Ciencia y TecnologíaCorrupciónEconomíaPolítica

Ramón Peña / En pocas palabras: ¿Arde el globo?    

24 de octubre, Día Internacional contra el cambio climático

 

El entusiasmo por las vacaciones de verano en el hemisferio Norte se ensombrece ante la expectativa de temperaturas caniculares. Se teme puedan superar las de 2023, el año más caluroso registrado desde 1876. Es parte de la marea de calamidades ambientales de todo orden que, sin reflujo, crece en todas las latitudes del globo.

Según el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Comisión Europea y la Organización Meteorológica Mundial, “la mortalidad relacionada con el calor ha aumentado alrededor de 30% en los últimos 20 años”, por el cambio climático atribuido a los gases de efecto invernadero que expulsa la economía mundial.

El Océano Atlántico registra temperaturas récord. El creciente nivel de sus aguas y las del Golfo de México, desde 2010, es considerado por científicos una amenaza ambiental y de seguridad desde Texas hasta Carolina del Norte, pronosticando inundaciones, congestión de sistemas sépticos, salinización de aguas dulces, entre otros infortunios.

El derretimiento de gigantescas masas de hielo en los polos es factor notable de alteración de los niveles oceánicos. Por este mismo fenómeno, en Siberia se registra un colosal hundimiento del suelo.

En otro orden de desajustes, el Estado de Rio Grande do Sul, Brasil, sufrió recientemente un devastador temporal de lluvias interminables, sin precedentes.

Según un estudio de National Geographic Latinoamérica el cambio climático es la primera causa de la pérdida de biodiversidad terrestre. En general, en todas las especies, incluida la humana, ya prospera una ola de refugiados climáticos.

¿Es esto una amenaza real para la humanidad? ¿Son las emanaciones de CO2 de los combustibles fósiles factor clave en el asunto? Hay quienes piensan que en modo alguno. Entre ellos, Donald Trump, quien reunido en su resort de Palm Beach con 20 presidentes de las grandes corporaciones petroleras, Chevron, Exxon, Occidental, entre otros, les prometió desechar importantes regulaciones de control climático a cambio de una contribución de mil millones de dólares a su campaña electoral…

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba