Democracia y PolíticaEleccionesEncuestas

Los británicos votan hoy con el eurocrítico Farage como claro favorito

Los holandeses acuden también a las urnas en las primeras votaciones de unas elecciones marcada por el ascenso de los escépticos con Bruselas

Las elecciones europeas empiezan formalmente hoy en un ambiente especialmente marcado por la creciente influencia de los grupos nacionalistas y euroescépticos. Por extraño que pueda parecer, los británicos que tienen medio pie fuera de la UE serán los primeros, junto a los holandeses, en votar en las elecciones europeas de este año y lo harán profundamente divididos y marcados por el traumático espectro del Brexit. Las encuestas esperan que tanto los partidarios como los adversarios de la salida del país de la UE lo harán bajo una creciente frustración porque más de tres años después del referéndum todavía no han sido capaces de plasmar el resultado de aquella votación ni de ponerla a prueba en un segundo referéndum. Según el calendario previsto, hace dos meses que debería haberse producido la desconexión y lo último que se sabe es que hay una segunda prórroga hasta el 1 de noviembre. Según los expertos, esa frustración es más profunda en el campo de los partidarios del divorcio lo que puede dar razón a las encuestas que pronostican una marea de votos para el nuevo partido del Brexit del conocido eurófobo Nigel Farage. En todo caso, los partidarios de la UE votarán a los liberales o al también nuevo partido proeuropeo «Change UK». Y unos y otros obtienen esos apoyos en detrimento de los dos grandes partidos tradicionales, conservadores y laboristas, que han sido incapaces de acudir a las urnas con una propuesta clara sobre si creen que el país debe dejar la UE o no.

Según los datos de las últimas encuestas, solo uno de cada cinco de los que votaron como conservadores en la última elección nacional en 2017 planeaba votar hoy por los candidatos de este partido el jueves, mientras que más de la mitad, un 62%, ha decidido que votará al Partido Brexit de Nigel Farage. Lo mismo les sucede a los laboristas, que pierden apoyos en las regiones que votaron por el Brexit pero no los ganan en las que se manifestaron a favor de permanecer en la UE.

Frente a ello, el Partido Brexit, lanzado apenas el mes pasado para enfrentarse a los líderes políticos que dice que han traicionado el voto del referéndum, está en cabeza de las previsiones y con diferencia. Un sondeo hecho la semana pasada le otorga el primer lugar con 37% de los votos a este partido que propone que se lleve a cabo una ruptura sin acuerdo con la UE, mientras que los conservadores de la todavía primera ministra Theresa May están apenas en un quinto lugar con poco más del 7%. Este mes de mayo, en las elecciones locales los conservadores ya sufrieron un sonoro descalabro, lo que acelerará el proceso para sustituir a May el frente del Gobierno para agarrarse al poder hasta las próximas elecciones legislativas.

Los británicos eligen 73 miembros del Parlamento Europeo, el mismo número que Italia, aunque es poco probable que permanezcan toda la legislatura. De hecho, la participación del Reino Unido en las elecciones estaba descartada y los demás países se habían repartido ya esos escaños. Sin embargo, la doctrina jurídica europea establece que mientras un país es miembro, lo es en todos los aspectos, por lo que habría planteado dudas cualquier decisión tomada por un parlamento en el que no todos los países miembros tienen representación.

Los partidos proeuropeos comparecen más divididos al menos entre tres candidaturas, la de los liberales, la de Change y la de los verdes. En el sistema electoral mayoritario que prevalece en el Reino Unido, es probable que aún sumados obtengan menos diputados que el partido de Farage.

En Holanda, un país que está entre los fundadores de la UE, la sorpresa está siendo el partido de Derk Jan Eppink que propone reducir el tamaño y las competencias de las instituciones europeas y devolver las competencias a los países. El Forum voor Democratie (FvD), surgió de la nada en marzo cuando ganó las elecciones provinciales y está en camino de obtener cinco eurodiputados a Bruselas, tantos como el partido liberal VVD del primer ministro Mark Rutte, con el que está prácticamente empatado en las encuestas.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar