DictaduraPeriodismoSalud

Yoani Sánchez: Los informativos cubanos y la falsa normalidad

Cada día debo hacer un esfuerzo para ver los noticieros oficiales cubanos. Mi trabajo como periodista me obliga a sintonizar esos informativos porque en un país marcado por el control vertical de las noticias, hay datos y declaraciones que solo se publican en esos espacios televisivos o radiales. Aunque siempre hago acopio especial de paciencia para sentarme ante la pantalla, debo confesar que por estos días el trago está siendo mucho más amargo.

El NTV, en el horario estelar de la noche, está transmitiendo algunos peligrosos bulos sobre el coronavirus, convierte la pandemia en una batalla ideológica, usa la calamidad para competir políticamente, niega los errores de los “camaradas de ruta” mientras minimiza o falsea los aciertos de los países democráticos ante el avance del Covid-19 y difunde declaraciones de funcionarios más preocupados por aparentar normalidad que por proteger a la población. Todo lo que hacen Maduro y Ortega ante la pandemia es un ejemplo a seguir, mientras que Merkel o Macron parecen estar hundiendo literalmente a sus países, según este burdo guion informativo.

El noticiero asegura que hacia el interior de Cuba todo es “tranquilidad y disciplina” y en sus reportes y titulares el chovinismo alcanza cotas insoportables en las que se mezcla la imprudencia, la arrogancia, la falta absoluta de humildad y la insensatez. A la cuenta de ese sistema “informativo” oficial debe ir también el daño que esta enfermedad ocasione en una Cuba desprevenida, donde todavía no se cierran las fronteras, no se cancelan las clases, no se suspenden las jornadas laborales, no se cierran las oficinas públicas y tampoco se hace un llamado contundente a quedarse en casa.

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar