HistoriaPolítica

1970: Frágil pacto acabaría con la democracia chilena

 

En octubre de 1970, el Partido Demócrata Cristiano y la Unidad Popular suscribieron un acuerdo con la finalidad de designar a Salvador Allende para presidente de Chile. Las divergencias ideológicas sobre el gobierno desembocarían en el golpe de Estado de septiembre de 1973.  

 

La Unidad Popular (UP) fue una coalición de partidos de izquierda que apoyó la candidatura de Salvador Allende Gossens (1970-1973) y propugnaba la “vía chilena al socialismo”; se podría considerar como antítesis del proceso de reformas estructurales iniciadas en el gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970) denominada “Revolución en Libertad” y que propuso por línea económica la modernización del sector agrario mediante la redistribución de la tierra y sindicalización campesina. Formuló asimismo la “chilenización del cobre” (1964) permitiendo la intervención del Estado en la propiedad y dirección de la gran minería mediante la asociación con el capital extranjero; al finalizar el gobierno el camino a la nacionalización integral quedó abierto; recogido por las candidaturas presidenciales de Radomiro Tomic y Salvador Allende.

 

1970: Proceso Electoral.

En las elecciones presidenciales de septiembre de 1970, el ex presidente Jorge Alessandri Rodríguez (1958-1964) obtiene el 34 % de la votación, Salvador Allende el 36% y Radomiro Tomic el 28%. El Partido Demócrata Cristiano (PDC) pierde porque la derecha decide lanzar Alessandri por el Partido Nacional (PN), quien fue presidente de las cámaras empresariales, siendo el candidato natural. También por divisiones en el PDC por las tendencias internas de izquierda como el Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU) fundado en 1969, apoyando la candidatura de Allende.

Al no obtener ninguno de los candidatos la mayoría absoluta, la Constitución de 1925, vigente para la época, preveía que le correspondería al Congreso en pleno elegir al presidente entre los ciudadanos que hubieren obtenido las dos más altas mayorías relativas; siendo los candidatos Jorge Alessandri y Salvador Allende. La UP dispone del apoyo de 80 parlamentarios, el PN 45 y el PDC cuenta con 75.

 

Conspiración.

La conspiración del general Roberto Viaux Marambio antes que Salvador Allende asumiera la presidencia, tuvo por propósito evitar un gobierno con participación comunista preponderante. Se le consideró jefe del complot y autor intelectual del asesinato del Comandante en Jefe del Ejército René Schneider Chereau (22-10-1970). El general Viaux acusaba al gobierno de Eduardo Frei Montalva de conocer y apoyar la acción, de conspirar contra Allende y tratar de impedir que tomara posesión como presidente. Fue condenado inicialmente a 25 años de prisión por impedir el acceso de Allende al gobierno; la fiscalía solicitaría una pena mayor por su implicación en la muerte del general Schneider.

 

Estatuto de Garantías.

El proceso de negociación de votos de apoyo de la PDC a la UP se condicionó a una reforma constitucional denominada el “Estatuto de Garantías”, que fortalecería las garantías constitucionales para evitar una deriva totalitaria desde el Ejecutivo. El Estatuto fue aprobado el 24 de octubre antes de proceder a la elección del presidente por el Congreso el mismo día.  De 200 parlamentarios distribuidos en 50 senadores y 150 diputados, Salvador Allende obtendría 153 votos contra 35 votos de Jorge Alessandri, asumiendo el gobierno el 26 de octubre. El Estatuto de Garantías fue votado y promulgado el 9 de enero de 1971.

Allende aseveraría que las “garantías constitucionales” que tuvo que dar significaron alcanzar el gobierno sin desmedro de “nuestro programa”. Era absolutamente necesario e imprescindible el Estatuto de garantías democráticas y por eso lo hicieron. Fue correcto “producir” el Estatuto siendo conveniente aclarar que no era justo usar la palabra “negociación” por cuanto no se cedió una línea del programa de gobierno.  Un sector del PDC, con Radomiro Tomic, llegó a la conclusión que si ese partido no entregaba los votos de senadores y diputados para “producir” una mayoría que reconociera el triunfo de la UP, se iría a la guerra civil.

La victoria de la UP se origino a cambio del Estatuto de Garantías. El sector PDC sostuvo – según Allende- que la “clase revolucionaria provocaba terror, pero al mismo tiempo no podían ser responsables de una guerra civil. Así se produjo el Estatuto”.

 

Coincidencias Allende- Tomic

Afirmaba Allende que la democracia cristiana había votado de esa manera por coincidencia entre los planteamientos programáticos del candidato Radomiro Tomic “amigo de muchos años” y el programa de la UP poniendo como una condición que se reafirmaran garantías constitucionales. La UP aceptó firmar las “garantías” al estar establecidas en la propia Constitución y porque no vulneraba su programa. El desarrollo de la acción del gobierno fue distanciando a la democracia cristiana colocándose en una “barricada opositora” como también el Partido Nacional.

Allende reiteraba el “dramático período” entre el 4 de septiembre y el 24 de octubre en que se produjo el Estatuto; Chile era castigado por la “Campaña del Terror” como se denominó al proceso de “amedrentamiento psicológico” del pueblo impuesto por sus enemigos que corría parejo con “el asombro del mundo” que miraba “por primera vez un marxista ganar el gobierno en una elección”. Lo mediría como “necesidad táctica”.

 

Diferencias Allende- Frei.

Sostenía que la diferencia del gobierno de la UP con el PDC del ex presidente Eduardo Frei estaba “entre la palabra y los hechos”. Allende y la UP no reconocían otra alternativa que capitalismo o socialismo. La revolución era necesario “hacerla más que hablar”. La democracia cristiana había hablado siempre de una “revolución en “libertad” que no la realizó, un “régimen comunitario” que no definió “con mayor precisión” y el programa del candidato Radomiro Tomic vía “no capitalista al desarrollo” era en muchos puntos muy similar a la de UP.

 

El fundamento marxista.

Asumiendo Allende que con el gobierno de Eduardo Frei fracasó el reformismo, escogió el camino de la “revolución” sin olvidar el principio fundamental del marxismo: la lucha de clases. La finalidad era cambiar el régimen, el sistema. Se conquistaría el gobierno para conquistar el poder, hacer las transformaciones que Chile necesitaba, romper la dependencia económica, política y cultural, sindical.  Es un gobierno de clase porque la ideología predominante es de la clase trabajadora. En el gobierno no están representados los intereses de la clase explotadora; en cambio en el gabinete hay asalariados.

 

Oposición del PDC

La oposición más compacta se encontraba liderizada por el  ex presidente Eduardo Frei quien se oponía a la continuidad de Allende a toda costa; se presume buscó apoyo directo de los EEUU, particularmente la CIA para evitar la investidura presidencial incluso desde que fuera candidato.

El partido democratacristiano se opuso “resuelta” y “abiertamente” a la proposición de Allende de convertir el sistema bicameral del país en una sola Asamblea Popular interpretándola como el propósito de controlar el poder total, no quedando otro recurso que ir a un plebiscito para decidir cuál sistema era preferido.  El PDC, al retirar el apoyo político legislativo acentuó la crisis con los partidos minoritarios que conformaban la UP. El sistema partidista chileno paulatinamente colapsó y “el diálogo democrático” degeneró en radicalismo y fundamentalismo no avizorándose acuerdos.

 

Radicalización.

En junio de 1971, es asesinado el ex ministro del Interior del gobierno de Eduardo Frei y militante socialcristiano  Edmundo Pérez Zujovic, por el grupo armado de extrema izquierda denominado Vanguardia Organizada del Pueblo que no había abandonado la vía armada hacia el socialismo. Esto llevó al PDC a posiciones más intransigentes, fortaleciendo una posible alianza con partidos de derecha; conformando en julio de 1972 la Confederación Democrática, siendo su principal propósito electoral enfrentar a la UP en las  elecciones parlamentarias de marzo de 1973.

El presidente Allende acusaría al Congreso de haberse constituido en una barrera para detener o impedir los cambios; pues había sido intransigente en cuando al plan de crear diversas áreas de la economía: área social, privada y mixta como un paso previo a su programa; sin esta legislación le sería difícil seguir adelante. Realizó acusaciones de la misma índole contra la Corte Suprema de Justicia; a la vez era hostilizado por la extrema izquierda.

Se afirmaría que la única alternativa para el gobierno era la realización de un plebiscito para consultar el camino que mayoritariamente deseaban tomar planteándose el riesgo de la renuncia presidencial de ser derrotado.

El Congreso estuvo dominado por el PDC y el sector conservador. El presidente del senado José Ignacio Palma Vicuña del PDC invocó los derechos del Poder Legislativo y recordaría al presidente Allende que había sido el mismo Congreso dominado por la oposición el que lo había elegido y posesionado de la jefatura de Estado.

 

LUIS E. FIDHEL GONZALES.

Internacionalista UCV- Abogado UCAB      

 

 

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba