléctrica y comida, con los que gritaban libertad, patria y vida. Es verdad que en otros países también se demandan estas cosas materiales, pero en Cuba, debido a sus sistema económico y político que controla todo, la falta de comida y la falta de libertad tienen el mismo origen. La demanda de corriente y los gritos de Patria y Vida tienen la misma causa: el sistema.

Caer en estas distinciones constituye una falta de respeto a todos los cubanos que sabemos que toda demanda económica en un sistema totalitario está indisolublemente unida, no principalmente a la incompetencia o el mal gobierno de algunos ministros, sino al modelo socioeconómico y político que controla, bloquea y reprime tanto la libre producción de bienes materiales como el ejercicio de los derechos y libertades de todos los cubanos”.

 

Si tenemos certeza sobre las causas del desastre cubano, del inmenso daño antropológico causado por el castrismo, es evidente pensar que el cambio no puede impedirse, si queremos remediar a fondo la desgracia.

¿Cuáles, según el autor, son los posibles escenarios a prever?

  1. El volcán: Es proseguir sin cambiar nada hasta que las explosiones sociales se hagan de tal magnitud que resulten incontrolables. El caos, la violencia, la cuota de sufrimiento que esto traería creo que no es lo que desean la mayoría de los cubanos.

 

  1. El avión: Se trata de que la huida de una cifra aún mayor de cubanos, e incluso de los que ejercen algún tipo de poder, dejen al país en el desorden o en manos inexpertas o peores. La solución sería la asunción de un nuevo liderazgo que abra la puerta al cambio.
  2. El reloj: Es el escenario en que todo se para o se ralentiza en espera de algún acontecimiento “milagroso” o de una salida biológica natural o sencillamente el aferrarse a la inercia del poder. Esto empeoraría todo lo que ya estamos sufriendo y abriría la puerta a cualquier otro de los escenarios.
  3. El cambio fraude: Es aquel escenario en que se cambia solo la parte económica sin cambio político. Es el gatopardismo. Es presentar que, automáticamente, los cambios empresariales, en manos de unos pocos, traerá el cambio político. Los estudios demuestran que eso solo ha ocurrido en aquellos países con una formación ética y cívica significativa, que lleva a los ciudadanos a exigir los cambios políticos. En aquellos países, como Cuba, que sufrimos un analfabetismo ético y cívico, un daño antropológico y una desintegración del tejido libre de la sociedad civil, eso es cambio fraude. En este escenario priman los intereses económicos sobre los derechos humanos.
  4. La transición pacífica, ordenada, ágil y verdadera: Este sería el mejor de los escenarios para todos los cubanos. Se trata de abrir los canales para un cambio verdadero. Para ello es necesario una hoja de ruta donde se vaya evaluando paso a paso, y que compruebe y denuncie si lo que está sucediendo es el tercer escenario: es decir, ganando tiempo. Existen en el mundo suficientes ejemplos en que este escenario ha sido exitoso, algunos de ellos con culturas y religión similares a las nuestras: España, Portugal, Polonia, Chequia, entre otras. Decir que en Cuba este escenario no es posible es cerrar la mejor puerta al cambio y, además, menospreciar la capacidad y el talento del pueblo cubano. Solo bastaría la voluntad política cuando la grave crisis interna solo deje espacio a los anteriores escenarios. No esperemos a ese momento.

 

Por supuesto que prefiero y trabajo para que Cuba pueda salir de esta noche oscura por el mejor de los escenarios: la transición pacífica”.

 

 

Seis pasos para salvar a Cuba", proponen activistas y periodistas de Camagüey

 

3Periodistas y activistas camagüeyanos proponen seis pasos para salvar a Cuba

En nota publicada en CubitaNOW se reseña una reunión realizada en Camagüey el pasado 21 de marzo, de periodistas y activistas de derechos humanos que presentaron una declaración en apoyo a las protestas antigubernamentales que se dieron entre los días 17 y 18 del marzo en diferentes ciudades cubanas.

Los firmantes hicieron pública una declaración con seis puntos o “pasos” que lleven a la solución de los graves problemas que está sufriendo Cuba. Por su interés, la reproducimos:

 

Una nota del medio independiente La Hora de Cuba así lo explicó, al tiempo que detalló que los primeros firmantes fueron los periodistas José Luis Tan y Henry Constantin; los activistas Madelyn Sardiñas, Bárbaro de Céspedes y Ailex Marcano (madre del preso político del 11J, Ángel Jesús Véliz); y la actriz y miembro de la junta directiva de La Hora de Cuba, Iris Mariño.

Hasta la fecha, las protestas en localidades como la ciudad de Santiago de Cuba, El Cobre y Bayamo, dejan un registro de 32 detenidos, según la ONG Prisoners Defenders. Apagones prolongadados, crisis alimentaria, ausencia de libertades fundamentales y otras causas llevaron a miles de cubanos a salir a las calles en el mes que concluye.

Sin soluciones visibles de parte del régimen, los problemas podrían persistir y agudizarse en los meses venideros. De momento, les dejamos con este documento que suscribe el grupo de personas cívicas en la urbe agramontina:

DECLARACIÓN DE CAMAGÜEY

Nosotros, cubanos que compartimos los mismos problemas de quienes se han manifestado públicamente en diferentes partes del país, y que al igual que ellos sufrimos carencias y necesidades, padecemos la crisis económica y social, y sentimos los mismos deseos de libertad y prosperidad, queremos afirmar nuestra convicción de que para solucionar los problemas de Cuba se necesita que los cubanos demos estos seis pasos:

1️ El respeto y apoyo a las manifestaciones pacíficas que reclaman libertad y mejores condiciones de vida.

2️ La eliminación de todas las barreras que frenan absurdamente la economía, de modo que se favorezca el desarrollo del sector privado, y se potencien las importaciones, la agricultura y ganadería, el comercio, la propiedad y la empresa privadas, así como el fin de las trabas al ejercicio privado de las profesiones y de la inversión.

3️ La liberación de los presos políticos y el cese de cualquier persecución a los cubanos por expresarse, organizarse o manifestarse pacíficamente.

4️ La redirección inmediata de los recursos estatales malgastados en represión y propaganda políticas, en las mal llamadas “organizaciones de masas”, en la construcción de hoteles o en la burocracia ineficiente, hacia sectores en crisis como la salud pública, la generación de electricidad, y la atención de ancianos y de otros grupos más vulnerables.

5️ La eliminación del control del Partido Comunista sobre la constitución, los tribunales, las fuerzas armadas y policiales, la economía, los gobiernos nacional y locales y el sistema electoral.

6️ La convocatoria inmediata de elecciones presidenciales, generales y legislativas, abiertas y pluripartidistas, bajo estándares democráticos reconocidos internacionalmente y con observación independiente, y a celebrarse en un plazo no mayor de seis meses.

Firmamos presencialmente esta Declaración de Camagüey, el 21 de marzo de 2024:

Bárbaro de Céspedes, profesor, activista por los derechos humanos y exprisionero político. . Fue liberado el pasado 20 de febrero, tras cumplir dos años, cuatro meses y 10 días de cárcel por participar en las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio de 2021 (11J).

Iris Mariño, actriz y miembro de la junta directiva de La Hora de Cuba. El 11J, estuvo entre las personas detenidas en la ciudad y pasó una decena de días en los calabozos de la Seguridad del Estado en Camagüey.

Ailex Marcano, madre del preso del 11J Ángel Jesús Véliz y activista por la libertad de los presos políticos

José Luis Tan, periodista independiente y colaborador de CubaNet. Fue expulsado a fines de 2022 de su trabajo como profesor en la Facultad de Lenguas y Comunicación de la Universidad de Camagüey, debido a su actividad de denuncia contra el régimen en las redes sociales. En la actualidad, el joven periodista participa en una red de ayudas a personas necesitadas en Camagüey.

Madelyn Sardiñas, ingeniera química y activista de la manifestación y protesta pacífica de los días 18 de cada mes.

Henry Constantín, periodista y director de La Hora de Cuba; vicepresidente regional para Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Por su trabajo y activismo, ha sido detenido en varias ocasiones, además de enfrentar el acoso y la vigilancia de la Seguridad del Estado y una prohibición de salida del territorio nacional. Pasó 10 días en la cárcel tras su participación en el 11J. Ese año, la SIP lo distinguió con su Premio a la Libertad de Prensa.

 

Estos compatriotas merecen todo nuestro reconocimiento y apoyo.

 

 

Parlamento-Europeo.jpg | Misión Verdad

 

4 La Eurocámara prohíbe temporalmente la entrada a los miembros del Parlamento cubano

 

Leemos en ABC, en nota de la periodista Susana Gaviña. ¿Cuál es la razón? El régimen castrista prohibió la visita de una delegación de europarlamentarios a la isla. La medida adoptada por el Parlamento Europeo es en reciprocidad a dicha medida de la dictadura.

La delegación de europarlamentarios era liderada por Javier Nart, un parlamentario español del Grupo Liberal. Nart es conocedor de la realidad cubana; en una carta conjunta con otros 15 eurodiputados de varios grupos políticos, Nart instó a principios de 2021 al alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, a sustituir al embajador de la Unión Europea en Cuba, Alberto Navarro, por ponerse del lado de la dirección comunista del país, lo cual fue en ese entonces un escándalo, sobre todo en España; y es que el 26 de febrero del mencionado año, en una entrevista ofrecida al medio de prensa digital CubaNet, dedicado a promover la prensa alternativa en Cuba e informar sobre la realidad de la isla, el señor Navarro, de clara ideología socialista, negó que Cuba fuera una dictadura. Nada menos…

De esas aguas diplomáticas llenas de fango pro castrista vienen hechos como el que estamos reseñando.  Veamos parte de la nota:

 

«A raíz de la resolución del Parlamento de 29 de febrero de 2024 (aprobada con 285 votos a favor, 172 en contra y 46 abstenciones), la Conferencia de presidentes del Parlamento Europeo decidió el 14 de marzo de 2024 autorizar la adopción de medidas temporales de reciprocidad en relación con los diputados de la Asamblea de Cuba, mientras se prohíba a los diputados del Parlamento Europeo visitar Cuba», confirmaron dichas fuentes a este periódico.

 

La noticia fue dada a conocer el pasado jueves por la ONG Prisoners Defenders que, a través de un comunicado, ha asegurado que la medida tiene «efecto inmediato esta misma semana», tras la aprobación por mayoría de la Conferencia de presidentes y el «respaldo» de la presidenta del Parlamento Europeo (Roberta Metsola), lo que supone que «ninguna delegación o representante de Cuba podrá entrar a las instalaciones del Parlamento Europeo, en reciprocidad a los vetos a las delegaciones del Parlamento Europeo para visitar la isla».

 

Gravedad de la situación de los DD.HH. en Cuba

La decisión es consecuencia del veto a un viaje de eurodiputados a la isla que se venía organizando desde hace meses. «En otoño de 2023 el Parlamento Europeo, tras múltiples peticiones, y ante la gravedad excepcional que había tomado la situación de los derechos humanos en la isla, tomó la decisión de conformar una delegación para una misión ‘ad hoc’ a Cuba», explica Prisoners Defenders.(…)

El programa del viaje consistía en un encuentro con las instituciones oficiales (presidente de la República de Cuba, ministro de Exteriores, ministro de Justicia, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba…), «así como con las personas e instituciones que luchan por las libertades democráticas (premios Sájarov, familiares de detenidos del 11-J, representantes de los principales cultos religiosos, periodistas …)».

 

Sin embargo, cuando Nart se dirigió a Yaira Jimenez Roig, embajadora de la República de Cuba ante la Unión Europea, requiriéndole una reunión para iniciar los trámites de la visita «la contestación del régimen cubano fue la cancelación de la visita de la delegación».

 

Dicha cancelación habría sido motivada por la elección de este eurodiputado como presidente de la delegación. Esto habría llevado al régimen cubano a enviar una carta a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en la que acusaban a Nart y a otros miembros de la delegación de relacionarse «con una clase de terroristas internacionales sin precedentes», señala PD. (…)

 

Finalmente: La prohibición de entrada al Parlamento Europeo es una medida extraordinaria, que se ha dado en contadas ocasiones a lo largo de la historia de la institución. «Yo en diez años que llevo en el Parlamento Europeo la única vez que se ha producido algo semejante ha sido con algunas personalidades del gobierno o el Parlamento ruso, pero de forma muy puntual, y en este caso, es prohibición absoluta de que pongan los pies en el Parlamento Europeo, que es un parlamento democrático, esos elementos que se corresponden con un parlamento puramente aparente, que representa únicamente la voluntad de la dictadura», declaró a Martí Noticias el eurodiputado Javier Nart.

 

Lo cierto es que el régimen está tomando un jarabe amargo de su propia medicina, acostumbrados como están sus jerarcas a una política internacional democrática que cuando está bajo responsabilidad de afines a las ideas socialistas tratan a la dictadura con guante blanco.

No más. Al menos en el Parlamento Europeo, cuyas elecciones, por cierto, serán del 6 al 9 de junio de este año.

 

5– Una nota personal:

 

Todos los años el mes de abril inevitablemente nos trae el recuerdo del evento que ha tenido un mayor impacto en mi vida. Comparto:
“Ya el 23 de Abril del 1961 llevábamos 4 días “solos” por la ciénega de Zapata en su área más seca y pedregosa, plagada de “carboneras” que eran pequeños espacios donde se hacía carbón y donde siempre encontrábamos agua que era el elemento esencial para subsistir. Esta experiencia de “subsistencia” se extendió hasta el 5 de mayo, día en que encontré finalmente un poblado en el que en su bohío más  cerca del “monte” encontré apoyo de la familia que ahí vivía. Me dieron ropa y me explicaron cómo podía llegar a La Habana vía Jagüey Grande y Amarillas. Decidí tratar y paré la primera “camioneta” Volkswagen que era el único medio de transporte público. La guagua para y me dicen que no tienen espacio. Yo cometo el gravisimo error de decir “0k” y la guagua para de nuevo y me dicen que suba. Ya dentro de la misma un miliciano me mira de arriba a abajo y me empieza a interrogar comenzando por las botas que eran las que llevé en la invasión. Me hace un registro y encuentra dentro de una bota el sello de metal con las iniciales de la Agrupación Católica Universitaria. Para un Agrupado este sello tiene un gran valor espiritual y nunca quise deshacerme de él. El miliciano que no sabía lo que el sello significaba, por sentido común se dio cuenta de que era algo que un guajiro cubano no podía tener. Ahí mismo fui detenido y dejado en manos de las autoridades en Jagüey Grande y en ese momento comenzo la larga jornada de un presidio político que se extendió hasta el 24 de Diciembre de 1962 y quizás la experiencia humana más fuerte, dolorosa y a la vez espiritual y formativa de toda mi vida. Tenía 24 años en ese momento.
Aprovecho para compartir estos recuerdos con todos ustedes, mis amigos, así como con los”enemigos” que en realidad “no lo son” porque “cubano soy”…..hijo del Padre y de La Madre….que he venido a este mundo para  dar Gloria en el cielo y paz en la tierra….Amén….

 

Marcelino Miyares, Miami, 23 de abril 2024.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba