CorrupciónDictaduraEconomíaÉtica y Moral

Oswaldo Páez-Pumar: Información cierta

 

Me ha llegado a través de un buen amigo por la vía del correo electrónico (ese que llaman email), variada información de lo que está ocurriendo que yo antes obtenía temprano en la mañana tomándome un café y con el periódico enfrente de mis ojos. Entre tantas destaca una relativa a nuestro petróleo que proviene de Carlos Vecchio.

Aunque la información dada por nuestro embajador en los EEUU es cierta, como lo indica el título, no me ha parecido que lo es la calificación que el embajador le ha dado al hecho del cual nos informa y es lo que me ha impulsado a escribir.

Se trata nada más y nada menos que de la entrega por parte del gobierno del usurpador de 348 millones de dólares en petróleo a Cuba, que ojalá lo hubiera sido, porque la entrega no es a Cuba sino a la dictadura, a la tiranía que el gobierno de los hermanos Castro y ahora del pupilo Díaz Canel ha ejercido por más de 61 años y medio oprimiendo al pueblo cubano.

Uno no puede menos de preguntarse si estando Venezuela viviendo las penurias que han provocado ese éxodo de millones de compatriotas, abandonando el país en busca de un mejor futuro para ellos, sus hijos y nietos, a cuánto pudo ascender la cifra que primero Chávez y luego el mismo usurpador de hoy destinaron a los chulos que no a Cuba, cuando el precio del petróleo se mantenía boyante y los “rojos rojitos” no habían podido aún destruir la capacidad productora de PDVSA.

Dios mío, esos 348 millones solo en lo que va del año (un semestre) y llevamos 21 años y medio, (43 semestres) y con el usurpador al frente 15 semestres desde el 1° de enero de 2013 cuando Chávez no regresó porque no estaba vivo. Son, en estos 15 semestres 5.200.000.000,00 de USA $, si nos comemos el cuento de que cuando las cosas no estaban tan malas aplicaban un criterio de austeridad y la cifra semestral fue la misma siempre 348 millones de dólares.

Es esto lo que me obliga a disentir de lo dicho por el embajador, no en cuanto al monto pues tengo la certeza de que su afirmación está basada en información veraz y comprobable, pero sí en la calificación. El embajador ha señalado que Maduro, seguramente quiso decir que el usurpador, le ha regalado a Cuba esos 348 millones de dólares en lo que va de año y eso no es exacto, tengo que decir incluso más, es incorrecto. La calificación hecha por el embajador es o está errada. En efecto, nadie puede regalar lo que no es suyo y el petróleo no es del usurpador.

Quien regala lo que no es suyo se ha apropiado de lo ajeno, de lo que no le pertenece y se coloca a sí mismo y a la acción realizada en el campo de lo penal. Pero hay algo más que golpea mi formación jurídica, quien toma o se apropia de lo ajeno lo hace con una finalidad. Las más de las veces usar en su provecho lo que tomó de otro. Ese provecho toma diferentes formas: hay quien roba un pan para comérselo porque está hambriento (hurto famélico defendido por Chávez) o quien roba para darse la gran vida, bolichicos y boligrandes incluidos funcionarios públicos con o sin uniforme, pero el robo para dárselo a otro, es lo que se llama un “mandado”, tal cual como que le dijeran “vaya y tráigame”. Es como el pago de un precio, el precio de que lo mantengan ahí.

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar