Cultura y ArtesLiteratura y Lengua

Rimas arias

~Celedonio Junco de la Vega

¿Será preciso que al gentil Nazario
le dirija un soneto escrito en serio,
para que pueda yo en mi cautiverio
recibir el pedido numerario?

Que vivo de los frutos del salario
no lo puedo tomar como dicterio;
pues nunca para nadie fue misterio
que no soy opulento propietario.

No me atrevo a clamar a San Porfirio,
porque fuera pecado bien notorio;
mas clamo a San Honorio y San Saturio,

por ver si así, calmando mi martirio,
manda, por San Saturio o San Honorio,
Nazario el numerario a mi tugurio.

 

Celedonio Junco de la Vega (mexicano; 1863-1948). En: Salvador Novo, 1001 sonetos mexicanos. Editorial Porrúa, 1963; 4ª. edición, 1977. [En el Diccionario de uso del español de María Moliner, se lee: numerario, a (del lat. “numerarius”) adj. Se aplica al empleado que está incluido con carácter fijo en el número de los que componen el cuerpo de que se trata. m. *Dinero en moneda. ~Efectivo. Metálico.]

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar