CorrupciónDictadura

El Tesoro de EE.UU. confirma que el chavismo ha blanqueado cantidades colosales de dinero público

Nada más entre 2009 y 2017 las autoridades bancarias señalaron cerca de cinco mil millones de dólares en transacciones sospechosa

Un grupo de empresarios se ha aprovechado de su cercanía con la cúpula del régimen de Nicolás Maduro para extraer de Venezuela casi 4.800 millones de dólares, unos 4.000 millones de euros, una inmensa mayoría de los cuales, el 70%, proceden de las arcas estatales, en muchos casos de programas destinados a ayuda social para combatir el hambre y proporcionar vivienda pública. Fue el medio estadounidense BuzzFeed el que recibió 2.100 documentos secretos de FinCEN, acrónimo de Financial Crimes Enforcement Network, una división del departamento del Tesoro de Estados Unidos que recopila datos sobre transacciones financieras para combatir el lavado de dinero y otros delitos financieros.

En el periodo de 2009 a 2017 estos documentos reflejan un constante flujo de transacciones de grandes instituciones públicas de Venezuela a cuentas donde un grupo de empresarios de ese país y familiares suyos ocultan esos fondos. Entre esas instituciones se hallan el Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas; Venezolana de Exportaciones e Importaciones, C.A.; la petrolera estatal Pdvsa, y la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas. A través de bancos de EE.UU. y Europa, ese dinero se ha extraído de Venezuela en beneficio de las familias de esos empresarios, a los que comúnmente se conoce como «boligarcas», una conjunción de los términos «bolivarianos» y «oligarcas».

Esos bancos que han facilitado la extracción de dinero de las arcas públicas de los venezolanos son tanto grandes como pequeños. Está J.P. Morgan Chase, de Nueva York, y Standard Chartered, de Londres, además de CBH Compagnie Bancaire Helvétique y Julius Baer Group, ambos de Suiza. Según la investigación, esas instituciones han ayudado a ocultar la procedencia del dinero. La revelación de esas transacciones no implica que haya investigación de la Fiscalía o que ese movimiento de fondos sea en principio constitutivo de delito. Tras recibir esos documentos, BuzzFeed los compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Los «boligarcas»

Son siete los empresarios identificados como «boligarcas» que han extraído dinero de las arcas públicas venezolanas según estas pesquisas elaboradas con los documentos secretos estadounidenses. En gran parte tienen lazos con Pdvsa, la petrolera estatal, y la Misión Che Guevara, que según el régimen venezolano tiene la función de «redimensionar el plan de formación laboral hacia la capacitación integral de hombres nuevos, en el contexto de la estrategia de desarrollo económico y social de la nación».

Uno de esos empresarios es Alejandro Ceballos, un magnate de la construcción que solo entre 2013 y 2014, en 79 transferencias, extrajo de Venezuela 262 millones de dólares empleando sobre todo una institución financiera, el extinto Banco Espirito Santo, que tenía su sede en Portugal. Al menos 116 de esos 262 millones extraídos en poco más de un año provenían de programas estatales para la construcción de vivienda pública en Venezuela, para las personas con menos recursos. Además de lujosas propiedades en Caracas, Ceballos tiene una mansión en Miami.

A pesar de las muchas rondas de sanciones aplicadas por el Tesoro norteamericano contra la cúpula del chavismo y sus empresarios asociados, Ceballos no ha sido sometido a ellas de momento. La Fiscalía de EE.UU. espera ahora a juzgar al empresario de doble nacionalidad colombiana y venezolana Alex Saab por lavado de dinero y otros delitos fiscales, para lo cual ha solicitado su extradición desde Cabo Verde, donde se halla preso. Esta misma semana, el Gobierno de EE.UU. ha sancionado al propio Nicolás Maduro por sortear las sanciones contra Irán y adquirir material armamentístico de la República Islámica.

En numerosas ocasiones, la diplomacia estadounidense ha solicitado a otros gobiernos que investiguen la procedencia de la fortuna de los familiares de los jerarcas del chavismo y sus socios. Según dijo en una reciente entrevista con ABC el encargado de negocios de EE.UU. para Venezuela, James Story, «España y ciertamente países de Latinoamérica, como EE.UU., tienen la responsabilidad de ver de dónde viene este dinero y no permitir el robo de recursos de Venezuela».

Ingresos ilícitos

El Tesoro de EE.UU. ha advertido en numerosas ocasiones sobre la extracción y lavado de dinero público venezolano. Tal y como explica Sigal Mandelker, subsecretaria del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, «los socios de Maduro siguen buscando flujos de ingresos ilícitos, incluso cuando el pueblo y la economía venezolanos se hunden más en la desesperación. Hemos alertando a las instituciones financieras de que el régimen de Maduro está utilizando tramas sofisticadas, incluido el desvío de asistencia humanitaria, para evadir sanciones».

Por la escasez de medicamentos y de bienes de primera necesidad, incluido el fuel para generadores, se han visto obligados a salir de Venezuela cinco millones de refugiados, que están recibiendo asistencia humanitaria en países vecinos.

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar