Democracia y Política

Predominio de la izquierda radical marca el comienzo de la Convención

La elección de la mesa de la Convención Constitucional -con Elisa Loncón como presidenta y Jaime Bassa como vicepresidente- más el entorno de violencia al comienzo de la jornada de ayer, mostraron cómo el sector de la izquierda más dura podría “tomarse” el debate del proceso constituyente. 

 

La primera medida de la mesa de la Convención Constitucional: apoyar una amnistía o indulto para los detenidos post 18 de octubre, incluyendo a los presos de la macrozona sur. Esta fue la confirmación de lo que ya se sentía en el aire: una hegemonía de la izquierda más dura en la instancia encargada de redactar una propuesta de una nueva Constitución para el país.

Así marcaron su sello la presidenta de la Convención, Elisa Loncón (escaños reservados del pueblo mapuche) y el vicepresidente Jaime Bassa (independiente-Convergencia Social). Un sello que incluso, antes de la elección de la mesa, estuvo presente en toda la jornada.

Tal como estaba previsto, las marchas desde distintos sectores del centro se llevaron a cabo desde las 8 de la mañana, acompañando a convencionales de izquierda que se dirigían a la sede del Congreso Nacional en Santiago. Pero la amenaza de rodear la Convención se materializó un par de horas después, minutos después de las 10:00 horas, justo cuando debía comenzar la ceremonia de investidura a cargo de la secretaría y relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares.

Cuando la funcionaria tomó el micrófono, convencionales de la Lista del Pueblo se abalanzaron a la testera exigiendo que detuviera la ceremonia. “¡No puedes seguir con esto, simplemente para!” le dijo la convencional Elsa Labraña a Valladares, seguido con cánticos relativos a liberar a los presos. Mientras esto ocurría, un tímido himno nacional se escuchó ejecutado por unos jóvenes músicos. Empezaba el caos. Porque no solo Chile Vamos se mantuvo tranquilo cantando el himno, también lo hicieron figuras de la centroizquierda como Patricia Politzer, Patricio Fernández y Agustín Squella. Estos últimos se llevaron la peor parte, pues fueron abucheados por constituyentes de la izquierda más radical.

¿Resultado? Se suspendió la sesión y se vivió un pequeño déjà vu del 18-O: ex primera líneas ahora constituyentes salieron a la calle, carabineros, rejas papales, carro lanzaaguas, piedras hacia las fuerzas policiales. Es decir, profecía autocumplida.

Ya reanudada la sesión, cerca de las 13:00 horas, en el Congreso los constituyentes aceptaron el cargo para el que fueron electos. Y comenzó otra lucha, esta vez, con los votos para elegir al presidente de la Convención donde se configuraron cuatro grupos: Chile Vamos con Harry Jürgensen; Isabel Godoy apoyada por el Partido Comunista -incluso por Daniel Jadue en su campaña,  y la Lista de Pueblo; Patricia Politzer por la centroizquierda, y Elisa Loncón con la adhesión del Frente Amplio y el Colectivo Socialista.

La pelea estuvo en la izquierda radical: entre Godoy yLoncón quien finalmente salió electa tras una segunda vuelta, aunando a las fuerzas de la izquierda. “Estamos instalando aquí una manera de ser plural, de ser democrático, de ser participativos. Por eso esta convención que hoy me toca presidir, transformará a Chile en un Chile plurinacional”. Y agregó: “Es posible hermanas y hermanos, refundar este Chile. Establecer una nueva relación entre el pueblo mapuche, las naciones originarias y todas las naciones que confirman este país”.

El duelo de la izquierda se repitió en la elección de la vicepresidencia. Luego de tres votaciones se impuso el abogado constitucionalistaJaime Bassa, quien logró votos de la centroizquierda tras un pulso con Rodrigo Rojas, conocido como “Pelao Vade”, símbolo de la primera línea.

Ya como miembro de la testera, Bassa señaló: “Desde la Convención Constitucional vamos a impulsar el proyecto de ley de indulto para que las personas que están privadas de libertad por razones políticas recuperen su libertad lo antes posible”. Función que no está contenida en la reforma constitucional que dio pie al proceso de redactar una propuesta de una nueva Constitucion

Algo que no quisieron recordar los constituyentes fue que algunos de los delitos que se pretenden indultar incluyen, entre otros, mutilación a carabineros, incendio mortal, homicidio frustrado y alzamiento armado.

Hoy a las 15:00 horas, la mesa pondrá en votación este tema junto con la creación de nuevas vicepresidencias. Otro nicho de negociación donde se verá si la hegemonía de la izquierda más dura prevalece.

 

 

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba