DictaduraEconomíaPolíticaRelaciones internacionales

EEUU: colapso eléctrico podría dejar a Venezuela sin crudo para enviar a Cuba

 

Estados Unidos busca activamente nueva maneras de ayudar al presidente interino Juan Guaidó detener el envío de petróleo a Cuba, pero el régimen de Nicolás Maduro podría enfrentar en breve serios problemas para hacerlo por su propia cuenta, dado el acelerado colapso de la producción petrolera de Venezuela.

Frank Fannon, subsecretario de Estado de Energía de los Estados Unidos, dijo en una entrevista con el Nuevo Herald que la producción de crudo venezolano está siendo golpeada por los problemas eléctricos por las que atraviesa el país sudamericano, lo que podría complicar la capacidad del régimen de seguir subsidiando la economía cubana.

“Estamos buscando nuevas oportunidades y evaluando medidas para combatir el continuado saqueo de los activos del pueblo venezolano” por parte de Cuba, manifestó Fannon. “No estamos solo en esto, la comunidad internacional nos está acompañando. Este comportamiento tiene que terminar”.

_RA33614.jpg
El subsecretario de Estado de Energía de los Estados Unidos, Frank Fannon, habla en un foro realizado recientemente. El funcionario dijo en una entrevista con el Nuevo Herald que Washington busca nuevas maneras para ayudar al presidente interino Juan Guaidó a poner fin el suministro de crudo a Cuba. CORTESÍA EL DEPARTAMENTO DE ESTADO

Esos esfuerzos fueron emprendidos en el marco de las sanciones tomadas por la administración de Trump contra la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), y las autoridades estadounidenses están hoy instando a diferentes gobiernos y compañías privadas ha abstenerse de hacer negocios con el régimen, dijo.

Guaidó, cuyo gobierno interino es reconocido por más de medio centenar de países, ha prometido que pondrá fin a los envíos de crudo a la isla que a lo largo de los años le han costado al empobrecido pueblo venezolano varias decenas de miles de millones de dólares.

Pero Maduro podría tener dificultades por su propia cuenta para enviar los 50,000 barriles diarios que hoy destina para subsidiar la economía cubana.

“Lo que estamos viendo en el generalizada mala administración de Maduro es la incapacidad de mantener las luces prendidas en el país”. Y eso va a afectar todo tipo de operaciones, incluyendo la producción de crudo, dijo.

“Para poder enviar algo tienes que producirlo primero”, dijo Fannon.

Las interrupciones eléctricas, la decisión del gobierno estadounidense de prohibir las ventas de diluyentes al régimen de Maduro, y el generalizado mal manejo de la industria petrolera amenazan con limitar drásticamente la capacidad de PDVSA de producir barriles de petróleo, explicó.

IMG_EEUU-PDVSA-DEMANDA_9_5_1_MTF9FL6S_L451918876.JPG
Los tanques se encuentran ubicados en una de las instalaciones de la Faja Petrolífera del Orinoco, el mayor reservorio de crudo del mundo. Fernando Llano AP

Los diluyentes son clave para poder elevar la calidad del extrapesado crudo venezolano lo suficiente para poder ser colocado en los mercados.

La producción de petróleo cayó en marzo en unos 150,000 barriles diarios, a 900,000 barriles diarios, y algunos expertos han advertido que la producción podría caer a unos 500,000 para finales de año.

La producción se encontraba en 2.2 millones de barriles diarios cuando Maduro tomó control del régimen bolivariano de Caracas, dijo Fannon.

La situación financiera es bastante delicada dentro de PDVSA, debido a las obligaciones que tiene el régimen con Rusia y China.

Según datos de la firma de consultores Inter American Trends, Venezuela envía a China cerca de unos 350,000 barriles diarios para pagar préstamos que consumió en el pasado y otros 250,000 barriles a Rusia por el mismo concepto. Ninguno de esos envíos genera dinero fresco al régimen.

Adicionalmente, PDVSA deben destinar unos 250,000 barriles diarios para cubrir el consumo interno de Venezuela. Esas obligaciones, que suman unos 850,000 barriles diarios, dejan poco espacio para mantener los 50,000 barriles diarios que son enviados a Cuba si la producción continua cayendo.

Fannon dijo que la mala administración de Maduro ha destruido lo que una vez fue una empresa estatal modelo, hasta el punto que hoy es un proveedor de crudo poco confiable.

“Lo que hemos visto a través del absoluto mal manejo de lo que antes era una estrella que brillaba entre las estatales petroleras, PDVSA, ahora está en el piso”, dijo Fannon. “Es mucho lo que hay que reconstruir”.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar