Cultura y ArtesSeries y TV

Netflix: Nuevas recomendaciones (3)

Una vez más aquí va una segunda selección de algunas series y mini series en Netflix, muchas de ellas vistas durante la pandemia, y que han tenido buena acogida entre amigos que solicitaban recomendación al respecto; como con ciertos productos, algunas condiciones aplican:

a) Solo series o miniseries;

b) Son series y miniseries en su mayoría europeas; en todo caso, nada del modelo gringo de temporadas largas, de 20 capítulos o más. 

c) La selección ha sido hecha en función de los gustos indicados por los solicitantes de la información, más algún input adicional mío. 

d) En cada una, además del nombre y alguna información, les ofrezco un trailer / video, para que – tratando de imitar de alguna manera la lectura de las etiquetas de las botellas de vino- puedan ver mejor de qué viene el asunto.

e) Esta vez agrego asimismo, para cada seleccionada, la puntuación respectiva (entre 1 y 10) emitida por votantes de todo el mundo en la página web IMDB (Internet Movie Data Base), excelente página de cine y TV. Un criterio escogido es que la puntuación mínima requerida es de 7.0.

Si te perdiste la primera selección, la puedes ver HACIENDO CLIC AQUÍ.

Por último: el número tres se debe a que, en medio de ambas notas, publiqué (No.2)  la recomendación de un extraordinario documental de Steven Spielberg, producido por Netflix, «FIVE CAME BACK». Puedes verla haciendo clic AQUÍ

Ahora, manos a la obra:

=============

 

 

THE QUEEN’S GAMBIT (El Gambito de Dama, Estados Unidos; 8.7 en IMDB, lo cual la ubica en el #112 entre las mejores series de la historia): 

Como no se han publicado todavía las nominaciones oficiales a premios de cine y TV, no sabemos cuántas recibirá esta serie, pero pueden apostar hasta su suegra que recibirá, muchas, muchas. Leí recientemente que «Gambito de Dama» está considerada como la mejor serie de Netflix desde su fundación hasta el día de hoy.

¿De qué va la cosa? De entrada no suena muy apetecible y emocionante; la historia de un joven prodigio del ajedrez. Solo que se trata de una niña, no de un varón; para más detalles, huérfana, introvertida, y que debe navegar asimismo entre los obstáculos que se le presentan a una chica en un mundo ajedrecístico muy masculino (años cincuenta y sesenta), y encima controlado y dominado por la Unión Soviética. Todo eso y más veremos en sus siete episodios.

Esencial, es obvio, el papel protagonista. Anya Taylor-Joy es una joven actriz británica, nacida en Miami, de madre nacida en Zambia (padre inglés y madre española) y de padre inglés (con madre argentina). Semejante coctel genético y geográfico nos ha dado una gran promesa del cine, ya ganadora de premios en Cannes  (Trofeo Chopard), y una buena lista de premios de cine del horror (la han llamado la «reina del alarido»), ya que desde muy joven -cumple 25 el próximo abril- ha protagonizado algunos de los más notables filmes recientes de dicho género, como «The Witch» (La Bruja, 2015).

Concluyamos diciendo que el creador y guionista es Scott Frank, multinominado a premios (incluyendo dos nominaciones al Oscar a Mejor Guion), y padre de otra miniserie que reseñamos aquí, «GODLESS»).

 

 

 

=====================

 

 

PEAKY BLINDERS (8.8 en IMDB, es decir la serie #61 de la historia de la Tv):

Antes de la pandemia, en 2019, podía leerse en el diario británico «The Guardian«: «La industria local en Birmingham (la segunda ciudad por población de Inglaterra), y en todo West Midlands, bate récords de ingresos gracias al turismo, específicamente la presencia de decenas de miles de visitantes deseosos de conocer la ciudad donde transcurre Peaky Blinders«. No se habla de algunos autobuses recorriendo las calles con turistas japoneses o gringos; estamos hablando de un total de 42 millones de visitantes. En todo West Midlands, incluyendo, además de Birmingham, ciudades como Wolverhampton, Coventry y Dudley, el total de turistas en 2019 fue de 131.4 millones (Inglaterra completa tiene 55 millones de habitantes). Se ha hablado incluso del «Efecto Peaky«.

¿Cuál es el argumento general? La épica de una familia de gangsters de Birmingham, en la Inglaterra inmediatamente posterior a la Gran Guerra, los «Peaky Blinders» (no son personajes de ficción, realmente existieron). Su nombre deriva de que los miembros masculinos de la banda usaban gorras en las cuales se cosían hojillas de afeitar, a fin de atacar a los ojos de sus rivales en combate «to blind them» -para cegarlos-. Su jefe, cuyo papel hace un magnífico Ciaran Murphy, es a ratos seductor, cruel, frío, despiadado y un consumado estratega.

Peaky Blinders, que ya lleva cinco temporadas, puede verse en la televisión de 183 países. En Stourbridge, la cerveza Sadler (Sadler’s Ales) lanzó su propia cerveza Peaky Blinders que, cada vez que se ofrece un nuevo capítulo, dispara sus ventas en los pubs de Inglaterra.

Como la mayoría de los shows de la BBC (y su meticulosa atención a los detalles) la calidad actoral es considerable. Además de Cillian Murphy, otros actores presentes son Helen McCrory, Sophie Rundle, Anabelle Wallis, Anya Taylor-Joy (la ya mencionada protagonista de «Gambito de Dama»),  Sam Neill, Natasha O’Keeffe, Adrien Brody, Tom Hardy, Paddy Considine, Charlotte Riley. Un sueño para cualquier guionista o director.

Frecuentemente nos encontramos con hechos históricos -y sus personajes- muy bien sincronizados con el argumento de la serie (como por ejemplo, un Winston Churchill interesado en Thomas Shelby, el jefe supremo de la banda).

Peaky Blinders es mucho más que una muy buena serie criminal histórica.

 

 

=========================

 

 

DELHI CRIME (Crimen en Nueva Delhi, India, miniserie de 7 capítulos; 8.5 en IMDB, #235 en la clasificación general de series de Tv) :

Comencemos por lo que se señala en la foto de arriba: «Delhi Crime» ganó el «Emmy International» como la mejor serie dramática del mundo en 2019. Punto.

No conviene decir mucho de un argumento impactante y real: durante seis días se nos muestra la investigación de la policía en Nueva Delhi de un «crimen atroz, una locura» (palabras de la inspectora protagonista, la subcomisionada de policía de Delhi-Sur, interpretada espléndidamente por Shefali Shah, cuya actuación ha sido comparada con la de Helen Mirren, como la inspectora Jane Tennison, en «Prime Suspect»).  Un crimen inhumano, un hecho real, que conmovió a toda la sociedad de la India (el caso Nirbhaya, en 2012) al punto de que hubo graves protestas en las calles. Dirigido por el indio-canadiense Richie Mehta, hábilmente se nos muestra asimismo la compleja trama de una sociedad donde tradición, modernismo, extrema miseria, desigualdad, burocracia, corrupción y poder se entremezclan, haciendo de nuestros protagonistas unos auténticos héroes silenciosos, realistas, sin duda con graves fallas, a veces carentes de esperanza, y sin embargo siempre impávidos y dispuestos a la lucha.

Inteligentemente, las escenas del crimen no se muestran, se dejan a la imaginación, con un buen guion que además está escrito para reflejar la realidad idiomática; el inglés y el hindi se alternan, según sea la situación, la clase social o la necesidad comunicativa.

«Delhi Crime» es al mismo tiempo que desgarrante, profundamente conmovedora.

 

 

==================================

 

 

TABULA RASA: (Bélgica, miniserie de 9 episodios, de 2017. 8.1 en IMDB). 

Un thriller psicológico muy original. Una mujer con amnesia es la testigo clave en una investigación policial sobre la desaparición de una persona. La policía, que no sabe qué hacer para obtener información, decide encerrarla en un hospital psiquiátrico. El problema es que, mientras ella más recuerda, más desconfía de todos los que la rodean, incluso de sí misma.

«Tabula Rasa» es una nueva muestra de que Bélgica -en este caso, la televisión flamenca- no solo produce algunas de las mejores cervezas del mundo, o es la inventora del saxofón,  o de que ofrece las mejores papas fritas del planeta, “les frites”, que son por encima de todo un patrimonio nacional belga que forma parte de su cultura (además, contraria a la bárbara tradición gringa, se comen con mayonesa, no con salsa ketchup). «Tabula Rasa» es Tv de excelencia, con un guion que debe ser la envidia de muchos escritores de la Tv gringa. Es tan bueno que incluso tiene la muy rara cualidad de un muy bien calculado uso del peligroso recurso al  flashback. Toda regla tiene su excepción.

El centro de la trama es la protagonista, Mie, maravillosamente interpretada por la actriz belga Veerle Baetens, («The Broken Circle Breakdown«, merecidamente nominada al Oscar como Mejor Filme en Habla no Inglesa»; «The White Queen», «Het Vonnis»).

Veerle Baetens es además, creadora y coguionista de la miniserie. Pero lo principal es que su actuación es monumental. Pocas actrices de su generación, en el mundo entero, (el próximo 24 de enero cumple 43) pueden llenar con la brillantez que ella logra este muy exigente papel.

El trailer viene doblado al español (no conseguí uno con subtítulos).

 

 

 

=======================

 

 

CRIMINAL: (En IMDB, UK= 7.6, Alemania = 7.7, Francia = 7.2 y España = 6.9). 

En octubre de 2019 publicamos una nota de Héctor Concari (originalmente en Ideas de Babel), en la cual señalaba lo siguiente sobre esta serie, realizada en un mismo escenario pero repartida en cuatro países distintos:

«En pocas palabras, es una serie policíaca de una inteligencia luminosa y perseverante, que hace honor a estos tiempos globalizados que vivimos». (…)

Los Netflix, Hulu o Amazon de este mundo han impuesto algo más que un formato, o una plataforma que parece –y tal vez ese sea su mejor señuelo– respetar el tiempo y las preferencias del espectador. Han pasado a generar contenidos y siendo su espacio no el de la pantalla sino el de la plataforma omnipresente, sus series se apartan sustancialmente de sus abuelas televisivas.

El último ejemplo (quizás el mejor además) es una serie llamada Criminal que propone un formato singular. Son tres capítulos de menos de cincuenta minutos, en cuatro países diversos, cuyas doce tramas no tienen nada en común, salvo el escenario, digno de Georges Simenon. El escritor belga tenía, en su maestría, la habilidad de centrar la trama en las debilidades de sus caracteres, que eventualmente los llevaban al crimen. En algún momento sobre el final tenía lugar el duelo con la ley en un espacio confinado, que permitía que la habilidad policíaca y la inteligencia del asesino se enfrentaran en una justa de inteligencias. Ese espacio era el cuarto de interrogatorios. El escenario único, junto con el cuarto de observación y el de la máquina de café, de esta serie.

Es un  producto de esta nueva vía de la imagen y las formas narrativas. El formato es suficientemente dinámico y flexible para adaptarse a cuatro países europeos (Francia, España, Alemania e Inglaterra) y dejar ver las diferencias culturales, de procedimiento legal y de formas de relacionarse entre los policías entre sí y con los interrogados. Pero al mismo tiempo hay una estructura férrea que la serie respeta: la unidad de tiempo y la de espacio. Esto, lejos de ser un capricho productivo, y, por supuesto, económico, es un punto a favor. El desafío expresivo se desplaza al juego actoral, que es unánimemente impecable.

Y por la serie desfilan todas las miserias humanas (también muy a la manera del maestro Simenon). Las vueltas de tuerca, no por sutiles, son menos sorpresivas. Y, por supuesto, las tramas no son para almas sensibles. Hay seudo-víctimas empujadas a la mentira por piedad, abusos de menores, envenenamientos y una larga serie de bajezas humanas que se despliegan en estas doce entregas. Es muy difícil determinar cuál es la mejor, porque, a pesar de los saltos culturales, de la pasión española al desapego y la flema inglesa, incluidos el desenfado francés o la frialdad germana, la serie tiene la virtud suprema de enmarcar los crímenes y el interrogatorio dentro de su lógico espacio geográfico y cultural. En pocas palabras, es una serie policíaca de una inteligencia luminosa y perseverante, que hace honor a estos tiempos globalizados que vivimos. Y un ejemplo de esa vitalidad indómita de la capacidad narrativa de las imágenes en movimiento».

Debe añadirse que, como se dice en la nota, los actores son fundamentales. Por países, veremos, entre otros, a (Reino Unido): David Tennant, Lee Ingleby, Kit Harrington, Hayley Atwell, Sophie Okonedo; (Alemania): Nina Hoss, Peter Kurth; (Francia): Nathalie Baye, Jérémie Rennier; (España): Emma Suárez, Inma Cuesta, Eduard Fernández, Carmen Machi.

Por último: de los cuatro países, ya Reino Unido tiene una segunda temporada en Netflix.

 

 

Un trailer subtitulado de la segunda temporada de «Criminal Reino Unido»: 

 

 

=====================

 

 

GODLESS («Sin Dios«, EEUU, miniserie de 7 capítulos, 8.3 en IMDB):

Una miniserie vaquera de 2017, premiada con dos premios Emmy (a Merritt Wever, como actriz de reparto, y a Jeff Daniels, como actor ídem). Escrita por Scott Frank, como ya lo dijimos cuando señalamos su autoría de «Gambito de Dama». 

Una vez más, muerden el polvo los que afirman que el género vaquero está muerto.En esta miniserie se levanta y camina con muy buenas piernas argumentales, excelente reparto, y un final ortodoxamente apoteósico, que seguramente le habrá generado una amplia sonrisa a John Ford, John Wayne, Tom Mix o Gregory Peck, entre otros destacados participantes del género del Oeste, y seguramente también al todavía activo Clint Eastwood. 

«Un Western con un poco de todo«, titula la crítica del New York Times;  ambientada en Nuevo México, nos ofrece a un par de eficientes actores británicos (Michelle Dockery,Lady Mary en «Downton Abbey»-, y Jack O’Connell (protagonista del recomendable drama «’71»), en el papel de los «catiritos» -o sea, los protagonistas- de esta trama, que tiene una originalidad fundamental: el pueblo de nuestra historia posee una grave deficiencia de presencia masculina. ¿La razón? En el trailer la dicen. En todo caso vean «Godless«, no se arrepentirán…

 

 

==========================

 

 

13 COMMANDMENTS («13 mandamientos», Bélgica, 2018. 7.0 en IMDB): 

Volvemos a tierras flamencas en Bélgica. En la ciudad de Anstalt, unos 30 km al suroeste de Bruselas, un criminal decide llamar la atención sobre los males de la sociedad usando como referencia los diez mandamientos, a los cuales, por su cuenta, les agrega tres.

Tentados como estamos a pensar en la película de culto «Seven», en el caso que nos toca hoy tenemos un criminal que no es un asesino en serie…

Fundamental es que, siendo un policial, con dos protagonistas en el ya clásico tándem masculino-femenino, los dos actores Dirk van Dijck y Marie Vinck cumplen con sus roles a la perfección. No solo hay química entre ellos, hay credibilidad plena en sus roles profesionales y en sus rollos personales.

La serie tuvo gran impacto incluso fuera de Bélgica, siendo considerada un buen ejemplo de algo cada vez más raro en los guiones policiales: la capacidad de ser creíbles y atractivos, al mismo tiempo que son impredecibles. Los giros y cambios  mantienen al espectador en su silla.

Otra característica a destacar de la nueva ola noir belga: su definición del «género» policial no es tan estrecha o limitada como en otras culturas televisivas, incluso las justamente celebradas series del llamado Scandi-Noir, por los amplios éxitos de las series policiales escandinavas.

De los belgas todo es posible, la fortaleza y creatividad del guion es una característica frecuente. Nada de comenzar el primer capítulo con una chica muerta, de noche, en un bosque, y entonces a seguir la investigación. ¿Hay acaso una serie reciente de investigación criminal tan original como Professor T?

Un trailer doblado al español:

 

 

=========================

 

LE BAZAR DE LA CHARITÉ («The Bonfire of Destiny», Francia, 2019. 7.7 en IMDB):

Melodrama histórico en el cual los franceses siempre han sido unos maestros. Basado en un hecho real; el «Bazar de la Charité» era un evento de caridad organizado todos los años, desde 1885, por la aristocracia católica francesa. En 1897 se produjo un gran incendio (como puede verse al comienzo) con 126 fallecidos, la mayoría damas de la alta sociedad.

Es una de esas miniseries que uno comienza a ver con curiosidad, y poco a poco le va agarrando el gusto, sin importar mucho la creciente predictibilidad del guion. Para eso son los melodramas con toques de novela romántica.

Son tres las protagonistas, las tres se conocen, a las tres la vida les cambiará totalmente luego del siniestro. Muy buenas actuaciones de las actrices Audrey Fleurot, Julie De Bona y Camille Lou.

 

 

============================

 

 

ZONE BLANCHE (BLACK SPOT, Francia, 2017-2019, en IMDB: 7.5):

Seguimos en Francia, pero ahora la contemporánea. Esta vez la pareja investigadora de crímenes diversos la forman una jefe de policía y un fiscal poco convencional, en la pequeña ciudad de Villefranche, por lo visto muy aislada de todo, salvo de un bosque de 50 000 acres, en un área montañosa que, créase o no es uno de los protagonistas fundamentales de la serie, que ya tiene dos temporadas.

En Francia hay varias Villefranche, la de nuestra historia es ficción. Siguiendo con los géneros, Zone Blanche es un «thriller sobrenatural», en el que se investigan crímenes en una pequeña ciudad que nadie sabe -y menos se preocupa- por qué tiene un promedio de asesinatos seis veces mayor que la media nacional. Pues vayan y pregúntenle al bosque.

Yo no incluiría a esta Villefranche en ninguna lista de los cien lugares de Francia más encantadores y fascinantes, pero es muy buena para un drama televisivo sobrenatural.

Nuestra protagonista es la jefe de la policía local, Laurene Weiss, interpretada por Suliane Brahim; desde el mismo inicio se nos presenta como un personaje central, fuerte, carismático, y que esconde algo. La actriz parece hecha para el papel, con una muy buena presencia escénica, la cual hace recordar, por su buen (??) carácter, algunos roles de su compatriota Charlotte Gainsbourg

 

 

 

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar