Democracia y PolíticaEleccionesEncuestas

Encuestas de intención de voto para las elecciones generales de noviembre en España

Apenas seis meses después de las elecciones generales del 28-A, los españoles volverán a las urnas el próximo 10 de noviembre tras otra legislatura fallida. A la espera de encuestas que calibren el impacto real de Más País, la marca de Íñigo Errejón, las predicciones demoscópicas conocidas hasta el momento reflejan que las opciones de formar gobierno se reducirían respecto al escenario que dejó el pasado 28 de abril. El PSOE cada vez tendría más difícil sumar con Ciudadanos seguiría necesitando a ERC para cerrar un ejecutivo con las fuerzas de izquierdas.

Si se celebraran elecciones generales en estos momentos, los socialistas volverían a ser la primera fuerza, con más de 11 puntos de ventaja sobre el Partido Popular que ya consiguió el 28-A, tal y como refleja el promedio de las encuestas publicadas para elecciones al Congreso. Así, Pedro Sánchez se movería alrededor del 31,7% de intención de voto por un 20,2% de Pablo Casado, que asentaría al PP como principal partido de la oposición y saldría victorioso en su pugna con Cs (con una estimación del 13%) por el liderazgo del centroderecha. Unidas Podemos (13,5%) apenas acusaría el fracaso de las negociaciones para formar gobierno y Vox descendería hasta el 8,5%.

La evolución de las estimaciones de voto en clave de bloques ideológicos también es elocuente: el centroizquierda rondaría el 45,2% de los apoyos frente al 41,7% que promedian las opciones englobadas en el centroderecha, una diferencia de 3,5 puntos frente al empate del 28-A (43%).

El agregador de sondeos de EL MUNDO DATA recopila los datos de 505 trabajos realizados por 19 empresas encuestadoras desde enero de 2015. El promedio de encuestas se estima a partir del modelo propuesto por el director de investigación y análisis de Sigma Dos, José Miguel Elías. Se ofrecen tres tipos de línea de tendencia: quincenal, semanal y diario. La diferencia se encuentra en el número de días transcurridos para su cálculo. Los puntos que trazan cada una de las líneas son la foto del clima de opinión política en un instante determinado.

176 ESCAÑOS PARA SER PRESIDENTE

Ante el escenario inédito tras la irrupción a nivel nacional de Podemos, Ciudadanos y Vox, EL MUNDO ofrece la posibilidad de simular coaliciones de gobierno a partir de los datos de diversos sondeos que estiman asignación de escaños.

La Constitución Española fija la provincia como circunscripción a la hora de repartir diputados en unas elecciones generales. En consecuencia, el número de escaños de una candidatura variará en función de cómo se concentren sus votos a lo largo del territorio nacional, y de ahí los rangos (también conocidos como horquillas) que a veces atribuyen las encuestas a la hora de estimar diputados.

¿Qué candidato podrá formar gobierno? Los números varían según la empresa encuestadora, pero ningún aspirante se aproxima a un pronóstico que le permita llegar al Palacio de la Moncloa con el único apoyo de sus diputados. El 28-A ya dejó cinco grandes grupos parlamentarios y los escenarios dibujados por los sondeos pasan por coaliciones de gobierno o acuerdos que permitan sumar los votos a favor necesarios en la sesión de investidura: 176 escaños en la primera votación o mayoría simple en la siguiente.

¿QUÉ NOS DICEN LAS ENCUESTAS?

El aumento de la oferta electoral experimentado desde 2015, al que se sumó en abril la propuesta liderada por Santiago Abascal, provoca una indecisión creciente entre los electores, que cada vez retrasan más el sentido de su voto. Sobre ese contexto, las campañas electorales han ganado una importancia por su capacidad para movilizar al electorado, como quedó patente en las últimas elecciones andaluzas. En consecuencia, la llamada a las urnas hace que los datos demoscópicos conocidos hasta entonces deban interpretarse con más cautela.

Es ahora, con la certeza de una convocatoria real de elecciones y con una fecha próxima en el horizonte, cuando los votantes indecisos (hasta un 33-35% de la población en convocatorias anteriores) comienzan a decantarse por unas siglas u otras y deciden si se abstienen o acuden a su colegio electoral, lo que puede traducirse en cambios significativos en la intención de voto que se vaya conociendo a medida que se acerque el 10 de noviembre.

¿Es posible que la estimación de voto cambie tanto en tan poco tiempo? Algunas variaciones se explican por la elección de los encuestados y el margen de error de cada sondeo, dependiente entre otros factores del número de entrevistados (tamaño de la muestra). Sin embargo, la diferencia principal se encuentra en el modelo estadístico que sigue cada empresa encuestadora a la hora de calcular la estimación de voto de cada partido, la llamada «cocina».

Al promediar diferentes estudios de opinión se reduce el efecto de los diferentes modelos para mostrar una imagen más certera, con menos ruido estadístico, de a quién votarían los españoles en un hipotético adelanto electoral.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar