DictaduraEconomía

Sin fecha para la unificación monetaria en Cuba, pero vendrá con devaluación

Marino Murillo, "el zar de las reformas", advirtió que no iba a decir el tipo de cambio porque "para eso hay que esperar otro poquito"

La eliminación de la dualidad monetaria del país demora, según las últimas declaraciones de los dirigentes cubanos que están al frente de la llamada «tarea ordenamiento». En el programa Mesa Redonda de este martes se abordó el tema pero sin dar detalles sobre la fecha en que se hará la unificación ni el tipo de cambio.

Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos y conocido como «el zar de las reformas» en la Isla, reiteró que el peso cubano (CUP) será la moneda que circulará y reiteró en varias ocasiones que el fin de la dualidad monetaria no eliminará los problemas de la economía nacional que «tiene problemas estructurales».

En medio de crecientes expectativas populares sobre el inicio del proceso, Murillo comentó que la unificación se hará probablemente el primer día de un mes pero sin precisar cuál, ni siquiera adelantó si ocurrirá este año. «Un día tú amaneces y el Banco Central de Cuba dice no circula más el CUC y ya a partir de ese momento tienes una sola moneda».

Un día tú amaneces y el Banco Central de Cuba dice no circula más el CUC y ya a partir de ese momento tienes una sola moneda

Sobre la circulación del CUC al momento del anuncio, expuso que van a dar alrededor de seis meses para «que las personas lo cambien, lo gasten, hagan lo que más correcto entiendan hasta que el Estado los recoja todos». Aseveró que si en ese periodo se dan señales que sigue circulando la moneda, pueden extender el tiempo. 

Ese plazo de tiempo para cambiar los pesos convertibles ha sido uno de los que más especulaciones y temores ha generado en una sociedad en la que muchos todavía tienen sus salarios en pesos cubanos pero necesitan los pesos convertibles para comprar numerosos productos básicos. Por años la tasa de cambio entre ambas moneda ha sido de 24 CUP por cada CUC.

«Los que tengan CUC, tranquilos que eso tiene su valor, es una moneda oficial de Cuba y nadie va a perder la capacidad del CUC o los 24 pesos actuales. Si el tipo de cambio fuera a 20 pesos, en el momento que se esté recogiendo se les cambia por 24 pesos, se le paga el valor del tipo de cambio actual», argumentó.

Los que tengan CUC, tranquilos que eso tiene su valor, es una moneda oficial de Cuba y nadie va a perder la capacidad del CUC o los 24 pesos actuales

Además puntualizó que el fondo de salario va a subir 4,9 veces, las pensiones de la seguridad social 5,0 y « la asistencia social se incrementará en dependencia de la cantidad de núcleos vulnerables que haya que ayudar « . A firmó que la aspiración es que todos «los asalariados queden en mejores condiciones que en el punto de partida donde están».

Murillo también advirtió sobre el peligro de la inflación. Todos los precios mayoristas van a subir porque el valor de  los productos importados van a aumentar, afirmó el dirigente y agregó que habrá una devaluación del peso «buscando competitividad». 

«El crecimiento de precio es sinónimo de inflación y estamos hablando de precios mayoristas. El tema es cuánto se demora el incremento de precios mayoristas para tener reflejo en los precios minoristas y eso se llama proceso de traspaso de la devaluación», proceso que según dijo, puede demorar varios meses, pero «llega».

Sobre el tipo de cambio que se implementará no hizo ningún adelanto: «Para eso hay que esperar otro poquito, que nadie lo dice en el mundo, en su momento se va a decir todo, aunque hoy vamos a decir más de lo que otras veces hemos dicho».

El tema es cuánto se demora el incremento de precios mayoristas para tener reflejo en los precios minoristas y eso se llama proceso de traspaso de la devaluación

«Aplicar los tipos de cambios lleva hacer una devaluación y en cualquier lugar del mundo lleva ajustes. Genera presión al sistema empresarial», afirmó. Volvió a llamar a «ser más eficientes en el trabajo y hay que hacerlo para que la economía se mueva de manera natural».

Murillo aseveró que se tiene que hacer una guía de la economía «muy administrativa», al referirse al sistema de precios que no «da señales claras a los productores, y no es que estamos diciendo de que Cuba vaya a una economía de mercado, pero el mercado existe independientemente de la voluntad nuestra y a los productores les debe llegar señales de ese mercado». 

Alejandro Gil, el ministro de economía y también invitado a la Mesa Redonda, aprovechó el espacio televisivo para llamar a la población al optimismo. «Esto no es un retroceso, esto es para impulsarnos», subrayó a la par que aseguraba que la unificación monetaria cambiará la vida de los cubanos de forma positiva, aunque también mantuvo la postura de Murillo de no ofrecer detalles de cómo ni a partir de cuándo.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar