DictaduraPolíticaRelaciones internacionales

Guarequena Gutiérrez: “El embajador de Maduro representa la desnutrición, la falta de medicamentos y la tortura”

La representante de Juan Guaidó en Chile responde ante la polémica generada por la invitación del Senado a la Cuenta Pública Presidencial al embajador de Nicolás Maduro, Arévalo Méndez. Hoy el gobierno, que reconoce al presidente de la Asamblea Nacional como el legítimo jefe de Estado venezolano, informó que el Presidente Piñera invitará al acto del 1 de junio a la embajadora Gutiérrez.

La mesa del Senado extendió una invitación a la Cuenta Pública Presidencial, que se realizará el próximo 1 de junio, al embajador de Venezuela en Chile, Arévalo Méndez, representante del gobierno de Nicolás Maduro, y no a Guarequena Gutiérrez, designada por el Presidente encargado por la Asamblea Nacional Juan Guaidó.

“El Senado no nos invitó. Supe, a través de una publicación en un medio, que invitaron al embajador de Nicolás Maduro. El Embajador de Nicolás Maduro no representa nada más allá de la desnutrición, la falta de medicamentos, de tratamientos, la tortura, los presos políticos, los homicidios por parte de los cuerpos represores de Nicolás Maduro. Eso es lo que sabemos que invitaron”, señaló el jueves Gutiérrez a El Líbero.

Esta situación generó un inédito choque entre el Ejecutivo y el Legislativo, puesto que el gobierno reconoce a Guaidó como el legítimo jefe de Estado venezolano. Esta mañana, la ministra vocera Cecilia Pérez, señaló que «el Presidente ha determinado, haciendo uso de sus facultades, que va a invitar a la embajadora Guarequena Gutiérrez».

La Asamblea Nacional de Venezuela designó a representantes diplomáticos en diez países, uno de esos Chile, y en el Grupo de Lima como uno de sus primeros actos de gobierno, el pasado 29 de enero. Ese mismo día, el Presidente Sebastián Piñera anunció en su cuenta en Twitter, que el gobierno reconocía a la abogada en esta tarea. El 1 de febrero Gutiérrez se reunió con el canciller Roberto Ampuero y de esa manera se oficializó el reconocimiento a Gutiérrez como “representante diplomática”.

Las transiciones no son fáciles. Esto conlleva mucho trabajo diplomático. Entendemos que esta es una decisión interna de Chile», subrayó Gutiérrez sobre su acreditación.

Sin embargo, desde el punto de vista protocolar quien está oficialmente acreditado en el país es Méndez. De esta manera, el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), explicó el por qué de la invitación.

«En el caso de Venezuela el Gobierno no ha retirado las cartas credenciales al actual embajador, por lo tanto, oficialmente él se mantiene como representante de ese país en Chile. En consecuencia, estamos ante una decisión institucional apegada a la norma y no ante una decisión política como algunos pudieran interpretar», señaló Quintana. «Nosotros hemos sido muy críticos al régimen de Maduro, sin embargo, nos corresponde atenernos a lo oficial. El único responsable que el Senado haya invitado al embajador es el Gobierno. El Ejecutivo ha sido ambiguo en esta materia, si ellos quieren que no lo invitemos, la salida es que retiren sus credenciales diplomáticas», agregó.

Sin embargo, La Moneda insistió en que reconocen como Presidente a Guaidó, a través de la ministra vocera, Cecilia Pérez; y los legisladores de Chile Vamos solicitaron revocar la invitación del Senado al embajador de Maduro.

Al ser consultada sobre cómo avanzan las gestiones para obtener la acreditación diplomática, Gutiérrez explica: “Las transiciones no son fáciles. Esto conlleva mucho trabajo diplomático. Entendemos que esta es una decisión interna de Chile. Lo he conversado en distintas ocasiones, muy respetuosamente, con el canciller Roberto Ampuero, con el ministro del Interior, Andrés Chadwick. Entendemos esto y lo respetamos. Nosotros solamente queremos siempre recalcar la buena disposición que tiene el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, a quien le agradecemos muchísimo lo que ha hecho y, lo que sabemos, seguirá haciendo”.

Hoy estoy invitada a la cuenta pública del ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Andrés Chadwick, porque él pertenece directamente al Poder Ejecutivo, quien sí me reconoce y reconoce toda la lucha que estamos llevando adelante para que se consiga el cambio en Venezuela», asevera la abogada.

Entregarle credenciales diplomáticas tiene distintas implicaciones, en particular para los miles de migrantes chilenos que aún permanecen viviendo en Venezuela, y también para los ciudadanos de ese país que desean migrar legalmente a Chile. “Este es un tema difícil, álgido. No es fácil tampoco para un país como Chile que tuvo tanta migración en Venezuela dejar desamparados a más de 15.000 chilenos que todavía están en Venezuela, además, la Visa de Responsabilidad Democrática se otorga en Venezuela, para que los venezolanos puedan venir a Chile buscando una mejor calidad de vida. Todos estos son temas que nosotros entendemos, y que están por encima de una acreditación personal”, subrayó la representante diplomática.

401 personas, entre ellas 119 niños han regresado desde Venezuela en el plan de retorno impulsado por el Gobierno. El último de esos aviones aterrizó en la losa del Grupo 10 de la FACH el pasado 4 de abril con 146 pasajeros, la cifra más alta de los cuatro vuelos que se han realizado.

A esto, además, de suma la presencia de dos huéspedes en la residencia del embajador de Chile en Caracas: el diputado Freddy Guevara y el líder opositor Roberto Enríquez, vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).

“Quien invitó es el Senado, su presidente, el senador Jaime Quintana. Entendemos que es un tema de política interna y siempre vamos a estar agradecidos de todo el empeño que ha puesto el Presidente Piñera en apoyar al cambio democrático en Venezuela”, insiste Gutiérrez.

La abogada afirma: “No puedo asistir a donde no me han invitado, pero hoy estoy invitada a la cuenta pública del ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Andrés Chadwick, porque él pertenece directamente al Poder Ejecutivo, quien sí me reconoce y reconoce toda la lucha que estamos llevando adelante para que se consiga el cambio en Venezuela. Para que se dé el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las alecciones libres; y sabemos que tenemos todo el respaldo del Presidente Sebastián Piñera”.

50 naciones reconocen a Guaidó, pero solo unos pocos han acreditado a sus representantes

El Presidente encargado Juan Guaidó ha designado a representantes diplomáticos en distintas instancias. El diputado Julio Borges es representante de Venezuela ante el Grupo de Lima y fue aceptado como tal por la coalición. Lo mismo hizo la Organización de Estados Americanos con respecto a Gustavo Tarre Briceño.

Estas designaciones, además, ocurren en naciones en las que se ha reconocido al legislador como Presidente Encargado de Venezuela, pero tal y como ha ocurrido en Chile no todos estos representantes cuentan con la acreditación diplomática. En América tienen esta credencial los nombrados en Perú, Brasil (a quien se la otorgaron ayer), Costa Rica, Panamá, Guatemala, Honduras, Colombia y Estados Unidos. El 4 de junio será la ceremonia de reconocimiento en Paraguay. En Europa todavía ninguno de los representantes ha sido acreditado. Y Guaidó es reconocido como mandatario interino por más de 50 naciones.

No es fácil tampoco para un país como Chile que tuvo tanta migración en Venezuela dejar desamparados a más de 15.000 chilenos que todavía están en Venezuela, además, la Visa de Responsabilidad Democrática se otorga en Venezuela», afirma Gutiérrez.

Hacer posesión de las sedes diplomáticas tampoco ha sido sencillo para los venezolanos. Durante casi un mes, desde el 20 de marzo hasta el 16 de abril, integrantes de la agrupación Code Pink -colectivo feminista de EE.UU. pro chavista- ocuparon ilegalmente la sede diplomática ubicada en Washington, Estados Unidos. Eso generó caos en la zona, afectó a la propiedad y hubo ataques físicos violentos contra ciudadanos venezolanos que les exigió a este grupo que abandonara el edificio.

En Costa Rica, la representante diplomática designada por Guaidó, María Faría, denunció “el saqueo” de la sede diplomática venezolana en ese país, luego de su designación. Por su parte, el Presidente de ese país, Carlos Alvarado, aseguró que Faría era la única diplomática reconocida por su gobierno y fijó un plazo para que las antiguas delegaciones abandonaran la nación centroamericana. Salida que se concretó el pasado 15 de abril, según confirmó la Cancillería costarricense.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar