EconomíaGente y SociedadOtros temasSalud

Periscopio: Chile registra su cifra de desempleo más alta y sin cambio de estrategia para frenar los contagios por Covid -19

Chile registra su cifra de desempleo más alta y sin cambio de estrategia para frenar los contagios por Covid -19

 

Un inicio de mes negro para la economía chilena, debido a que junio será recordado por cifras negativas para el empleo. Esta semana el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, dio a conocer la tasa de desempleo del trimestre marzo -mayo, alcanzando los dos dígitos, un 11,2 % a nivel nacional. Esta mala cifra representa casi un millón de personas que no tienen trabajo en plena pandemia. Es la cifra más alta en 10 años de encuesta, y según expertos no refleja la realidad ni la magnitud de la crisis sanitaria que se vive.

El Covid -19 destruyó 1,5 millones de empleos; en la medición de los últimos 12 meses el empleo cayó 16,5%, el mayor número que se tiene desde que hay registros. A esa desalentadora cifra se le suma la presión de los últimos días por parte de la oposición de una nueva agenda por parte del gobierno para levantar la economía, como también en el cambio de estrategia para frenar la curva de contagiados.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas, INE, la cifra se incrementó en 4 puntos porcentuales en los últimos 12 meses, y también representa un alza frente al desempleo del 9% registrado en el trimestre móvil inmediatamente anterior, de febrero-abril. «Hay un deterioro importante en el mercado laboral, que está dado por los sectores que son importantes dentro de la economía y que tienen mayor dinamismo«, expresó en conferencia de prensa la directora del INE, Sandra Quijada.

La pandemia no da tregua en Chile. Los contagiados totalizan más de 282.000, y las muertes a pesar de los malos conteos y diferentes metodologías, ya se contabilizan en 9.205 fallecidos. Chile se mantiene en el puesto número 7 de los países en el mundo con más personas con Covid-19. Y con estas cifras el gobierno no cambia la estrategia de testear, trazar y aislar, la región metropolitana lleva más de 100 días de cuarentena y las personas que se contagian siguen subiendo, algo anda mal entonces. Las voces de la oposición y de los gremios de la salud insisten en un cambio de estrategia, y de que en crisis hay que dejarse ayudar, sobre todo, cuando estamos hablando de la crisis sanitaria más grande de los últimos 100 años.

Hoy todo Chile está pendiente de cómo enfrentar esta crisis sanitaria, tratando de sobrevivir a la cuarentena; los chilenos y chilenas estamos viviendo con mucha incertidumbre, con miedo y dolor porque las cifras de contagios y de personas fallecidas suben y suben. Se escucha por parte de muchos de que hay que realizar un cambio en la estrategia, pero el gobierno y el presidente Sebastián Piñera parecen no darse cuenta o una vez más hacen oídos sordos.

A través de una carta abierta la oposición y los gremios de la salud insistieron en realizar un llamado al ministro de Salud, Enrique Paris, para que acepte la ayuda ofrecida. La misiva expresa que: “las propuestas ofrecidas obedecen a los malos resultados de las medidas implementadas hasta ahora, y que, de no modificarse, se profundizará la crisis sanitaria, social y económica. Ha sido una constante en el manejo de esta pandemia el desprecio por la participación», «no querer dejarse ayudar por quienes han ofrecido colaboración desde un inicio tanto del sector de la salud como de otros sectores (…) es quizás el más importante error que se ha cometido durante esta crisis”. La respuesta ha sido fragmentar y excluir a voces disidentes«.

En ese sentido, la carta abierta manifiesta que esperan una reacción por parte del ministro de Salud. “Esperamos respuesta del gobierno y la generación de espacios de participación efectivos y con real capacidad de apoyar e incidir en la conducción de la crisis hacia una Nueva Estrategia Sanitaria. Entender nuestro llamado como una propuesta de “co-gobierno” es no entender lo que implica una democracia sana y moderna, que no comienza y termina en las urnas, sino que se desarrolla en un diálogo permanente con las organizaciones y ciudadanía de un país, donde el liderazgo se ejerce haciéndose responsable de las decisiones e incorporando la mayor diversidad de miradas posible”.

Pero frente a todas estas cifras negras de junio el gobierno y el presidente no escuchan a nadie, y están como dicen los jóvenes “en otra”; pareciera que viviesen en otra dimensión y en otro país. Mientras a los chilenos y chilenas se les prohíbe despedir a sus familiares y amigos, debido a que hay restricciones para funerales y misas, el presidente y su familia violan el protocolo sanitario, abriendo la tapa de la urna en pleno funeral. Mientras en la región metropolitana se contabilizan más de 1.200 “ollas comunes”, en el palacio de La Moneda licitan “productos gourmet” para abastecer la cocina de lujos en plena pandemia.

Cuando los parlamentarios de la oposición están tramitando un proyecto para evitar que se suspendan servicios básicos como el agua, la electricidad, el gas, y medidas excepcionales para telefonía e internet, el gobierno analiza un veto para proteger las ganancias de esas grandes empresas… y así suman y siguen los desaciertos; es lo que está sucediendo ahora y en Chile.

A gritos y una vez más se le pide al gobierno y al presidente que se pongan en lugar de millones de chilenos y chilenas que hoy no tienen qué comer, pero pareciera que la realidad supera la ficción, ya que en plena cuarentena el presidente va a comprar vinos a una exclusiva vinoteca, mientras millones de sus compatriotas deben pedir un permiso temporal dos veces por semana para ir de compras para alimentos y medicamentos… no hay salud señor presidente, ¡póngase en el lugar de millones de chilenos y chilenas!

 

 

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar