Ciencia y TecnologíaCulturaDerechos humanosDictadura

Marcelino Miyares: Una Bitácora Cubana (XLIV)

 

1- La Bitácora de hoy se inicia con la denuncia de una grosera mentira, señalada por economistas serios dentro y fuera de la Isla. Miguel Díaz-Canel acaba de afirmar, en discurso ante el parlamento, que el PIB cubano creció un 2.2% en 2018. Una mentira más de las que el régimen, en su realidad paralela, acostumbra emitir. Sus palabras fueron las siguientes: «una vez concluidos los cálculos y las conciliaciones de los niveles de actividad que determinan el comportamiento de la economía”, se había llegado a la conclusión de que los resultados habían estado mejores de los esperados y que el PIB había crecido del 2,2%.

Los supuestos cambios se deberían al comportamiento de sectores como la construcción, salud pública y agricultura. Tres áreas donde precisamente se hace más visible la actual crisis que atraviesa la sociedad cubana.  

Marcelo Hernández, en 14ymedio, entrevistó a diversos economistas, los cuales afirmaron lo siguiente:

El economista Pedro Monreal cuestionó el método seguido para elevar el PIB. «Llama la atención la revisión del crecimiento de 2,6% del agro que modifica radicalmente un estimado anterior de decrecimiento de -4,9%. Es una variación grande de 7,5 puntos», señaló. (…)

Monreal apela a los datos recién publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI) y que no parecen encajar con los nuevos resultados. «Hace unos días se había publicado el capítulo 9 del Anuario Estadístico de 2018 con información sobre el agro. Esas estadísticas no se expresaron en valor, sino en indicadores físicos y parecían indicar una tendencia no muy optimista».

El economista Elías Amor va un paso más allá en la crítica. «Tras el desastroso balance realizado anteriormente, se afirma que la economía creció el doble de lo que estaba previsto. ¿Es así cómo se pretende conseguir credibilidad? ¿A qué obedece esta impostura estadística o tal vez, política?«, apunta en su blog Cubaeconomía.

Amor recuerda que «desde 2007 no se recordaba una polémica como esta con los datos de la economía cubana. (…) De momento, el 2,2% de crecimiento en 2018 no lo vamos a aceptar. No hay motivo alguno para ello», puntualiza el economista residente en España.

La opinión de ambos especialistas coincide con la advertencia lanzada por el economista Carmelo Mesa-Lago en febrero pasado durante la Conferencia sobre Asuntos Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad Internacional de Florida. Entonces, el profesor emérito por la Universidad de Pittsburgh enfatizó que la economía de la Isla se encuentra en su peor momento desde la década de los 90 del siglo pasado.

Mesa-Lago recordó también que en 2006, cuando Raúl Castro tomó el poder, el oficialismo anunció un crecimiento del producto interno bruto del 12,3%. «Pero ha venido decayendo paulatinamente hasta que en 2018 ha caído a 1,2%«, dijo en referencia al dato que se modificó este sábado. «Las cifras se complican»,según Mesa-Lago, con el hecho de que el déficit fiscal saltó del 3,2% en el 2007 al 8,7% diez años después.

Es decir que ya hace años que la economía castrista está en picada, y en lugar de rectificar, vuelven a aplicar el viejo manual centralista, invasivo y controlador de toda actividad privada, atosigante y asfixiante de unas energías ciudadanas que, como demuestran millones de cubanos en el exterior, pueden ser auténticas productoras de riqueza, de progreso y de bienestar. Tres palabras que son prohibidas en el vocabulario lleno de telarañas del socialismo cubano.

Entre todas las críticas en las redes sociales, destacan la del periodista Mario J.Pentón en Facebook, y la de una señora en un mercado:

«Siempre hemos escuchado eso de que el Gobierno cubano maquilla sus cifras de crecimiento. Esto ya no es maquillaje, es una cirugía plástica completa».

No faltaron tampoco las bromas entre los clientes del mercado agrícola de la calle San Rafael, no de los más importantes de La Habana. «Ahora sí, tenemos PIB abundante, para llenar las tarimas, el plato y los ojos», se mofaba una señora que había llegado en busca de un aguacate pero decidió irse con la bolsa vacía cuando vio el precio: 15 CUP cada uno.

 

2 El gobierno –hay que llamarlo de algún modo- de Díaz-Canel ha agudizado la percepción que se tiene de Cuba desde hace décadas: una vida sin futuro. Y ello, debido a la gravedad de la crisis, puede sentirse al ver cómo no cesa el número de compatriotas que buscan abandonar la patria. Miriam Celaya, en nota en Cubanet, habla del “miedo legítimo” de los migrantes, que intentan huir a pesar de las trabas y obstáculos:

(…) “El éxodo continental no se ha detenido ni siquiera con el fin de la política de “pies secos/pies mojados”, cuando –convirtiendo en realidad los rumores- el ya para entonces presidente saliente, Barack Obama, anunció su derogación inmediata a partir del 12 de enero de 2017.

Por su parte, el mandatario entrante no solo no restableció dicho privilegio migratorio, sino que más bien reforzó los obstáculos. De hecho, durante el actual mandato se produjo el cese de las funciones consulares en la embajada de EEUU en La Habana, lo que dificulta la realización de los trámites correspondientes. A esto se suma la significativa disminución del número de visas otorgadas en los últimos tres años, la reciente eliminación del visado de entradas múltiples vigente por cinco años y la marcada ralentización que han sufrido los procesos de reunificación familiar.

Pero ahí no se detienen los inconvenientes. En tiempos recientes la avalancha de solicitantes de asilo en la frontera sur de EEUU, mayoritariamente procedentes de Centroamérica, supera las capacidades de respuesta de las autoridades estadounidenses e impide tanto el procesamiento de las solicitudes como la asimilación y adecuada atención en los puestos fronterizos destinados a la acogida temporal de migrantes.

Así las cosas, en un intento de remontar la crisis, este lunes 15 de julio la web oficial del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU ha publicado una nueva normativa para los solicitantes de asilo, que entrará en vigor a partir del martes 16 de este propio mes.  La nueva regulación no hace distingos por orígenes nacionales en su texto y, en consecuencia, potencialmente podría aplicarse también a los migrantes cubanos.

“Un extranjero que entre o intente entrar en EEUU a través de la frontera sur sin haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EEUU, no es apto para asilo”, reza la norma que viene a arrojar otra sombra de incertidumbre sobre el futuro de los migrantes isleños, especialmente entre aquellos que no pueden justificar un “miedo legítimo a ser perseguidos” o que por lo general evitan solicitar protección en los países de tránsito, ya sea por temor a ser deportados a Cuba o por evitar la habitual extorsión de un gran número de funcionarios corruptos. (…)

Es temprano para las aseveraciones lapidarias, pero todas las señales tienden a sembrar alarmas entre los más suspicaces aspirantes a alcanzar el sueño americano, despertándoles temores acerca de una eventual desaparición de la Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, última prerrogativa que le va quedando a los cubanos y que les permite legalizar su estado migratorio y solicitar la tarjeta de residente permanente una vez transcurrido un año de su entrada al territorio estadounidense.

Por el momento, lejos de frenarse el flujo migratorio desde la Isla, cada nuevo obstáculo parece más bien un incentivo para escapar cuanto antes hacia cualquier punto del hemisferio, poniendo preferiblemente rumbo norte. Porque lo que sí resulta incuestionable es que el único y verdadero miedo legítimo de las decenas de miles de cubanos que emigran cada año es el de vivir y morir en un país donde se sienten condenados a no tener presente ni futuro”.

 

3 Ninguna expresión social escapa a la crisis. En una nota publicada en Diario de Cuba, Brian Ramírez Val nos alerta acerca de los problemas graves que atraviesan las ciencias en Cuba, hoy en declive. Al igual que en lo que se mencionaba sobre la manipulación de las cifras económicas, en esta nota se califican de

confusas y contradictorias las estadísticas cubanas sobre el actual potencial científico en la Isla, datos que dificultan «cualquier análisis serio«. A partir de 2014, un comportamiento negativo coloca a Cuba en desventaja, si se compara con otros países. «Eso es lo que dicen las cifras, añade, pero el que está en el día a día en su puesto de trabajo científico puede relatar una imagen más desoladora».

(…) ”El éxodo masivo de profesionales hacia otras áreas más lucrativas ajenas a la labor científica, o a otros países, continúa siendo uno de los principales problemas en el país.

«Cada día más el potencial humano que formamos para la ciencia se convierte en una donación unilateral a otras naciones, a costa del desmembramiento, completo o parcial, de muchas de nuestras instituciones de investigación. Este es un fenómeno que también se manifiesta globalmente, pero es particularmente grave en nuestro caso, porque carecemos de política o acción alguna para recuperar ese potencial o utilizarlo desde el extranjero«.

Una aplicación más competitiva de la ciencia, la tecnología y la innovación como fórmula para lograr el progreso, la incorporación de todas las esferas de la sociedad desde la iniciativa y el éxito, la retribución económica justa a la creación de conocimientos, la inventiva y la innovación rentables para alcanzar un adecuado nivel de vida, en correspondencia con el rendimiento y la restructuración de la actividad científica en el país, sobre la base de la gestión y la facilitación, son algunas de sus propuestas para paliar estas dificultades”.

(…) “La poca confianza en la capacidad de producción de nuevos conocimientos, y por otro lado, la exigencia de generar aplicaciones con beneficios económicos por encima de sus capacidades de realización son las principales problemáticas de las ciencias básicas en el país”.

 

4 – Yoani Sánchez y Mario J. Pentón, en 14ymedio, alertan sobre las recientes medidas del gobierno para controlar las redes sociales. Algo que se veía venir, dado el esfuerzo continuo por controlar toda expresión en los medios comunicacionales de diverso tipo. La regla es la misma de siempre: hay que ahogar toda expresión plural, crítica en la sociedad.

“Este pasado jueves, las autoridades publicaron un conjunto de leyes «sobre la informatización de la sociedad en Cuba» que tienen como objetivo, «elevar la soberanía tecnológica en beneficio de la sociedad, la economía, la seguridad y defensa nacional» y «contrarrestar las agresiones cibernéticas».

Una las contravenciones que más polémica ha generado hasta ahora es la penalización por «difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas». (…)

«Esto es como la Ley de Peligrosidad Predelictiva, pero en el mundo del ciberespacio. Es una herramienta para utilizarla contra aquellos que molesten al sistema», dice un periodista independiente. Con estas normativas, el oficialismo cubano expande a la red el control que tiene sobre la letra impresa y los medios que circulan en papel por el territorio nacional.

Además, las nuevas regulaciones prohíben «hospedar un sitio en servidores ubicados en un país extranjero, que no sea como espejo o réplica del sitio principal en servidores ubicados en territorio nacional». Con esta medida el Gobierno ilegaliza decenas de blogs, medios de prensa y revistas que han surgido en la última década y se caracterizan hasta ahora por escapar del control estatal.

La medida no solo afecta a sitios informativos y espacios digitales dedicados al activismo, sino también a portales que se dedican a la promoción de alojamientos para turistas, otros destinados a los clasificados de compraventa y aquellos que promocionan restaurantes privados.

Las nuevas regulaciones establecen la obligatoriedad del uso de un antivirus nacional para las empresas. En caso de que se prefiera utilizar un software antivirus extranjero deberá ser autorizado por el Ministerio de Comunicaciones. Además, los móviles que se comercialicen en territorio cubano deberán contar con apps desarrolladas en la Isla.

El impulso al sistema de Gobierno electrónico, la creación de aplicaciones para el pago de servicios y la legalización -efectiva a partir del 29 de julio próximo- de las redes de datos privadas que funcionaban clandestinamente en todo el país, son algunas de las medidas tomadas dentro de esta política, criticada por algunos sectores que la ven como una forma más de control.

Las medidas podrían afectar directamente al entramado de medios independientes que han proliferado en la Isla en los últimos años a raíz de la irrupción de las nuevas tecnologías. (…)

A finales de abril pasado y, por primera vez, se comenzó a ofrecer en Cuba el servicio de hospedaje de sitios web para personas naturales. Sin embargo, el anuncio fue recibido con escepticismo y críticas debido a los costos que van desde 1,50 a 55 CUC mensuales.

«Estas son resoluciones que, a la manera del Decreto 349 [que regula la difusión artística] y de las últimas regulaciones sobre las señales inalámbricas, están pensadas.

«Se insertan en la misma línea que hemos visto otros regulaciones en los últimos meses: volver a darle al Gobierno el control sobre ciertos fenómenos, especialmente aquellos vinculados a la difusión de contenido, transmisión de información y presencia de voces críticas en las redes sociales».

Para Rogelio A. Yero el peligro está en cómo puede interpretarse esta nueva legislación. «Me pregunto quién definirá si la publicación está o no acorde con los intereses de la sociedad cubana», advierte el internauta en alusión a uno de los incisos de la ley en que se tiene como una contravención «difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas».

La periodista Elaine Díaz, directora del sitio Periodismo de Barrio, llamó al Ministerio de Comunicación para obtener más información sobre lo referido al alojamiento web en otro país. «Me remitieron a un especialista. La especialista me dice que aplica para cualquier persona natural. Le pregunto que si yo quiero tener digamos un blog en WordPress y no en un servidor nacional qué pasaba. Me responde que es una contravención».«Hablo con una segunda especialista. Me dice que sí, que aplica para cualquier ciudadano natural. Le pregunto que si yo tengo mi blog en WordPress y no quiero tenerlo en un servidor nacional, ¿puedo ser multada? Me responde: «Bueno, si lo detectan», cuenta Díaz.

El opositor y exprisionero de la Primavera Negra, José Daniel Ferrer, ha ido un paso más y anunció su actitud de rechazo ante la nueva legislación. «Declaro solemnemente que violaré al máximo las nuevas y dictatoriales regulaciones tecnologías de la tiranía. Tampoco pago multas», escribió el líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en la red social Twitter.

 

5 Y la vuelta al pasado, con el fin de controlar el presente, tiene una expresión más: Díaz-Canel usa palabras obsoletas de Fidel Castro en el IX congreso de la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba).

Al igual que Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua, o Morales en Bolivia, Díaz-Canel definió a Cuba como un país  «acribillado mediáticamente por los medios más influyentes del planeta».

Clausurando dicha reunión, el actual presidente hereditario recordó las polémicas Palabras a los intelectuales que pronunció Fidel Castro en 1961 y llamar a combatir a los «mercenarios culturales, esos dispuestos a linchar a cuantos artistas y creadores apoyen a la Revolución».

Veamos un resumen de una nota al respecto, en 14ymedio:

En sus palabras, el gobernante cubano advirtió de que no se va «a limitar la creación, pero la Revolución que ha resistido 60 años por saber defenderse no va a dejar sus espacios institucionales en manos de quienes sirven a su enemigo».

Este 2019 comenzó marcado por la controversia abierta en el mundo artístico por el Decreto 349, que regula la difusión artística en la Isla. La nueva norma, que entró en vigor en diciembre pasado y no se ha aplicado aún en toda su extensión, causó un cisma entre los intelectuales cubanos que la respaldan abiertamente y los que consideran que censura el arte, especialmente porque regula quién puede y no ser considerado creador e interfiere en la difusión artística en espacios privados.

Continuó con: «Fidel [Castro] supo advertir el riesgo de perder nuestra mayor fortaleza: la unidad, la identidad, la cultura, con la avalancha colonizadora que avanzaba en los tiempos de la globalización«. El mandatario hizo expresamente referencia al «acceso masivo a las nuevas tecnologías, promovido por los mercaderes modernos».

Las redes sociales también tuvieron un espacio en las palabras de Díaz-Canel, en medio de un aumento de la presencia de los cubanos en Twitter y Facebook, donde en los últimos meses se han vuelto frecuentes las críticas contra la gestión del Gobierno, las demandas de mejoras en los servicios y, más recientemente, una intensa campaña para que el monopolio estatal de telecomunicaciones baje los precios del acceso a internet.

El gobernante, coincidiendo con el 58 aniversario de Palabras a los Intelectuales, recordó las reuniones en la Biblioteca Nacional que dieron lugar a una política cultural dentro de estrictos límites ideológicos y también a la creación de la Uneac. «Si hace 60 años fue vencido el intento de fracturar la unión visceral entre aquella vanguardia y su Revolución, es decir, ella misma y su pueblo, más tarde y muchas veces a lo largo de los años el adversario se empeñaría inútilmente en ello», proclamó.

Díaz- Canel también retomó las polémicas palabras pronunciadas por Castro en aquella ocasión para definir los límites de la producción artística [«dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada»].

El gobernante reconoció en sus palabras al presidente saliente, el escritor Miguel Barnet, quien estuvo por más de dos décadas en el cargo, y felicitó al recién electo Luis Morlote Rivas, un cuadro sin carrera artística que con anterioridad ejercía como vicepresidente de la Uneac, después de haber sido presidente de la Asociación Hermanos Saíz y que actualmente es diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Morlote representa la nueva camada de rostros que están tomando posiciones dentro de las instituciones nacionales, de probada lealtad ideológica y un discurso totalmente alineado con el Partido Comunista. Entre sus actuaciones más combativas de los últimos años estuvo su presencia en los Foros Paralelos de la VII Cumbre de las Américas en Panamá, 2015, donde formó parte de las tropas de choque contra activistas cubanos.

En sus primeras palabras como presidente de la organización oficialista, Morlote aseguró que en el Congreso quedó demostrado que «hay una Uneac comprometida con la revolución, con el pensamiento de Fidel y Raúl, y de todos los que continúan su obra«.

Al igual que Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua, o Morales en Bolivia, Díaz-Canel definió a Cuba como un país  «acribillado mediáticamente por los medios más influyentes del planeta». Las mismas excusas, las mismas mentiras, la misma vocación totalitaria. Pero ni Díaz-Canel es Castro, ni el mundo se deja engañar; unido su destino cada vez más a Venezuela, el castrismo comparte las crecientes dificultades del chavismo. Ojalá que comparta su inevitable fin.  

Paralelamente a nuestro proceso regional Cuba/Venezuela a nivel internacional USA/Rusia/China continúan dando pasos que pueden cambiar el curso de los acontecimientos. Tanto Rusia como China están dando ayuda humanitaria a Venezuela haciendo clara su presencia en ese país. Rusia está dando pasos más allá de la ayuda humanitaria suministrando armamentos, incluyendo aviones, dejándoselo saber al mundo y desafiando a un avión de la fuerza aérea norteamericana. Los EEUU, cada vez más envueltos en el conflicto con Irán y en el Medio Oriente y Corea del Norte, a nuestro juicio han levantado la guardia en Venezuela mientras que Rusia avanza. América Nuestra sugiere que tengamos muy presente esta dimensión del conflicto y que movamos a la opinión pública a salirle al paso a los avances rusos en Cuba y Venezuela con información y opinión verídicas. 

  

Marcelino Miyares, Miami, 23 de julio de 2019.

 

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar