Cultura y Artes

Los obispos cubanos piden al Gobierno que acepte la diversidad de opinión política

Se posicionan en contra de la pena de muerte, de la práctica del aborto y del matrimonio igualitario, además de demandar mayores espacios para el trabajo pastoral y humanitario de la Iglesia

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) ha hecho público un mensaje pastoral sobre el proyecto de Constitución en el que insta a los ciudadanos a participar en los debates de manera “consciente y responsable”, pero lamenta que la Carta Magna no reconozca el derecho a la “diversidad de opinión política”.

En el texto, publicado en el sitio digital de la COCC, los obispos se posicionan en contra de la pena de muerte, de la práctica del aborto y del matrimonio igualitario, además de demandar mayores espacios para el trabajo pastoral y humanitario de la Iglesia.

Los prelados consideran que el referendo del próximo 24 de febrero será “un acto en el que cada ciudadano de la Isla está llamado a expresarse con el ‘sí’ o el ‘no’ mediante su voto, o absteniéndose de hacerlo”. Una votación que opinan “será la última palabra de todo nuestro pueblo sobre la Constitución”.

La Carta Magna “no se puede subordinar a leyes, decretos, resoluciones, partidos políticos, ideologías, disposiciones o sentencias judiciales”, subrayan en el mensaje

La Carta Magna “no se puede subordinar a leyes, decretos, resoluciones, partidos políticos, ideologías, disposiciones o sentencias judiciales”, subrayan en el mensaje y exhortan a crear un “Tribunal de Garantías Constitucionales con la finalidad de salvaguardar los derechos que en ella se refrendan”.

Los miembros de la COCC ven con beneplácito que la Carta Magna incluya “la declaración de que las personas son iguales en su dignidad, en sus deberes y derechos, sin discriminación alguna” pero lamentan “la ausencia del reconocimiento a la diversidad de opinión política” en el texto.

Previo a la redacción de este mensaje pastoral en cada diócesis se realizó una reflexión sobre el documento.

El artículo tres también es criticado por la COCC que llama a proteger “la integridad y el ejercicio del derecho de las personas” porque “el uso de la fuerza es un recurso extremo, solo justificado en determinadas circunstancias y en condiciones excepcionales y debe ser proporcional a las causas que lo provocan”, puntualiza.

En relación con el artículo 68, que ha generado una gran polémica al reconocer el matrimonio como la unión entre dos personas más allá de su sexo, los obispos aseguran que su redacción tiene una “evidente influencia de la llamada “ideología de género”, a la que adjudican “un fuerte subjetivismo”.

La inclusión en el Proyecto de Constitución de un artículo que abre la puerta a la legalización del matrimonio igualitario ha sido uno de los puntos de mayor polémica, que ha desatado fuertes campañas por parte de la Iglesia Católica y las iglesias evangélicas, en contraposición a los activistas de la comunidad LGBTI.

Los obispos opinan que está “mal fundado y erróneo” que aparezca en el proyecto constitucional una definición del matrimonio como «la unión de dos personas con aptitud para ello, a fin de hacer vida común«, pero rechazan que su posición sobre el tema implique «discriminación».

 

Varios grupos de la oposición cubana han denunciado que la discusión en torno al artículo 68 busca eclipsar temas más importantes como las libertades políticas, la perpetuación del Partido Comunista en el poder y la situación de los derechos humanos.

El mensaje de los obispos también aboga por mayores espacios para la Iglesia católica, especialmente en el orden de la enseñanza

El mensaje de los obispos también aboga por mayores espacios para la Iglesia católica, especialmente en el orden de la enseñanza, la construcción de nuevos templos y poseer “bienes adecuados para su actividad”.

«Que cada ciudadano tenga un salario que realmente satisfaga sus necesidades e, igualmente, han de garantizarse las prestaciones sociales necesarias para equilibrar la vida familiar, de modo que sea posible y alcanzable por todos sus miembros una vida estable y vivienda digna, hasta después de la vida laboral de los mismos», precisa el texto.

Los obispos trasladan su complacencia porque el Proyecto de Constitución “reconozca la propiedad privada, aunque siempre se deberá tener en cuenta que los límites de cualquier propiedad deben estar solamente condicionados por el principio descrito anteriormente”.

Sin embargo, instan a que la inversión extranjera, se extienda también “al ciudadano cubano” para hacer valer “la igualdad de todos los cubanos en sus derechos, deberes y oportunidades sin discriminación alguna”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar