DictaduraPolíticaRelaciones internacionales

Embajador de Francia en Venezuela ante posible expulsión: “Yo no ingresé a la diplomacia para ser un cobarde”

El embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal, se desmarca de las acusaciones de injerencia en asuntos internos que el gobierno venezolano ha hecho en su contra.

“No estamos en una injerencia, estamos a la disponibilidad de los responsables políticos y la sociedad para lograr una salida negociada a la crisis”, afirmó durante una entrevista en Unión Radio.

Su presencia en el aeropuerto internacional de Maiquetía el martes 11 de febrero, durante la llegada del diputado Juan Guaidó al país, le provocó una nota de protesta de la cancillería venezolana.

El diplomático afirma que se encontraba en la terminal aérea como “testigo de las libertades”, y como una especie de pared de contención de los actos de violencia y agresividad, lo que no representa algún tipo de injerencia.

“Se ha zanjado, no estaba solo, estaba la delegada de la Unión Europea, la representante de Rumanía y Polonia, y un número respetuoso de diplomáticos, no hicimos declaraciones, fue de manera discreta para evitar tensión y violencia”.

A pesar de lo ocurrido, mantiene su postura conciliadora entre las partes en conflicto político en el país, a pesar de la “desconfianza y tensiones” que se mantienen en el ambiente, y que solo “alejan las soluciones pacíficas y negociadas”.

“Fui al aeropuerto como todo diplomático puede hacerlo, estuve con otros jefes diplomáticos para evitar que hubiese violencia entre los venezolanos”.

El “impasse” con el Ejecutivo de Nicolás Maduro pareciera estar “zanjado”, de acuerdo a la opinión del representante francés en Caracas. Su reunión con el vicecanciller para Europa, Yván Gil, permitió que se reafirmara su derecho a trabajar como embajador.

“La diplomacia es hablar con todos los responsables políticos venezolanos y convencerlos de que una negociación es posible, sin injerencia, pero creemos en el futuro del país”.

Nadal no muestra temor ante la posibilidad de que el gobierno tome la decisión de expulsarlo, porque el “miedo es incompatible con la diplomacia”.”Yo no ingresé a la diplomacia francesa para ser un cobarde” “Un diplomático siempre debe tener su maleta lista”, manifestó.

La suspensión temporal de las operaciones de la aerolínea portuguesa no complace a Francia; por el contrario, Nadal es partidario de que tanto a esta empresa como cualquier otra, se les permita trabajar en la nación.

 

Pulse aquí para escuchar el audio

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar