CorrupciónPolíticaRelaciones internacionales

Ecuador confirma que Correa contaba con 247 millones para financiar a Podemos y otros partidos radicales

El Gobierno de Ecuador ha entrado de lleno en la investigación de las finanzas de Podemos. Rafael Correa gastó de forma efectiva 54 millones de dólares en el denominado Programa Prometeo, un plan de atracción de talento internacional que acabó sirviendo para impulsar partidos de extrema izquierda como Podemos. El programa fue disuelto en 2017, después de la salida de Correa del Gobierno. Pero el actual Ejecutivo ecuatoriano ha certificado ya que el dinero total presupuestado para este fin era muy superior: 247 millones de dólares. Los planes para relanzar el comunismo a nivel internacional se truncaron cuando Correa perdió la Presidencia.

OKDIARIO ha publicado ya que el programa Prometeo sirvió al ex presidente de Ecuador  para destinar millones de dólares a distintas vías de apoyo a la extrema izquierda, tal y como investiga el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio. Este diario, igualmente, ha confirmado ya que el Gobierno ecuatoriano ha decidido investigar este asunto, junto con el posible destino de dinero desde la financiación del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) hacia Podemos. Y hay que recordar que en CELAG tiene un papel destacado Juan Carlos Monedero y lo tuvo también Íñigo Errejón en la época en la que estaba integrado en el partido morado.

Pero ahora, Ecuador ha confirmado que el plan económico era aún más ambicioso: el programa Prometeo contaba con un importe total presupuestado de 247 millones de dólares, que no se gastaron de forma efectiva por el cierre del programa gracias a la salida de Correa del poder.

El objetivo inicial de Prometeo, según declaró el propio Correa, era atraer académicos, científicos y talento en general al país. Pero pronto relanzó la captación de personas centradas en el lanzamiento de la extrema izquierda en todo el mundo.

CELAG

El programa entró en contacto con la organización CELAG -impulsada por Podemos a través de Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Alfredo Serrano Mancilla– y acabó convirtiéndose en una vía de contacto y adoctrinamiento cruzado permanente entre formaciones de extrema izquierda financiada con el dinero que debía haberse dirigido a lanzar el talento en Ecuador, tal y como ha confirmado el presidente del Supremo, Miguel Ángel Martín Tortabú, a OKDIARIO.

El Gobierno ecuatoriano, ya sin Rafael Correa al mando, decidió cerrar el citado programa a la vista de su utilidad real: política y no científica ni académica.

El programa incluyó en una primera fase un cierto sesgo hacia la atracción de talento científico a Ecuador: las matemáticas, estadística, tecnología, etc. primaban por encima del resto. Pero pronto se vio la naturaleza y objetivo real del Programa Prometeo. Porque el Gobierno de Rafael Correa decidió crear toda una subdivisión centrada en las denominadas ciencias sociales, donde pronto fueron los estudios políticos el centro de atención. Y dentro de ellos, los procedentes de la extrema izquierda española.

Los estudios base que justificaron el destino de los 54 millones de dólares se basaban en la situación del sistema educativo en 2011. Seis años después, el diseño del programa llevó a que se becara a un total de 848 personas, tal y como reflejan los datos oficiales remitidos en su momento por la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) a la publicación ecuatoriana Primicias. Se les denominaba los ‘prometeos’. Y, tal y como relata el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio, bajo ese manto académico, se creó una verdadera red de contacto con los partidos de extrema izquierda, entre ellos, por supuesto, Podemos. Uno de los visitantes de aquellas jornadas, fue el propio Pablo Iglesias, según esta investigación.

Pagos de hasta 6.000 dólares

Los pagos mensuales de este programa a sus becados se situaban entre los 4.320 y los 6.000 dólares, pero además el Gobierno ecuatoriano se hacía cargo de los vuelosviviendaseguro de salud y parte de los consumos durante la estancia. Todo ello, con una cartera de dotación presupuestaria de hasta 4.000 dólares por becado. Lo cierto es que la gran mayoría de investigadores para este programa procedían de España (269 ‘prometeos’) y Venezuela (‘156’).

CELAG, por su parte, fue uno de los feudos de desarrollo de Íñigo Errejón. Él fue uno de los impulsores de este centro de pensamiento. Hoy en día, el esquema de control de CELAG sigue bajo una fuerte presencia de podemitas. Juan Carlos Monedero es miembro del Consejo Consultivo al igual que el propio Rafael Correa. Y Alfredo Serrano Mancilla es el director del Consejo Ejecutivo. Serrano Mancilla es el ‘economista’ español que ha asesorado al régimen de Nicolás Maduro en materia económica y que, en gran parte, ha provocado la crisis que vive actualmente el país.

Ecuador se suma, de este modo, al grupo de países desde donde se investigan envíos de dinero a la cúpula de Podemos. Venezuela, Bolivia -bajo investigación ya de la Fiscalía General de este país- o Brasil -por deriva del caso Odebrecht– son otros de los orígenes de la financiación en fase de investigación.

 

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar