Ciencia y Tecnología

Uruguay invierte en ciencia con mayor eficiencia que varios países del primer mundo

Un trabajo destaca que Uruguay produce por investigador la misma cantidad de artículos científicos que varios países del primer mundo, aunque invierte porcentualmente una cuarta parte

La Asociación de Investigadoras e Investigadores del Uruguay con respecto a la cantidad de artículos científicos producen los investigadores de nuestro país en comparación con países de primer mundo y pese a tener una inversión mucho menor.

El comunicado de los investigadores surge luego del estudio «Ventajas comparativas reveladas en disciplinas científicas y tecnológicas en Uruguay», cuyo equipo está centrado en la Universidad ORT y cuya información fue difundida este domingo por el diario El País.

En el texto, los investigadores sostienen que «la inversión en investigación y desarrollo ha aumentado en forma constante en los últimos 20 años en el mundo», según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y que «lo mismo ha ocurrido con el número de investigadores por millón de habitantes», según el informe del equipo de ORT.

«La investigación ha sido y sigue siendo la mayor fuente de innovación y transformación de la vida humana, del progreso económico y del bienestar en su más amplio sentido», explican los investigadores en el texto.

Por otro lado, los investigadores advierten que el estudio de ORT «no ha sido sometido a una revisión por pares». Además, cuestionan que en un gráfico del trabajo de ORT «Uruguay aparece un poco por debajo de una línea que mostraría la relación entre los documentos publicados por los investigadores uruguayos y el gasto en I+D (investigación + desarrollo)».

Sobre el trabajo del equipo de ORT hacen algunas puntualizaciones que no comparten. «Eligen analizar el último año para el cual hay información disponible pese a la existencia de información más representativa» y «muestran tan solo un grupo de países, sin indicar en qué basan la decisión de inclusión o exclusión», explican los investigadores.

Además, señalan que en el estudio de ORT «cuantifican el número de documentos publicados sin tomar en cuenta ningún índice de impacto o calidad de los mismos; usan como indicador de ‘eficiencia’ de la investigación científica la pendiente del gráfico en cuestión, es decir el número de publicaciones anuales cada millón de dólares invertido en I+D. Este indicador no es bueno y de hecho en el trabajo ubica en los primeros lugares de ‘eficiencia’ científica a naciones como Macao, Georgia, Kuwait y Túnez, y deja en la cola de la distribución a países como Israel, EEUU, Corea del Sur y Japón».

El Uruguay y los países de primer mundo

En ese sentido, los investigadores se propusieron «llevar a cabo el mismo tipo de análisis pero promediando los datos anuales de un período más abarcativo (2015 en adelante) para cada país». En ese trabajo dan cuenta de que «la correlación entre número de documentos publicados y la inversión en I+D es alta».

«No hay base, más allá de la apriorística, para afirmar que el número y nivel de las publicaciones, realizadas con los magros fondos destinados a la investigación y el desarrollo, es diferente que el de otros países. Hay que mencionar también que la evaluación de la producción científica no es sencilla ni lineal, y basarse tan solo en el número de publicaciones de un país es un criterio insuficiente. Importan otras variables como: la calidad de los artículos publicados, la formación de recursos humanos, la construcción institucional (laboratorios, equipamiento, redes) y la capacidad de transferir el conocimiento desarrollado, por ejemplo», agregan en el documento.

Los investigadores sostienen que es importante tener en cuenta para estos análisis «las enormes diferencias entre los países, tanto en los niveles de inversión como en las dimensiones de los sistemas científicos (número de investigadores, capacidades) y el costo del acceso a insumos, equipos y bases de datos, que puede llegar a ser hasta un 50% más alto que obtenidos en origen. Un concepto central para lograr éxito en la actividad de producción científica es alcanzar una masa crítica, en términos de recursos humanos, redes y materiales, que permita el desarrollo de las capacidades. En comunidades pequeñas, como las nuestras, es difícil alcanzar la masa crítica en diversas áreas del conocimiento, y esto afecta la capacidad de producción».

En el documento hacen referencia a las diferencias de los países que tienen un mayor índice de desarrollo humano e «invierten una porción mayor de sus ingresos en investigación y desarrollo, y esto impacta en forma directa en el número de publicaciones y cuan citadas son las mismas». «Pese a las condiciones adversas del sistema los investigadores uruguayos publican alrededor de 0.78 documentos por investigador por año (promedio 2015-2020), por debajo de Chile (1.84), pero por encima de Argentina (0.29) y similar a México (0.74), dos países Latinoamericanos de gran tradición científica. Más aún, el número de publicaciones por investigador se asemeja al de países como Reino Unido (0.78) y Estados Unidos (0.52), aún cuando estos países destinan un porcentaje de su PBI a I+D entre 4 y 7 veces mayor que Uruguay», explican los investigadores.

Los autores de este trabajo fueron: Celia Quijano, Gonzalo Tancredi, Cecilia Scorza, Rodrigo Alonso Suárez, José Paruelo, Pedro Russi, que son integrantes de la Comisión Provisoria de Investiga uy, asociación de investigadoras e investigadores del Uruguay.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba