Democracia y PolíticaPolíticaRelaciones internacionales

Nancy Pelosi: «EE.UU. no abandonará a Taiwán frente a China»

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos concluye una histórica visita a la isla mientras el régimen prepara su respuesta militar

Nancy Pelosi Taiwan Visit Highlights: Nancy Pelosi Visits Taiwan, China  Vows "Targeted Military Actions"

 

Nancy Pelosi se pasea por Taiwán vestida de blanco, color de la paz en Occidente y del luto en Oriente. Una simbología enfrentada, como las perspectivas respecto a su histórica visita, la más importante en un cuarto de siglo. La presidenta de la Cámara de Representantes ha reiterado hoy el apoyo de Estados Unidos a la isla autogobernada mientras, al otro lado del Estrecho de Formosa, China clama iracunda ante lo que considera una violación de su soberanía y ultima su respuesta militar.

La tercera autoridad de EE.UU. ha iniciado la jornada con un encuentro personal con la presidenta, Tsai Ing-wen. Durante el acto ha asegurado que «nuestra delegación ha venido para dejar totalmente claro que no abandonaremos a Taiwán». «Ahora más que nunca, la solidaridad de América resulta crucial, y ese es el mensaje que traemos hoy aquí». Tsai, por su parte, ha agradecide la industria de semiconductores. «Felicitamos a Taiwán por ser una de las sociedades más libres del mundo y por su éxito al gestionar la pandemia de Covid, que es una cuestión sanitaria, económica y política», ha añadido. «Venimos como amigos, os agradecemos vuestro liderazgo y queremos que el mundo lo reconozca».

 La agenda de Pelosi ha incluido asimismo reuniones privadas con destacados representantes de la sociedad civil taiwanesa, como el librero Lam Wing-kee y el activista Lee Ming-che, ambos encarcelados por las autoridades chinas en el pasado; también Wuer Kaixi, uno de los líderes estudiantiles de las protestas prodemocracia de Tiananmen.

Todo apunta que la política norteamericana abandonará la isla a lo largo de la tarde para continuar con su gira asiática, que tras pasar por Singapur y Malasia le llevará a Japón y Corea del Sur, los principales aliados de EE.UU. en una región que experimenta tensiones sin precedentes ante la hostilidad creciente entre las dos primeras potencias.

Será entonces cuando el castigo de China se intensifique. La comunidad internacional continúa pendiente de su despliegue militar después de que el Ejército Popular de Liberación anunciara unas «importantes maniobras» navales y aéreas que desde hoy y hasta el domingo emplearán fuego real en seis zonas alrededor de la isla, la más próxima de ellas a apenas 16 kilómetros de la costa.

El ministerio de Defensa chino ha asegurado por medio de un comunicado que sus fuerzas armadas «defenderán con resolución la soberanía nacional y la integridad territorial para frustrar la interferencia de fuerzas extranjeras y los intentos secesionistas por la independencia». Para ello, recurrirá a «operaciones específicas» contra Taiwán, considerada por el régimen una provincia rebelde a la que nunca ha renunciado a someter por la fuerza.

El gigante asiático ha convocado al embajador de EE.UU. en Pekín y ha incrementado la seguridad ante la posibilidad de que se produzcan aglomeraciones

Las repercusiones avanzan también por el terreno económico. El gigante asiático ha suspendido la exportación de arena natural, así como las importaciones de frutas y algunos pescados procedentes de la isla, según ha anunciado hoy su Administración General de Aduanas. China ha convocado al embajador de EE.UU. en Pekín a una reunión extraordinaria y ha incrementado la seguridad en los alrededores de la embajada ante la posibilidad de que se produzcan aglomeraciones y disturbios como en ocasiones anteriores.

Taiwán, por su parte, ha denunciado que las maniobras con artillería convencional y de largo alcance en sus aguas territoriales tratan de amenazar puertos y ciudades, y demuestran la intención de China de «destruir la paz y la estabilidad regional». El Gabinete ha emitido un mensaje de tranquilidad dirigido a su población, confirmando que sus efectivos monitorizan la situación y reaccionarán de acuerdo a las circunstancias, cambiantes como la interpretación de la vestimenta de Pelosi, no así su color.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba