DictaduraPeriodismoVideos

Ramos: Maduro y su séquito viven ‘en una burbuja’ donde las cosas son ‘a su manera’

El periodista Jorge Ramos, de la cadena televisiva Univisión, llegó este martes en la tarde al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) después de ser expulsado de Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro.

Ramos entrevistó a Maduro en el Palacio de Miraflores, sede del ejecutivo. Según su testimonio, cuando habían pasado cerca de 17 minutos de la entrevista, Maduro se levantó “molesto por las preguntas” y varios videos que le había mostrado donde se podían ver a jóvenes alimentándose de la basura cerca del palacio presidencial.

El gobernante ordenó confiscar los equipos de Univisión y Ramos y su equipo fueron interrogados y posteriormente escoltados por el temido Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

“Lo que ha ocurrido es un acto de represión, una violación al derecho internacional, una violación a nuestro derecho como periodistas de hacer cualquier pregunta. La conclusión es que nuestro trabajo es seguir haciendo preguntas incómodas a los que tienen el poder. Si no hacemos esas preguntas incómodas, no estamos haciendo periodismo”, dijo Ramos tras su llegada a Miami.

Según el periodista, Miraflores es “una pequeña burbuja en la que ellos creen que las cosas son a su manera y están equivocados”.

Según Ramos, la primera pregunta que le hizo a Maduro fue si debía llamarlo presidente o dictador, tras lo cual el gobernante sacó un ejemplar de la Constitución y le dijo que él era el presidente constitucional. Ramos le recordó que para millones de venezolanos no lo era, y tampoco para el presidente interino, Juan Guaidó, ni para el Parlamento, que le considera un usurpador.

“Maduro acepta la entrevista porque él quería debatir. Él sabía que yo le iba a hacer preguntas duras, pero acepta la entrevista porque me dice que quería debatir”, contó el periodista.

Otro momento tensos de la entrevista fueron cuando Ramos le preguntó por “El Pollo” Hugo Carvajal, general retirado y ex jefe de inteligencia venezolano, quien en una entrevista con The New York Times aseguró que Maduro era el responsable de cientos de muertes. Carvajal reconoció recientemente a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y llamó a las fuerzas armadas a rebelarse contra Maduro.

“Hoy técnicamente no tenemos capacidad para enfrentar a ningún enemigo”, afirmó Carvajal en un video publicado en su cuenta de Twitter. Además reconoció que los militares, al igual que el resto de la población, se encuentran “sin comida, sin medicinas, y con la mayor parte de los equipos bélicos canibalizados y con partes robadas”.

El momento que colmó la paciencia de Maduro fue cuando Ramos le mostró un video donde se ve a un grupo de jóvenes que se alimenta de la basura y piden el fin del gobierno de Maduro.

“Las imágenes de los muchachos las grabé a 10 minutos de Miraflores. No las estábamos buscando. Estos muchachos, muy valientes, nos dieron su nombre. Ese es el grupo que los chavistas querían tener controlados, pero ya no los tienen”, dijo Ramos.

Maduro, encolerizado, se negó a ver las imágenes e intentó cerrar el ipad donde se las estaban mostrando, dijo Ramos.

“Para mí era muy importante poderle llamar dictador a Maduro dentro de Miraflores. Cuando Maduro se levanta y se va, le dije: usted no está contestando a las preguntas. Esto que está haciendo usted no es de un demócrata, es de un dictador”, agregó el periodista.

Según Ramos, en ningún momento el equipo de comunicaciones de Maduro intentó conocer las preguntas que se le iban a hacer al gobernante ni pusieron condiciones para la entrevista.

“Maduro creía que él iba a ganar la entrevista. Ha hecho varias entrevistas con medios internacionales recientemente y les ha ido relativamente bien. Él creía que podía ganar todas esas entrevistas”, dijo Ramos a su llegada a Miami.

Ramos aseguró que no hay libertad de expresión y prensa en Venezuela. “Es vergonzoso ver la televisión o escuchar la radio en Venezuela porque no escuchas otros puntos de vista. Claro, Maduro y su entorno creen que esa es la realidad y la realidad es totalmente distinta”, apuntó.

El periodista tiene prohibido regresar a Venezuela.

Ramos es un periodista mexicano estadounidense de más de 30 años de experiencia en los medios. Cuando Televisa, la cadena más grande de televisión en México, decidió censurar su primer reportaje, emigró a Estados Unidos, donde se ha convertido en uno de los periodistas hispanos más exitosos en la industria. Ramos ha incomodado a figuras en el poder tan disímiles como el fallecido gobernante cubano Fidel Castro y al presidente Donald Trump.

 

Etiquetas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar