DictaduraGente y SociedadPolítica

‘Se acabaron los Somoza y los Ortega’: opositores nicaragüenses fundan una Coalición Nacional

'En Nicaragua es posible una nueva manera de hacer política', dicen los principales líderes sociales del país.

Las dos principales fuerzas de oposición en Nicaragua anunciaron  la creación de una Coalición Nacional para «cambiar la forma de hacer política», como una alternativa al sistema establecido por el sandinista Daniel Ortega, informó la agencia española de noticias EFE.

El pasado 17 de enero, las opositoras Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), y Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) invitaron a los nicaragüenses a sumarse a la Coalición Nacional  para restablecer la democracia en el país.

Ambos grupos también esperan «repotenciar la lucha» contra el gobierno de Daniel Ortega, ganar las elecciones de 2021 y «reconstruir el país» devastado por la «dictadura», de acuerdo con la información brindada a la prensa por líderes de la ACJD y la UNAB, dos entidades creadas tras las protestas civiles que estallaron en 2018 y derivaron en la peor crisis de las últimas décadas.

«Esta es una convocatoria para formar una coalición amplia, incluyente y unida», dijo el economista Juan Sebastián Chamorro, miembro de la ACJD, al señalar que invitarán a sumarse «a todos los partidos políticos del país» que adversen al Gobierno «y quieran democracia y libertad», informó la agencia de noticias The Associated Press (AP).

También pretenden formar comisiones de trabajo y atraer a los trabajadores públicos, a los médicos y a los «policías de bien», indicaron.

«Estamos presentando una alternativa de esperanza, pues este era un clamor popular como lo fue desde abril de 2018, la exigencia de que Ortega tiene que irse», declaró a AP el líder universitario Lesther Alemán.

La oposición pretende, con esta iniciativa, oxigenar sus fuerzas y volver a intentar la unidad después de largos meses de incertidumbre frente a un Ortega aparentemente fortalecido por el apoyo de la Policía, de fuerzas paramilitares y de la jefatura del Ejército.

El anuncio de la nueva coalición surge en medio de un ambiente político enrarecido, marcado por denuncias de «ejecuciones selectivas» de opositores en el campo y de «acoso policial» a jóvenes excarcelados.

«Esta es precisamente la respuesta a la desesperanza», dijo al ser consultada por AP Ivania Álvarez, joven dirigente de la UNAB arrestada en noviembre y liberada hace 18 días. «Estamos trabajando en un plan-país que a corto plazo se propone sacar a Ortega, y a mediano plazo reconstruir el sistema electoral y todas las instituciones destruidas por este régimen corrupto», indicó.

Hasta ahora, el Gobierno no ha reaccionado a la formación de la Coalición Nacional. La vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, dio declaraciones a los medios oficiales este mediodía sin referirse al tema.

Por su parte, un comunicado divulgado por la Coalición este viernes llama a la unidad de todos los sectores. «El primer paso que estamos dando para esta reconstrucción es unirnos todos sin exclusión para repotenciar esta lucha», dice el documento.

«Se acabaron los Pedrarias, los Somoza y los Ortega. La lucha de los jóvenes, campesinos, mujeres, pueblos indígenas, afrodescendientes y la lucha silenciosa de todos los nicaragüenses demostró que en Nicaragua es posible una nueva manera de hacer política. Se acabó lo viejo», asevera.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar