Gente y SociedadOtros temasPolítica

En medio de la pandemia de coronavirus, el rey de Tailandia se aisló en un resort de los Alpes con un harén de 20 mujeres

Rama X está alojado junto a su séquito en Garmisch-Partenkirchen, al sur de Alemania. La noticia despertó indignacion en su país

El rey de Tailandia Maha Vajiralongkorn, también conocido Rama X, ha vuelto a dar la nota en medio de la pandemia mundial de coronavirus al reservar completo el Grand Hotel Sonnenbichl, en el resort alpino alemán de Garmisch-Partenkirchen para pasar la cuarentena junto a su harem de 20 mujeres y prevenir el contagio con el Covid-19.

El monarca taliandés de 67 años no solo se recluyó con sus 20 concubinas sino con numerosos sirvientes, según reveló el diario alemán Bild. Lo pudo hacer gracias a que el hotel consiguió un permiso especial del consejo distrital para alojar a la delegación asiática en medio de las restricciones que rigen por la pandemia para la actividad hotelera en Alemania.

El Grand Hotel Sonnenbichl, en el sur de Alemania, cerca de la frontera con Austria

El Grand Hotel Sonnenbichl, en el sur de Alemania, cerca de la frontera con Austria

La noticia de que Rama X se recluyó en un resort de lujo en Alemania fue recibida con indignación por miles de tailandeses. Aunque la ley del país impone penas de hasta 15 años de prisión para quien critique o insulte al monarca, el hashtag #porquénecesitamosunrey se volvió tendencia con más de 1 millones de tuits en las últimas 24 horas.

 

Hasta este lunes, Tailandia sumaba 1524 infectados por el Covid-19 y 5 muertos.

El rey no se muestra en su país desde febrero. Un activista opositor ha denunciado en Facebook que en las últimas semanas ha estado viajando entre varios destinos entre Suiza y Alemania.

Rama X llegó al trono en 2016, luego de la muerte de su padre, Bumibol, que reinó durante 70 años con mucha reserva y sin salir de su país durante décadas. Desde entonces, las intrigas, purgas y escándalos han dominada al palacio real.

Rama X, está casado, pero se muestra abiertamente con sus amantes. Con una de ellas desarrolló un vínculo especial y fue más allá: quiso que viviera oficialmente con él y con su esposa, y para eso le concedió un título.

 

El 28 de julio del año pasado, precisamente el día de su cumpleaños 67, el rey Maha Vajiralongkorn nombró a Sineenat Wongvajirapakdi “consorte real” (“Chao Khun Phra”), cargo que no se otorgaba desde hace casi cien años. En la ceremonia, de la que también participó la reina, la joven debió acostarse a los pies del monarca, que le arrojó un poco de agua en la cabeza, como dicta la tradición.

La última vez que había ocurrido algo similar fue en 1921, cuando el rey Vajiravudh (Rama VI) designó “Chao Khun Phra” a Prayoon Wong, miembro de la conocida familia Bunnag. En el pasado los monarcas tailandeses eran polígamos, práctica que se abandonó en el siglo XX y fue abolida legalmente en 1935.

 

En octubre pasado, a solo tres meses de nombrarla consorte, el monarca repudió a su amante y concubina. “Desleal”, “ambiciosa” e “ingrata” fueron los adjetivos usados en el comunicado en el que se anunció la decisión de retirarle a Sineenat el título de consorte real y sus demás cargos militares y reales. Hasta perdió el derecho a usar su nombre noble y debió volver a usar el que tenía cuando nació: Niramon Ounprom.

Desde entonces, se desconoce su paradero.

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar