Cine y TeatroCultura y ArtesDemocracia y Política

Susan Hayward: Una pelirroja muy trabajadora

Puede que la pelirroja Susan Hayward esté un peldaño por debajo de otros mitos el cine, pero su historia es lo suficientemente poderosa, y sus películas lo suficientemente buenas, como para no dejarla caer en el olvido ahora que se han cumplido 100 años de su nacimiento, el pasado 30 de junio.

Una de las estrellas más populares del llamado cine clásico, esta chica nacida en Brooklyn, Nueva York, el 30 de junio de 1917, fue ganadora de un Oscar y de tres Globos de Oro. 

Su verdadero nombre era Edythe Marrener, y el nombre de guerra artística se lo puso su representante, porque «sonaba parecido a Rita Hayworth».  Llegó a Hollywood en 1937, como muchas otras jóvenes aspirantes al estrellato cinematográfico, a ser las sucesoras de Carole Lombard, Greta Garbo o Bette Davis. No pudo obtener uno de los papeles más codiciados en la historia del cine, el de Scarlett O’Hara, pero no lo hizo mal, como demuestran las pruebas de casting. Luego de protagonizar «Beau Geste«, con Gary cooper, nada ni nadie la detuvo en una carrera donde sus mejores actuaciones fueron en papeles muy duros y dramáticos. Nunca se consideró una estrella sino «una chica trabajadora». Los directores más duros y exigentes, que no tenían mucha paciencia con las «estrellitas» (por ejemplo, Henry Hathaway, en tres ocasiones) la pedían, porque sabían que podían contar con una gran profesional. 

 

Veamos ahora el homenaje que le hace el programa «Días de Cine»:

SUSAN HAYWARD

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar