Democracia y PolíticaEconomíaRelaciones internacionales

Sánchez intenta sellar la alianza con Italia y Portugal ante el temor a un rescate más duro

El jefe del Ejecutivo teme un endurecimiento de las condiciones por los cuatro países llamados frugales: Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia, cuyos Gobiernos se enfrenta a una opinión pública cada vez más indignada con los países del sur de Europa

El Gobierno trata de sujetar la alianza entre España, Italia y Portugal. Las evidencias que llegan a La Moncloa hablan de un endurecimiento de las posiciones en el Norte de Europa con respecto al rescate. Pedro Sánchez ha hecho escala este lunes en Lisboa para entrevistarse con el primer ministro portugués, Antonio Costa. Y recibirá a su homólogo italiano, Giuseppe Conte, el miércoles en Madrid. España -con la vicepresidenta económica Nadia Calviño– se juega el jueves la presidencia del Eurogrupo en el aperitivo del consejo europeo de los días 17 y 18 de julio, que decidirá el reparto de los fondos de reconstrucción de la Unión Europea para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Sánchez trata esta semana de sellar el frente común con Italia y Portugal en una negociación que se presume dura. La propuesta que planteó la Comisión, que Francia y Alemania aceptaron, es la creación de un fondo de 750.000 millones de euros. Lo que quiere el Ejecutivo es que este bloque se mantenga unido y no flaquee ni se divida ante las ofertas habituales e individualizadas que puedan llegar desde el norte.

El temor es un endurecimiento de las condiciones impuestas por los cuatro países llamados frugales: Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia. El problema, dicen fuentes del Ejecutivo, es que los Gobiernos de estos Estados se enfrentan a una opinión pública cada vez más indignada. Y en buena parte de sus sociedades se ha instalado el mensaje de que de los países del Sur como España o Italia son incapaces de sanear sus cuentas públicas. Sánchez visitará a sus homólogos de Holanda o Suecia para defender la posición de España.

Subvención vs. préstamo

El apoyo de Alemania, pero sobre todo de Francia, a la creación de este fondo extraordinario para paliar la debacle económica de la covid-19 garantiza que el dinero fluirá a los países más castigados. El consenso de todos los organismos internacionales es que Italia y España están entre ellos, con caídas superiores al 12% de su Producto Interior Bruto (PIB).

La duda es cuánto se conseguirá en formato de subvención o transferencia o cuánto en forma de préstamo. A más préstamos; más recortes. España podría aspirar a 140.000 millones de ese fondo.

«Julio es el mes para el acuerdo en Europa«, ha dicho Sánchez en una rueda de prensa junto a Costa. «Sé que va a ser una negociación difícil, pero tenemos que llegar a un acuerdo. Muchos de esos fondos tienen que estar vinculados con las transferencias y no con los préstamos. y que tenemos que dar un horizonte de temporalidad a la gestión de esos recursos lo suficientemente amplio«.

Calviño y los ‘frugales’

Sánchez quiere vender a los frugalescompromiso con el control de gastoVozpópuli ha informado de una inminente reducción del Consejo de Ministros. El presidente del Gobierno ha anunciado subidas de impuestos, pero sigue rechazando de momento otros ajustes impopulares en pensiones o salarios de funcionarios.

Una de las claves para Sánchez es la candidatura de Calviño para la presidencia del Eurogrupo, que se decidirá el jueves. Fuentes diplomáticas subrayan la importancia que tendría para España ocupar este cargo en un momento como el actual. Calviño parte con el apoyo explícito de Alemania. Y Sánchez se ha mostrado moderadamente optimista sobre las posibilidades de su número tres.

Desde esa posición, Calviño tendría más opciones de influir en la negociación de las condiciones que se impongan para los préstamos.

 

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar