Cine y TeatroCultura y ArtesObituarios

Muere Gina Lollobrigida a los 95 años, una actriz entre el «divismo», el «narcisismo» y la falta de amor

El mito del cine italiano trabajó con los grandes directores y actores de la época, aunque decidió regresar a Europa y alejarse paulatinamente del cine. En su última época protagonizó escándalos sentimentales e incluso saltó a la política

 

Eran los años de la posguerra y su belleza encarnó el sueño del italiano medio, y también en el extranjero representó la idea de belleza italiana. Precisamente, junto a su rival Sophia Loren, quien al conocer la noticia de su muerte ha dicho que se sentía «profundamente conmocionada y entristecida», Gina Lollobrigida contribuyó a crear la imagen de la diva italiana, sabiendo transformarse de sex symbol, en la década de los años 50 y 60, en una estrella internacional.

Elenco casi infinito

Entre sus muchos éxitos también se encuentra el film ‘La mujer más guapa del mundo‘ (1955), dirigida por Robert Z. Leonard, en pareja con Vittorio Gassman, una historia novelada de la vida de la soprano Lina Cavalieri, demostrando ‘La Lollo’ tener dotes de cantante lírica. También interpretó varios papeles dramáticos, demostrando versatilidad en ‘Trapecio’, de Carol Reed, donde compartió escenas con Burt Lancaster y Tony Curtis; en ‘ Nuestra Señora de París‘, de Jean Delannoy (1956), interpretó a Esmeralda junto a Anthony Quinn como Quasimodo. En 1961 con la película ‘ Cuando llegue septiembre‘, de Robert Mulligan, junto a Rock Hudson, ganó un Globo de Oro como mejor actriz, protagonizando al año siguiente junto a Stephen Boyd la película ‘Venus imperial’ de Jean Delannoy, con el papel de Paulina Bonaparte, sobre la historia de amores, aventuras y escándalos de la hermana de Napoleón, casi un film hecho a su medida, que le valió un David de Donatello, el premio de la Academia del Cine Italiano.

Casi infinito es el elenco de sus películas: ‘ La burla del diablo‘, de John Huston, con Humphrey Bogart y Jennifer Jones; ‘ Espadas cruzadas’, con Errol Flynn; ‘Cuando hierve la sangre’, de John Sturges con Frank Sinatra; ‘Salomón y la reina de Saba’, dirigida por King Vidor, con Yul Brynner. En la década de 1970, Gina Lollobrigida redujo sus apariciones en el mundo del espectáculo, para dedicarse a otra pasión, la fotografía. Pero en esa época regaló también a sus admiradores otra interpretación inolvidable como protagonista en ‘Las aventuras de Pinocho‘ (1972), la gran miniserie de Luigi Comencini.

Gina Lollobrígida, en su villa romana, en una fotografía de 2006
                  Gina Lollobrígida, en su villa romana, en una fotografía de 2006 – Reuters

 

Hollywood le dedicó un homenaje en el 2018 con la Estrella en el Paseo de la Fama. Con ese motivo hizo una declaración significativa sobre Marilyn Monroe, con la que entabló amistad en Los Ángeles: «Era una persona débil; Marilyn quería un hombre que la amara, eso era todo lo que quería. Pero cuando eres tan popular, es una desgracia, porque los hombres son muy celosos. Ser popular es agradable, pero nunca es fácil. ¡De eso sé algo! El amor nunca lo he tenido. Nunca llegué a tener relaciones importantes, solo amistades», confesó Gina Lollobrigida.

Vida privada

Su vida personal está llena de luces y sombras, con una terrible violación siendo menor, denunciada solo muchos años después. Se casó muy joven con el médico esloveno Milko Skofic, con el que tuvo su único hijo, Andrea Milko, nacido en 1957. Mantuvo una larga relación con el catalán Javier Rigau, 34 años más joven que ella, con un discutido matrimonio, anulado por la Sacra Rota romana. Además de su atormentado final con Riugau, Gina Lollobrigida se ha visto amargada hasta sus últimos días por otro delicado proceso judicial relacionado con su patrimonio. Su único hijo Mirko y su nieto Dimitri plantearon en un tribunal de Roma, en el año 2017, la necesidad de que se tutelara su millonario patrimonio por su «incapacidad» para gestionarlo, denunciando a su joven asistente Piazzola, que ha llevado una ostentosa vida de lujo con el dinero de la legendaria actriz. Un informe psiquiátrico aseguró que Lollobrigida oscila entre «el divismo, narcisismo y la inseguridad» y mantiene una relación de «sometimiento psíquico» con su joven asistente. Los separan 61 años: ella tiene 95 años, él 34.

El tribunal decidió que la actriz necesitaba un «administrador de apoyo», una sentencia confirmada en el tribunal de apelación. Gina Lollobrigida volvió a recurrir al Tribunal Supremo, pero no fue admitido el recurso de sus abogados. El Alto Tribunal decidió, en octubre de 2021, que la actriz «necesitada de asistencia para la realización de actos de administración extraordinaria relativos a la gestión de su patrimonio y de la sociedad». Determinada y batalladora siempre, la legendaria actriz se presentó en las elecciones generales italianas del pasado 25 de septiembre, encabezando la coalición denominada Italia Soberana y Popular. Fue una maniobra de su abogado, el exmagistrado Antonio Ingroia, para una operación de contraataque en el proceso judicial y mostrar que Gina Lollobrigida estaba «perfectamente lúcida». Pero no se produjo el milagro de su elección. La Bersagliera ha tenido un triste ocaso, pero se esforzó por mostrar su coraje hasta el final.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba