Cine y TeatroCultura y ArtesEntrevistas

Nicole Kidman: “En la televisión es donde están las buenas historias”

La actriz australiana estrena 'The undoing' junto a Hugh Grant y tiene en cartera otros dos proyectos para la pequeña pantalla

Ni siquiera la pandemia ha logrado detener su irrefrenable ritmo de trabajo y mientras Nicole Kidman prepara la filmación de su próxima miniserie Nine Perfect Strangers, la adaptación de la novela de Liane Moriarty en la que trabajará con Melissa McCarthy y Regina Hall, rueda en Belfast The Northman junto a Anya Taylor-Joy y Alexander Skarsgard. Aunque en marzo nos concedió una entrevista en persona para hablar de The Undoing días antes que el mundo se detuviera por la irrupción de la Covid, acepta volver a hablar de la miniserie que coprotagoniza con Hugh Grant, esta vez por Zoom, varios meses después, cuando por fin HBO se apresta a estrenarla a nivel mundial.

Probablemente influye que, al igual que con Nine Perfect Strangers y Big Little Lies, Kidman no es solo la protagonista, sino una de sus productoras ejecutivas con su compañía, Blossom Film, con la que viene trabajando desde hace una década. Aún cuando es hoy una de las actrices más poderosas de la industria, Nicole sigue aceptando propuestas en las que solo está allí para actuar. Por eso muy pronto la veremos en The Prom, la comedia musical que Ryan Murphy ha dirigido para Netflix y en la que actúa junto a Meryl Streep y James Corden.

kidman

Kidman suma un nuevo thriller a su carrera. Niko Tavernise/HBO

Daría la sensación que le gustan mucho los thrillers…

Así es. El thriller psicológico es un género que siempre me ha atraído mucho y por eso he hecho thrillers a lo largo de toda mi carrera. A mí siempre me fascinó Amenaza en la sombra, de Nicolas Roeg, y todas esas películas que eran maravillosas, las de Polanski, Sidney Lumet, Alan Pakula. Poder hacer algo similar en una serie es verdaderamente interesante, y hacerlo con Susanne Bier es fantástico porque es su territorio. Si en algo se especializa como directora es en crear tensión y mantener a la audiencia sentada en el borde de sus asientos. Esa es su mayor fortaleza, y como actriz simplemente tuve que entregarme a que ella me guiara. Junto a David E. Kelley construyeron este viaje delirante y perverso que es como una vuelta en la montaña rusa. Y por supuesto no faltan los momentos de máximo suspenso al final de cada episodio.

¿Cómo reaccionaría si le tocara vivir una situación como la que propone ‘The Undoing’?

Quedaría destruida. Mi vida se habría terminado en un segundo. La confianza es una de de las partes esenciales de nuestra cultura. ¿Deberías confiar incondicionalmente o debes esperar que una persona te demuestre que puedes confiar en ella antes de hacerlo? Son preguntas verdaderamente interesantes, sobre todo por el momento en el que estamos viviendo, porque muchas veces debes confiar que la otra persona se haya cuidado en la pandemia, que haya mantenido distancia social… En la serie, el personaje elige confiar y no quiere ver lo que tiene delante. Muchas veces llevas una buena vida y optas por no mirar las grietas por más que sean obvias. En la serie te desespera que Grace no vea lo que está pasando. Pero como miembro de la audiencia, llega un punto en que empiezas a cuestionarte si ella de verdad no lo está viendo o si prefiere ignorarlo. Y eso hace que el guión sea interesante.

Yo siempre he sido muy divertida  en privado y la edad me ha servido para relajarme y permitirme ser así todo el tiempo”

Hugh Grant dice que entre toma y toma usted es muy divertida. ¿Se ha vuelto más bromista con la edad?

No, yo siempre he sido muy divertida. Es algo que siempre he hecho en la privacidad de mi hogar. Creo que la edad me ha servido para relajarme un poco y permitirme ser yo misma todo el tiempo. Cuando era joven era bastante tímida. Pero también ayuda si tengo como compañero de plató a Hugh, a quien conozco desde hace 30 años, cuando vivía con Liz Hurley. Yo estaba haciendo The Blue Room en Londres. El todavía no había filmado Cuatro bodas y un funeral. Tenemos muchos amigos en común y siempre hemos estado en los mismos círculos sociales. Es un gran actor, pero a veces quiere trabajar y a veces no, porque tiene una relación de amor y odio con la actuación.  Hugh tiene un humor muy agudo y en este caso su personaje es bastante complicado, porque a lo largo de las 6 horas de la serie te hace dudar de si debes creerle o no. El éxito o el fracaso de la historia depende cuan encantador y persuasivo sea él en la pantalla.

Si sabía sobre esta relación tan conflictiva que tiene él con la actuación, ¿por qué le eligió para que participara de la serie?

Fue Susanne, la directora, la que le eligió. Ella nos dijo en nuestra primera reunión que quería trabajar con Hugh Grant y yo le respondí que él nunca nos iba a decir que sí. Pero ella insistió, y antes de que se cumpliera un mes de esa conversación Hugh ya había firmado. Fue igual con Donald Sutherland, que tiene un enorme rango como actor. Él me recuerda a mi padre, por lo que hubo una conexión inmediata entre los dos. Y luego me dio a Noah como hijo. Susanne es una directora muy poderosa, y fue maravilloso ver cómo una mujer llega a tu proyecto y en 6 horas ha tomado las riendas de todo. Tiene una visión muy clara de lo que quiere y nunca descansa. Trabaja 12 horas cada día y luego se va a su casa a seguir con el montaje. También trabaja los fines de semana. Tiene una ética laboral muy escandinava y espera que todo el mundo le siga el tren.

kidman

Kidman y Grant en un momento de la serie. Niko Tavernise/HBO

 

Además de actuar y ser la productora ejecutiva, canta la canción de los créditos iniciales. ¿Es un adelanto de un álbum que hará con Keith?

No, nunca haré un álbum con Keith. Fue Susanne la que me pidió que cantara esa canción porque es una manera de impregnar la serie con el alma de Grace. Al principio le dije que no, porque estábamos en medio del confinamiento. Pero como Keith es músico y tiene un pequeño estudio en casa pudimos hacerlo en un momento en que no se podía hacer nada. Si mi esposo no hubiese sido músico, habría sido imposible. Pero bueno, la música siempre me ha gustado mucho. Dentro de muy poco me veréis en una nueva película musical en la que interpreto a una bailarina de Broadway. Allí me tocó cantar y fue muy divertido. Terminé esa película justo antes que Susanne me pidiera que cantara el tema de los créditos así que estaba mucho más segura de mi capacidad vocal, aunque definitivamente se que eso no es lo mío. Aún así, cuando la escuché me gustó como quedó. Me encanta esa canción.

La directora me pidió que cantara la canción de los créditos iniciales y la grabamos en el estudio de Keith”

Ha mencionado a su padre, que fue un psicólogo muy famoso en Australia. Cuando le toca interpretar a mujeres abusadas, ¿le sirven las conversaciones que tuvo con él?

Bueno, él inicialmente fue un bioquímico, y luego estudió para ser psicólogo, por lo que tuvo una doble carrera. Era un hombre muy compasivo. Siempre hablábamos sobre la gente y el comportamiento humano. Tenía cosas maravillosas. Cuando alguien no tenía dinero para pagarle una consulta, le atendía gratis, porque decía que quería ayudar a sanar a la gente y estar disponible para quien le necesitara. Yo crecí con ese ejemplo. Es algo maravilloso que alguien así te inspire siendo niña. Ya de adulta, muchas veces me ayudó con mis interpretaciones, pero creo que con lo que más me ayudó fue a manejarme dentro de esta industria. Es que es muy dura. Recuerdo que a veces le llamaba antes de subir al escenario para hacer la función de The Blue Room porque me había dado un ataque de pánico. Y él poco a poco me iba relajando con la conversación hasta que estaba lista para encarar la puesta. Recuerdo que en ese entonces me daba cuenta de cuán afortunada era de tener un padre como ese, que se quedaba conmigo en el teléfono, que me escuchaba, me hacía sentir valiosa y me daba ánimos. Yo sé lo que es ser una niña que tiene un muy buen padre. Tenía una amiga que no tenía un buen padre, y he visto cuales son los daños y las ramificaciones que provoca algo así.

Cine, y música, en familia

“Mi hija mayor quiere ser directora y la pequeña, actriz”

 

«Mi hija de 12 años quiere ser directora y su hermana de 10 años actriz. Antes de la pandemia hacía una película cada fin de semana. Es su pasión en este momento. Tengo que insistir para que sume a su hermana Faith a sus proyectos, diciéndole que es muy buena actriz. Y luego ella la echa del rodaje. Eso es lo que está pasando en este momento en mi casa, lo que muestra que los niños observan lo que pasa a su alrededor. Me ven trabajar y eso les inspira», narra la actriz.

Las dos niñas trabajaron como actrices en el primer episodio de ‘The Undoing’, explica. «Están acostumbradas a aparecer como extras, pero ese día volvieron a casa muy entusiasmadas porque les habían dado una frase. En ‘The Undoing’ trabajaron durante 5 días en el insoportable frío y nunca se quejaron. Cumplieron con su horario y no recibieron ningún trato especial».

​De hecho, según explica, Sunday Rose «no me quiere en sus películas ni tampoco la música de su padre (el cantante country Keith Urban)». «Ella sigue al pie de la letra las reglas y paga por la música que usa en sus películas. Usa el dinero de su paga mensual para pagar por los derechos. Keith le dijo que podía usar sus canciones si quería y que le podía escribir un tema. Es una mujer que sabe lo que quiere…», resume.

«Pero cambiemos de tema, me va a matar por haber contado esto…», incide la actriz.

¿Cuál es a su juicio el futuro del cine? ¿Logrará sobrevivir a este momento?

La verdad es que no tengo la menor idea. No imaginaba unos meses atrás que todavía estuviéramos como estamos. No puedo predecir ni imaginar como será nada. Estoy en un momento personal en el que acepto que esta es la situación que vivimos y que trataré de salir adelante con lo que nos toque. Sigo teniendo muchas ganas de ir a un cine, de participar en un festival. Yo voy a contribuir de la manera que pueda a recuperar todo eso cuando sea seguro. Pero a la vez, las historias se van a seguir contando. La gente encontrará una manera de contar sus historias y compartirlas con los demás, para que tengan un impacto. Simplemente hay que mantener las opciones abiertas sobre como se contarán y de qué manera se podrán compartir con la audiencia. Por eso me alegra poder hacer clic y compartir algo extraordinario en Netflix, en Amazon o en cualquiera de los otros servicios de streaming, porque esa es la manera en que puedo obtener una historia. Confieso que me compré una entrada para ir a ver Tenet al cine. Me senté con distancia social de los otros espectadores, mantuve mi máscara puesta durante toda la proyección y vi la película. Estoy muy feliz de haberlo hecho.

Confieso que fui al cine a ver ‘Tenet’. Me senté con distancia social, mantuve mi máscara puesta y vi la película. Y fui muy feliz”

¿Por qué ultimamente está trabajando tanto en televisión?

Es que en la televisión es donde están las buenas historias. Las historias que se cuentan y el director son los factores que me deciden a aceptar un proyecto. Por eso en mi productora estamos trabajando con Lulu Wang en The Expatriates, que ella está escribiendo en este momento. Por las mismas razones acepté participar en The Northman, porque quería trabajar con Robert Eggers, a quien considero un verdadero autor. Nunca me había metido en la mitología vikinga por lo que es una experiencia intensa y delirante. Cuenta con el asesoramiento de muchos historiadores que le han ayudado a crear ese mundo. Y luego haré Nine Perfect Strangers, que es otra miniserie.

kidman

Kidman en una escena de la serieNiko Tavernise/HBO

 

Es curioso que siendo tan divertida haga mayoritariamente dramas…

Es que no me ofrecen muchas comedias. Ryan me ofreció The Prom, lo cual fue inusual. Pero por otro lado yo crecí mirando cine europeo. De todos modos, insisto, no me lo ofrecen. Moulin Rouge era una tragedia, pero tenía mucho humor. Todo por un sueño era una comedia negra. Pero por alguna razón siempre me ofrecieron otro tipo de proyectos, tal vez por cómo me ven los directores, y también porque es lo que más me atrae. Crecí mirando cine europeo. Leí mucha literatura rusa y supongo que eso influyó en lo que me atrae en el plano artístico…

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar