Democracia y PolíticaOtros temas

El Salvador, entre países autocráticos listado en el Informe Democracia 2022

El Salvador forma parte de la lista de 60 países que viven en autocracias electorales; es decir, regímenes que buscan legitimarse con elecciones. Este estudio fue realizado por Instituto V-Democracia , de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia.

Democracia. El Salvador retrocedió en su forma de Gobierno, y ahora es considerado una
Democracia. El Salvador retrocedió en su forma de Gobierno, y ahora es considerado una «autocracia electoral», según el Informe Democracia 2022.

 

El Salvador forma parte de la lista de 60 países que viven en autocracias electorales; es decir, regímenes que buscan legitimarse con elecciones. Este estudio fue realizado por Instituto V-Democracia , de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia.

El Informe de la Democracia 2022 incluyó a El Salvador en la lista de países con regímenes autocráticos, es decir, territorios con unos sistemas de gobierno que concentran el poder alrededor de una sola persona, y socavan las instituciones democráticas en todo el mundo.

Lo anterior, de acuerdo con el más reciente estudio elaborado por el Instituto V-Democracia del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. En él se establece que El Salvador es de los países que más retrocedió este año en su democracia.

El país cayó en cuatro de los seis indicadores que mide el informe en 179 países: el tipo de democracia, las elecciones, la participación ciudadana y la deliberación con la sociedad civil para elaborar políticas públicas.

«Países como El Salvador se convirtieron en ‘autocracias electorales’, y ahora hay al menos 60 países en esta categoría, volviéndose el tipo de régimen más común en la actualidad», indica el estudio.

Este tipo de gobierno, explican los autores del estudio, es aquel en el que «existen instituciones que emulan la democracia, pero están muy por debajo de los límites de la misma en términos de autenticidad o calidad».

El director ejecutivo de Acción Ciudadana, Eduardo Escobar, explica que una autocracia «es cuando alguien concentra el poder, no hay separación de funciones ni poderes, no hay respeto a derechos humanos», como es el caso del gobierno del presidente Nayib Bukele, que concentró la mayoría de diputados en la Asamblea Legislativa para promover reformas que eliminan los pesos y contrapesos en una democracia.

«Cuando una persona tiene concentrado el poder y utiliza las elecciones para legitimarse, entonces, hablamos de una autocracia electoral», afirmó.

El golpe a la Sala

En el caso de El Salvador, uno de los factores determinantes para ser degradado a una autocracia fue la «fuerte tendencia a la baja» en la separación de poderes. El informe cita la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y posterior imposición de abogados afines al oficialismo el 1 de mayo de 2021

«En El Salvador, el presidente Nayib Bukele y su partido (Nuevas Ideas) han quitado todas las restricciones del Ejecutivo y han socavado el poder Judicial, por ejemplo, al remover a cinco jueces de la Corte Suprema de Justicia», cita el informe. Esto llevó al país a caer 32 puestos en la principal variable, el Índice de Democracias Liberales, pasando del lugar 87 al 119 en un año.

Además, el índice que mide la Democracia Electoral, incluyendo la realización de elecciones limpias, libertad de asociación y de expresión, cayó del puesto 77 al 97, una diferencia de 20 escaños.

Otros elementos de la democracia, como la deliberación de políticas públicas, también han empeorado y, según el estudio, El Salvador forma parte de los 20 países donde los líderes han disminuido más el respeto por las opiniones contrarias, el rango de consultas y las relaciones con la sociedad civil.

Según el informe, en el Índice de Componente Deliberativo, El Salvador pasó de ocupar el ya cuestionable puesto 121 a ser el 134, una caída de 13 lugares.

Muestra democrática

El único índice que se mantiene intacto en el reporte de este año es del Componente Participativo, el cual se dedica a medir los espacios de participación ciudadana.

Si bien estos espacios de participación se han visto reducidos en el país, el informe mantiene el puesto 108, citando las protestas masivas del pasado 18 de octubre de 2021 contra la legalización del Bitcóin y el golpe al Órgano Judicial.

«Miles de manifestantes se tomaron las calles de San Salvador el 18 de octubre de 2021, en contra del gobierno del presidente Nayib Bukele. Protestaron en contra de la legalización del Bitcóin, así como el ataque del gobierno a la independencia judicial, tras un decreto legislativo que promovió la destitución de jueces», indica el informe.

El Índice de Igualdad, que incluye la protección social, educación, salud y salarios equitativos entre hombres y mujeres, también registró una leve mejoría, pasando del puesto 162 al 141. Sin embargo, esta escalada responde a la profundización en la desigualdad en otros países, revelan los datos del informe.

Una tendencia global

Junto a otros países como Polonia y Mali (donde El Salvador mantiene un contingente militar para la instalación de un gobierno democrático), el país es calificado como una de las principales autocracias tanto en el largo como en el corto plazo: «su proceso de autocratización inició desde hace tiempo, pero continúa profundizándose», indica el estudio.

En el caso de El Salvador, el puntaje de la democracia «ha decrecido en los últimos 10 años sustantivamente», aunque no es el único país en el mundo que enfrenta retrocesos graves.

Según estima el Instituto, el nivel de la democracia del que gozó un ciudadano promedio en 2021 retrocedió a niveles de 1989. «Los últimos 30 años de avances democráticos (en el mundo) están ahora erradicados», advierte.

Actualmente, las dictaduras están en aumento y albergan a un 70 % de la población global – 5.4 billones de personas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba