Democracia y PolíticaEleccionesEncuestas

Cómo la crisis de la Convención Constitucional es una amenaza para Boric

La nueva Constitución ha sido el “caballito de batalla” del Frente Amplio desde la candidatura presidencial de Beatriz Sánchez en el 2017. Es por eso que casos como el de Rojas Vade requieren un rápido control de daños en donde Jaime Bassa juega un rol clave. “Cualquier fracaso de la Convención daña las posibilidades de Boric. El problema es que no depende directamente de él, aunque sí de sus aliados en la Convención”, señala el analista político Carlos Correa.

 

Si la candidatura presidencial de Gabriel Boric fuera un guión, Jaime Andrés Bassa Mercado, sería uno de los protagonistas principales. Abogado de profesión, precursor de una nueva Constitución, frenteamplista y vicepresidente de la Convención Constitucional, ha sido señalado como el gobernante “de facto” de la Convención Constitucional por su liderazgo y vocerías en relación a la Presidenta, Elisa Loncón.

Características que se vieron reflejadas iniciándose el proceso constitucional el 6 de julio posterior a la fallida primera sesión en donde no estuvieron las condiciones técnicas para llevarse a cabo. Ante una dubitativa Loncón frente a los medios de comunicación, Bassa tomó la palabra: “Permiso presidenta… Este punto de prensa es para informar a las y los constituyentes que todavía no tenemos un canal oficial con ellas, ellos y elles. En primer lugar, queremos transmitir certezas…”.

Esta fue la primera de muchas vocerías en las que Bassa asumiría un rol protagónico. Recientemente fue el control de daños en el caso de Rodrigo Rojas Vade. Si bien ambos condenaron el hecho, mientras Loncón matizaba con “somos humanos, no somos dioses para no fallar”, Bassa rápidamente salió a decir que no habría “defensas corporativas”. El martes este liderazgo quedó en evidencia cuando un grupo de mapuches llegó a las afueras del Congreso donde pidieron hablar con Bassa, no con Loncón.

En el Frente Amplio saben que el éxito de la Convención Constitucional es un efecto dominó para las pretensiones presidenciales de Boric y han puesto sus expectativas en un correcto funcionamiento del órgano. En ese sentido, el rol de Bassa como vicepresidente es fundamental para dar gobernabilidad a la Convención y que esto sea una señal para una eventual llegada del FA a La Moneda, de la mano de Boric. Ambos dirigentes tienen una relación de complicidad de larga data. El abanderado presidencial es militante de Convergencia Social, mientras que el abogado ganó su escaño (Distrito 7) como independiente en un cupo del mismo partido. Además, fue parte de la organización del comando del candidato del Frente Amplio en Valparaíso.

Cualquier fracaso de la Convención daña las posibilidades de Boric. El problema es que no depende directamente de él, aunque sí de sus aliados en la Convención”, señala el analista Carlos Correa.

El analista político, y ex director de la Secom en Bachelet II, Carlos Correa, opina: “Cualquier fracaso de la Convención daña las posibilidades de Boric. El problema es que no depende directamente de él, aunque sí de sus aliados en la Convención. Es la razón por la que Bassa, inteligentemente, marcó rápida distancia de Rojas Vade, al igual que Fernando Atria y los convencionales del FA”. 

Correa agrega: “Boric firmó el acuerdo a contrapelo de su propio sector, por lo que su patrimonio político está en una Convención que sea capaz de construir acuerdos duraderos sobre una Constitución que implique un país mejor para las personas”. Y subraya: “En la medida que la Convención funcione sin contratiempos, con capacidad de hacer acuerdos y sin más casos Rojas Vade es un punto a favor de Boric”.

Con más cautela ve esta situación Cristóbal Bellolio, profesor de teoría política. Sostiene que es “una posibilidad” la opción de que un mal desempeño de la Convención repercuta en las aspiraciones de Boric de llegar a Palacio. Pero precisa: “Una cosa es la elección presidencial y los liderazgos que se han configurado con sus respectivos relatos y biografías, y otra cosa distinta es el grado de aprobación de la Convención. Porque recordemos que en la Convención hay gente de izquierda y de derecha”.

El factor PC y las encuestas

“Yo formo parte del pacto Apruebo Dignidad, he manifestado previamente que mi candidato es Gabriel Boric, en términos personales, como ciudadano, y vengo a manifestar esa preferencia electoral en las elecciones”. Con estas palabras Bassa daba a conocer su voto en las primarias del FA con el PC.

En la noche de esa jornada, una vez conocidos los resultados, tuiteó felicitando a Boric.

No solo Bassa es un convencional emblemático cercano al proyecto de Gabriel Boric dentro de la Convención. También están, por ejemplo, Fernando Atria -considerado un referente en el FA y que, además, participó en la franja presidencial-; Amaya Álvez, coordinadora de la Comisión de Reglamento, y la ex candidata presidencial del sector, Beatriz Sánchez.

Sin duda que el triunfo de Bassa como vicepresidente (obtuvo 84 votos) fue un aliciente anímico para el Frente Amplio y su abanderado presidencial. Pero el camino no ha estado libre de roces, precisamente con sus “socios” del Partido Comunista. Mientras el PC ha hecho más alianzas con los Pueblos Originarios o la ex Lista del Pueblo, los convencionales del Frente Amplio se han visto más cercanos al Colectivo Socialista y a Independientes No Neutrales.

A la relación con el PC y “los Rojas Vade”, se suma otro factor: la baja en las encuestas que muestra la Convención. En última Cadem, un 50% de la ciudadanía desconfía del trabajo del organismo.

Y ayer miércoles se publicó el sondeo Tú Influyes en donde un 53% considera que lo realizado por la Convención Constitucional está bajo o muy por debajo de sus expectativas. Y un 46% declara estar muy interesado en el desarrollo de la Convención, 6 puntos menos respecto de la encuesta del mes anterior.

Si el rol de Bassa y compañía dentro de la Convención Constitucional juega a favor o en contra de la candidatura de Boric, es la ciudadanía quien tendrá la palabra en las urnas este 21 de noviembre. La historia aún se termina de escribir.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba