DictaduraEconomíaPolíticaRelaciones internacionales

Nuevas restricciones de remesas de EEUU a la Isla dividen más a los cubanos: ‘La familia es lo más grande’

Los cubanos opinan sobre la nueva medida de EEUU que impide el envío de remesas a través de empresas gestionadas por militares en Cuba.

El anuncio del Gobierno de Estados Unidos de nuevas restricciones al envío de remesas desde ese país a la Isla a través de las empresas controladas por el aparato militar, ha generado debates enconados entre los cubanos y dividido aún más las posiciones en las redes sociales.

«La familia es lo más grande que uno pueda tener, todos no podemos pensar igual. Tengo en Cuba tres hermanos y doy la vida por ellos, la política es una cosa y la familia es otra. La política es lo más inhumano y cochino que existe», opinó un cubano residente en Hialeah, Miami, en un grupo de Facebook, ante las dudas de una cubana también fuera de la Isla.

«¿Por qué los cubanos de afuera tienen que ayudar las familias de Cuba si el capitalismo es lo peor y tenemos que pagar todo y el socialismo les da todo para vivir? ¿O es que ustedes han estado mintiendo?», preguntó la joven.

«No hay respuesta a tu pregunta, no (hay) moral para contestarla». Hay «doble moral, pero no por eso se deja de ayudar a nuestra familia, pues la miseria es real» y «eso solo se sabrá en verdad si quitan los bloqueos, la locura del de aquí y la locura del de allá, que ambos lados se alimentan de eso, y el que no lo ve es ciego», comentaron varios cubanos, cuya identidad DIARIO DE CUBA se reserva para respetar la privacidad del grupo.

Por otra parte, los cubanos pidieron también al Gobierno de Cuba «aflojar» la entrega de dólares en la Isla directamente a los familiares y no entregar los envíos en pesos convertibles o pesos cubanos. «Cuba debería valorar la opción de entregar las remesas en dólares si fue enviada en esa misma moneda (…) una vez en manos del familiar que vive aquí, esta los lleva al banco para depositarlo en la tarjeta acreditada para comprar en las tiendas de MLC (monedas libremente convertible) y considero se resuelva el problema», escribió un usuario identificado como Albert en el medio oficialista Cubadebate.

«Todo lo que está en manos de los militares será sancionados con más rigor, ¿por qué mantener tantas instituciones en manos del MINFAR (Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias) si sabemos que están sujetas a mayores restricciones de EEUU?» cuestionó un cubano en esa misma página. «¿Por qué tienen que convertir el dinero en una moneda que no necesitamos (CUC)?», comentó un lector. «Mientras comerse un pedazo de calabaza o un boniato sea un lujo, seguiremos expuestos a los abusos de (Donald) Trump… yo necesito las remesas más que nunca, ¿y tú?», agregó otro.

Mientras Miguel Díaz-Canel y el canciller Bruno Rodríguez reiteraron en redes sociales que «EEUU insiste en dañar a la familia cubana con nueva medida contra las remesas», el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aclaró que «seguirá siendo posible enviar remesas estadounidenses a Cuba, pero no pasarán por el control de las fuerzas militares cubanas, que utiliza esos fondos para oprimir al pueblo cubano y financiar la injerencia cubana en Venezuela».

Hasta el cierre de esta noticia, la principal empresa afectada por esta medida, Western Union (WU), no da detalles de cómo será el envío de dinero de EEUU a Cuba a partir del 27 de noviembre y los cubanos en redes especulan sobre posibles soluciones.

«Una medida cruel pero fácil de evitar: 1. Que WU u otra, entregue USD en efectivo sin mediación del Gobierno. Solo cobren los respectivos impuestos 2. Eliminen todas las restricciones aduaneras e impuestos a los ciudadanos cubanos para pasar productos y dólares 3. No persigan a las mulas (que) ayudan», escribió Evelio Severino Bello Varela en Twitter

Otros usuarios proponen las criptomonedas para el envío de remesas e incluso a través de terceros países para saltarse las nuevas restricciones de EEUU al gobierno cubano.

Una cubana identificada como Susel señaló que los «de aquí, los que tenemos familiares en el exterior, no podemos seguir esperando y con la idea de que la solución para la situación económica de nuestro bolsillo es que nuestra familia nos envíe dinero para comprar en mi país. Eso no es una fuente de ingresos real por eso nos atacan porque saben que dependemos, tenemos que hacer algo como país para que eso no sea una debilidad, ni una manera de atacar nuestra economía, como produciendo y que sea asequible para todos los cubanos en nuestra moneda, CUP».

Ante quienes hablan de una posible caída del Gobierno cubano con esta nueva sanción, un cubano que vive fuera preguntó «¿cómo se caería la dictadura? ¿Se quedarían sin comida los que controlan el poder? ¿Se negarían los del MININT y la FAR a masacrar al pueblo desarmado si es que este tiene la energía suficiente para lograr manifestaciones multitudinarias? En Corea del Norte ha habido varias etapas de hambruna y nada ha cambiado».

«[Para] el que ama la familia toda ayuda es poca en cualquier lugar y en cualquier terreno», «pero toda una vida ya 61 años de revolución y no hay progreso», expresaron dos cubanos ante este nueva restricción al envío de remesas de EEUU a Cuba.

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar