Cine y TeatroCultura y ArtesVideos

National Theatre: Un tranvía llamado deseo

Hace poco publiqué una nota sobre el National Theatre, su historia, y su generosa oferta de ver gratis en su página de YouTube, en estos días de cuarentena por el virus chino, algunas de sus mejores presentaciones teatrales en los últimos años. Dicha nota puede leerse AQUÍ.

A partir de este jueves 21 de mayo, y hasta el próximo jueves 28 (al mediodía, hora latinoamericana), ofrecen una gran obra del teatro universal: «Un tranvía llamado deseo« (A streetcar named desire), de Tennessee Williams, ganadora del Pulitzer en 1948 como mejor obra dramática. Esta versión del Young Vic, fue realizada en 2014, y protagonizada por tres excelentes actores: Gillian Anderson (The Fall, The X Files, The Crown, All About Eve, en el papel de Blanche Dubois), Vanessa Kirby (The Crown, en el rol de su hermana, Stella) y Ben Foster (Hell or high water, como Stanley Kowalski).

Gillian Anderson, actriz nacida en Chicago, no es nueva en estas lides teatrales inglesas; el año pasado hizo, por ejemplo, el legendario papel de Margo Channing (originalmente interpretado por Bette Davis), en la adaptación del National Theatre del filme ganador de seis premios Oscar,  «All about Eve» (Eva al desnudo).

 

«Un tranvía llamado deseo» fue estrenada en Broadway el 3 de diciembre de 1947. Esta primera producción fue dirigida por Elia Kazan y protagonizada por Marlon BrandoJessica Tandy (luego reemplazada por Uta Hagen), Kim Hunter Karl Malden.​ La obra ganó en 1948 el Premio Tony para Jessica Tandy como Mejor Actriz.

En 1951 la versión fílmica, dirigida también por Elia Kazan, ganó varios premios, entre ellos un Oscar en la categoría de Mejor Actriz, por la actuación de Vivien Leigh como Blanche DuBois.

Veamos la escena de la película cuando se encuentran por primera vez Stanley Kowalski (Marlon Brando) y Blanche Dubois (Vivien Leigh):

 

 

 

Gillian Anderson en «Un tranvía llamado deseo»

 

Vayamos ahora a la versión del Young Vic:

Para el crítico del diario británico The Guardian la producción del teatro Young Vic  «es un estudio de feminidad, masculinidad, sexualidad e ilusión que se siente como si hubiese sido escrito hoy«; Gillian Anderson es «una Blanche inolvidable, imperiosa y frágil, despiadada y herida». 

Para el crítico del New York Times es «una producción darwiniana con una veta feminista». «Enfrenta a una Gillian Anderson rebosante de adrenalina con Ben Foster como su cuñado y adversario, Stanley Kowalski, en un fascinante estudio de la sobrevivencia del más fuerte». «Foster nos ofrece una actuación maquiavélicamente dominante, como para  que el espectro de Marlon Brando, el creador del papel, temporalmente se retire a las sombras». «Junto a ellos, una fabulosa actuación de Vanessa Kirby». 

«La Blanche Dubois de Anderson se ubica siempre como un objeto de deseo masculino; logra transmitir convincentemente, hermosamente, su sentido del sexo como arma y como necesidad».

 

Ben Foster y Vanessa Kirby en «Un tranvía llamado deseo»

 

«Este valiente y nuevo «Tranvía», originado en el Young Vic de Londres bajo la dirección de Benedict Andrews, asume muchos riesgos, pero casi todos con éxito, en especial el haber ubicado la obra en el siglo actual». «No es fácil mantener el balance en un escenario en movimiento rotatorio, en especial para Anderson y sus tacones altos, pero cuando su Blanche cae vencida, es imposible no sentir una ahogada ráfaga de compasión por una luchadora valiente, pero desafortunada y confundida, que nunca tuvo alguna posibilidad». 

Ahora el video de la producción del Young Vic de «Un tranvía llamado deseo» (recuérdese que ofrece la alternativa de subtítulos en inglés). Al concluir la obra hay una merecida ovación de varios minutos, con todo el público de pie:

 

 

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Cerrar